Haití al borde

Was8987010-1705 WP 121215 Retamal

Manifestantes marchan en Puerto Príncipe, Haití, el 5/12 en protesta por los resultados electorales que llevan la nación a un balotaje presidencial el 27 de diciembre (Hector Retamal / Agence France-Presse través de Getty Images)

Washington Post, Consejo Editorial, 11 de diciembre 2015 –

Cuando recién elegido presidente de Haití en 2011, Michel Martelly, un ex estrella del pop, dijo altivamente que era su sueño unificar la nación caribeña, cuya inestabilidad crónica rivaliza con su profunda pobreza como fuente de sufrimiento. Ahora, cuatro años después, Haití está políticamente polarizado como siempre, y el Sr. Martelly merece una gran parte de la culpa.

En medio de impasses y riñas repetidas en torno a las reglas electorales, entre el presidente y sus opositores, se tardó más de cuatro años para que el país organizara elecciones legislativas. Mientras tanto, en enero, el parlamento nacional fue disuelto después de vencido su mandato, y muchos gobiernos locales se quedaron sin designar.

Bajo la ley haitiana, el Sr. Martelly no puede servir un segundo mandato consecutivo, y una primera vuelta de las elecciones presidenciales para elegir a su sucesor se realizó en octubre. Sin embargo, la votación, que contó con 54 candidatos, fue caracterizado por el fraude, la compra de votos y votaciones repetidas.

Ya sea que el fraude fue masiva o simplemente extensa es una cuestión de debate. De cualquier manera, le tomó semanas para anunciar el recuento final de la primera ronda, y la confianza en los resultados no fue ayudado por el hecho de que el candidato ranqueado primero fue el sucesor elegido a dedo del Sr. Martelly – un hombre de negocios previamente desconocido llamado Jovenel Moise, conocido como “Hombre Banana” (Sr. Moise ha estado activo en la promoción de las exportaciones de banano.) Protestas y violencia callejera han sobrevenido.

Con la segunda vuelta para elegir al presidente proyectada para el 27 de diciembre, una parte significativa de la sociedad civil haitiana, incluidas organizaciones de derechos humanos y el clero, han pedido un aplazamiento para hacer un recuento y verificación de los resultados de la primera ronda. También lo ha hecho el segundo finalista, Jude Celestin, quien dice que no participará en la segunda vuelta sin una revisión independiente de los resultados de la primera ronda.

Sr. Celestin y otros son al menos en parte justificados en dudar de la integridad del proceso hasta el momento, así como de la independencia de los nueve miembros del Consejo Electoral Provisional. Sin embargo, partir de cero o aplazar la segunda ronda de manera indefinida es una receta para agitación continuada y más violencia.

Un recuento está bien, en principio, pero ha sido bloqueado por el Consejo Electoral; en cualquier caso, no hay ninguna garantía de que sería visto como correcto e imparcial. Una mejor manera de salir del callejón sin salida es proceder con la segunda vuelta con garantías de un mayor escrutinio por parte de observadores internacionales de las elecciones de la Organización de los Estados Americanos y otros lugares, incluyendo los Estados Unidos. Organizar esto puede requerir un breve aplazamiento, pero no debe ser estirado varias semanas.

Como el Sr. Martelly señaló poco después de asumir el cargo, los haitianos están desesperados por la reconciliación nacional. Él no ha cumplido, a pesar de la ventaja de haber sido el único presidente de Haití electo democráticamente para tomar el poder a partir de un antecesor elegido democráticamente.

De cara al futuro, avanzar con elecciones justas y transparentes para elegir al sucesor del Sr. Martelly es crítico para que Haití tenga alguna esperanza de lograr un consenso nacional, y más aún superar los efectos persistentes del terremoto cataclísmico de 2010 y una epidemia de cólera que sigue cobrándo vidas.

https://www.washingtonpost.com/opinions/haiti-on-the-brink/2015/12/11/1fd38b5c-9f7b-11e5-a3c5-c77f2cc5a43c_story.html

Traducción del inglés gentileza Diálogo 2000.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s