Peter Mulrean, pare ahí!

ambassadeur_americain_pinochio1-300x246En vísperas de la conmemoración del 212º aniversario de nuestra Independencia, el embajador estadounidense, Peter Mulrean, una vez más y una vez de más ha pasado la raya para escupir sobre el Pueblo haitiano y sus Ancestros. Una enésima ingerencia que recuerda la frase del subsecretario de Estado William Philipps, señalado por Noam Chomsky en La tragedia de Haití: ” ‘Es un pueblo inferior, incapaz de mantener el nivel de civilización que los franceses lo han dejado o de desarrollar cualquier habilidad de autonomia que le daría derecho al respeto y la confianza de la comunidad internacional ‘ ”.

En respuesta a la arrogancia de Mulrean, líder eficaz del GRUPO CORE, varias voces se escucharon en Haití y en la diáspora. La carta dirigida el 30 de diciembre de 2015, a dicho embajador, constituye una piedra en la Ciudadela de resistencia permanente y colectiva a construir frente a la ingerencia de la Comunidad Internacional en los Asuntos internos de Haití.
Dice así:

Puerto Príncipe, 30 de diciembre 2015

Sr. Peter F. Mulrean

Embajador de los Estados Unidos en Haití

Su despacho-

Sr. Embajador,

Permítame recordarle que sus recientes declaraciones en la prensa, según las cuales las acusaciones de fraude masivo en las elecciones de 2015 no se basan en ninguna prueba, constituyen una violación flagrante del artículo 41-1 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18 de abril de 1961, brújula de todos los diplomáticos del mundo civilizado:
” ‘ Sin perjuicio de sus privilegios e inmunidades, todas las personas que gocen de esos privilegios e inmunidades deberán respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor. También están obligadas a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado.’ ”

Usted se ha erigido en Juez Supremo de la Nación haitiana, como sus antepasados colonos en los tiempos fuertes de la esclavitud y de la ocupación estadounidense, al pretender olvidar que estos fraudes electorales son infracciones cuya calificación y persecución son determinados según los Códigos de las leyes penales de Haití y no el Código negro que quitó a mis Antepasados todo humanidad y todo dignidad.

Sr. Embajador,
Permítame recordarle igualmente que las acusaciones gravísimas señalan la implicación de agentes de la Comunidad Internacional, en particular de las Naciones Unidas, miembros del GRUPO CORE, en estos fraudes electorales masivos realizados en beneficio de criminales de todo tipo relacionados con el tráfico de drogas y el lavado de dinero, semilleros principales del terrorismo.

En este sentido, sólo una Justicia independiente puede pronunciarse sobre la existencia o ausencia de pruebas, no un Embajador con pretensiones proconsulares.

El Pueblo haitiano ha conquistado con su sangre el derecho de entrar por la puerta grande en el concierto de las Naciones civilizadas, al abolir para siempre la ley inhumana de la esclavitud, impuesto antaño a la humanidad por sus Padres colonizadores como factor civilizador.

Sin ánimo de ofender a los actuales dirigentes que actúan como funcionarios de la Comunidad Internacional, Defensores incorregibles de los intereses de las Potencias extranjeras una vez colonialistas y ahora nostálgicas de ese pasado innoble, el Pueblo haitiano a través de sus hijos auténticos sabrá identificar sus intereses superiores y sus verdaderos amigos, defiende su dignidad y su honor.

Sr. Embajador,
Por último, permítame recordarle que la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18 de abril 1961 es una conquista de la humanidad en su lucha permanente por salvaguardar el Derecho de los Pueblos a la libre determinación. Los Pueblos haitianos y estadounidenses, por su historia sin precedentes y el valor de sus Padres Fundadores, han luchado por una Sociedad mundial de derecho, igualdad y libertad. Actuar como lo hace y como la mayoría de sus predecesores, constituye un retroceso brutal de la Historia.

A la espera de que el Departamento de Estado y el Congreso de los Estados Unidos se ocupen formalmente de su ingerencia que constituye un uso personal de las funciones diplomáticas en Haití, le advierto desde ya que este asunto será también elevado ante los próximos Paises donde Ud. será acreditado. Eso, a los efectos del derecho.

Newton Louis ST JUSTE, Abogado

http://omegaworldnews.com/?p=23285

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s