Batay Ouvriye: Sobre la situación electoral en Haití

Logo Batay OuvriyepwenPuerto-Príncipe, Jueves 4 de febrero 2016

Durante las elecciones del 2010 y analizando los discursos de los distintos candidatos, habíamos declarado: “Son 19 desgracias – ¡Están todos contra nosotros!” No fue dicho así por casualidad. En efecto, ningún candidato nunca se pronunció verdaderamente para el retiro de las tropas de la MINUSTAH; ninguno se pronunció sobre el salario mínimo de miseria que nos mata directamente; ninguno habló de la reforma agraria tan necesaria; tampoco sobre la proletarización acelerada que exige la imposición brutal de un neo-liberalismo sin límite; tampoco sobre la descarada dominación de los terratenientes arcaicos o de los sanguinarios burgueses de ahora… nada respecto a la “justicia” podrida que siempre le da ventaja a estos poderosos; nada sobre los parlamentarios “comelones” o sobre la corrupción generalizada en el Estado. Nunca uno hizo referencia a las relaciones arcaicas que siguen vigentes en las distintas ramas de la producción o en la formación social globalmente, relaciones que bloquean de hecho cualquier desarrollo de las fuerzas productivas y, así, cierto avance progresista. Ni una palabra concerniendo estos temas tan fundamentales para nosotros: ni una palabra pues sobre los espacios de conflicto, expresión de la lucha de clase y de la dominación en curso. Es simplemente porque todos, de una manera u otra, están atados a estos grandes intereses dominantes. Y son los que van todos a defender. ¡EN CONTRA DEL PROLETARIADO Y DE LAS MASAS POPULARES EN GENERAL! Si alguna vez denuncian la miseria popular extrema, ninguno indica las razones de esta desgracia estructural. Peor: de repente piensan que son los mismos explotadores (con las famosas “inversiones”, ¡sobre todo extranjeras!) quienes van a resolver la situación dantesca de la población.

Hoy en día, si se podría añadir algunas exacciones más y la evidencia de un “Plan” único imperialista-burgués que incluye zonas francas, agro-industrias, turismo de lujo y extracciones de minerales casi gratuitamente, se puede decir que todavía es lo mismo. Nada ha cambiado de nuestras posiciones de aquel entonces. La sistematización y las exageraciones de la política pro-imperialista extrema de Martelly han facilitado la comprensión general de esta situación. E igual no nos sorprende que la “oposición” clásica de los partidos políticos tampoco hace ninguna referencia respecto a nuestros verdaderos intereses citados, sobre todo los que evidencian el antagonismo que hoy existe entre los intereses de las clases dominantes y los del proletariado y el pueblo en general.

Todos los vaivén que se están dando en la cabeza del Estado no son más que expresiones, por una parte, del bloqueo político de las clases dominantes en el marco de la crisis general que los arrebata (crisis de legitimidad, de representatividad, de funcionamiento…); y, por otra parte – justamente para tratar de resolver aquello – de un reajuste en el bloque en poder.

En este bloqueo, ciertamente, nuestras conquistas democráticas han sido muy duramente atacadas últimamente. Y el fraude descomunal que tratan de imponer el imperialismo junto con el equipo ultra-reaccionario en el poder en las elecciones del 9 de agosto y del 25 de octubre, en vistas de asegurar la continuidad de su proyecto, necesita de un control global y de una represión mayor. Igual pasó durante la ocupación norte-americana del 1915. De hecho, para asegurar su dominio, los Yankees no solo hicieron horrores en contra de los campesinos, los obreros y los trabajadores en general, pero también formaron y dejaron la entonces “Garde d’Haïti”, fuerza local reaccionaria y represiva al máximo, exactamente como lo están haciendo hoy con la policía nacional (PNH). No nos sorprende entonces su actuación brutal y dirigida. En este sentido, no nos sorprende tampoco la posición conciliadora de los ideólogos pequeño burgueses al servicio de las clases dominantes quienes tratan de asimilar la violencia policial a unos “errores”, pidiéndola de “reconsiderar su actuación” y “sinceramente proteger y servir a toda la población, tal como (supuestamente) lo dice la constitución”. Mientras que, por el otro lado y eso diariamente, criminalizan la violencia popular, respuesta exasperada frente a la dominación global de los sanguinarios en el poder. Estas mistificaciones no hacen más que desviar y bloquear las luchas populares.

Las movilizaciones que reclaman unas elecciones “honestas, creíbles etc…”, lo hacen en el marco de la mistificadora democracia burguesa. Pero, a pesar de esto, como espacio conquistado por las mismas luchas populares, vienen muy a propósito. Este espacio (otra vez, conquistado) facilita la organización y las necesarias movilizaciones a venir. En la medida que se hacen de una manera amplia y combativa, coinciden con nuestros intereses y estamos presentes en ellas. De allí la recién posición del Sindicato textil nuestro (SOTA-BO) que, también exasperado por la burguesía textil que se aprovecha de la situación reaccionaria para aumentar represión, dominación y explotación de una manera descomunal, alienta la participación de la clase obrera entera dentro de estas movilizaciones. También, bloquear el segundo turno del 24 de enero, fue una pelea frontal al imperialismo (Core Group, embajadas imperialistas de Estados-Unidos, Francia y Canadá, apoyadas por las principales de América Latina: Brazil, Argentina, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Chile…) y de la oligarquía local, representa ciertamente un logro en defensa de la apertura democrática conquistada en gran peligro. Es que estamos agobiados con la política de Martelly, la cual, en el marco del reajuste en el bloque en poder del cual hablamos, ha facilitado la vuelta de los más reaccionarios duvalieristas y, en este mismo movimiento, ha acompañado la dominación económica del proyecto imperialista de explotación sin límite con la actualización de la represión criminal de estos torturadores. Pero también estamos igualmente hartos de la dominación global. Si este régimen bajo pretexto de “desarrollo” ha reproducido y profundizado las relaciones de dominación y explotación, la “oposición tradicional” tampoco aborda este aspecto fundamental.

¡ ESTAMOS CANSADOS CON TODOS ELLOS !

Igual que estamos cansados con esta “democracia” que nos dicen “al servicio de todos” mientras que lo que vivimos concretamente es que sirve para oprimirnos de hecho, y de paso mistificarnos siempre.

Todo nuevo poder tiene que sobrepasar eso. Para ello, no hay otra solución: debemos basar nuestras organizaciones y movilizaciones en NUESTROS INTERESES ¡ NADA MÁS ! La FUERZA POPULAR en construcción debe entonces AUTONOMIZARSE TOTALMENTE de los partidos políticos de la supuesta “oposición” que quieren utilizar nuestra insatisfacción y nuestro coraje para ponerse a la cabeza del Estado, en vista clara de ejecutar igual el plan imperialo-burgués de dominación y explotación sin límite que abiertamente se proponen las clases dominantes. Esto exige que las BASES ORGANIZATIVAS nuestras, junto con nuestras MOVILIZACIONES, siempre estén construidas a partir de nuestros intereses: de obreros y desempleados, de pequeños campesinos dominados y explotados, de artesanos, de pequeñas comerciantes y vendedoras, de todos los pequeños empleados públicos como del sector privado…: del pueblo en su totalidad. ¡NADA MÁS!

Con la relación de fuerzas que enfrentamos, es posible exigir que las personas electas por ejemplo rindan informe de su trabajo. Exigimos que nos hablen de su programa, al cual le confrontaremos nuestros intereses. Exigimos que nos describan claramente los mecanismos necesarios para implementar lo que pretenden. Y discutirlo. Al electo, cualquiera que sea, le exigimos un plazo para implementarlo. Y si no logra lo que ha prometido ¡que sea revocado! En cualquier momento que juzguemos necesario. De veras, esta “democracia representativa” ¡nos harta ya! Es tiempo de proponerse cambios en su funcionamiento. Serán conquistas que pueden desequilibrar en algo la estructura en poder y, de una vez, dejarnos más espacio para avanzar hacia nuestros objetivos adelantados. Sin revisionismo desviante y bloqueador, pero con una capacidad de trascendencia esencial.

Porque, hay que tener claro: ¡ NO TIENEN SOLUCIÓN ! Por una parte, el mínimo reajuste que tratan de ejecutar, no tiene en cuenta las profundas contradicciones que hierven en la formación social. Seguirán pues estallando en su cara. Por otro lado, la lentitud de sus resoluciones propuestas no llega nunca a alcanzar la velocidad del proceso, de tal forma que, en un desfase anacrónico, estarán siempre atrasados. ¡NO TIENEN SOLUCIÓN! Su mistificación de “democracia” es lo único que les queda. ¡NO HAY QUE ACEPTARLA! No hay que aceptar esta mistificación que supuestamente incluye el derecho “de todos” y no hace más que pisar los nuestros, mientras que sus ideólogos e intelectuales de todo índole se disputan la palabra sobre qué forma tiene que coger este cadáver, sin nunca cuestionarse sobre su esencia, su naturaleza. No queremos una “democracia”, ni elección, ni candidato que no cuestione las relaciones sociales de dominación en presencia, no queremos una “democracia” que no cuestione el proyecto imperialista de explotación y dominación que tratan de imponernos. ¡No queremos una “democracia” que no denuncie radicalmente la OCUPACIÓN!

Dirigiéndonos al pueblo en general, interpelamos sin embargo a los más conscientes, aquellos que sienten que, nacionalmente como internacionalmente, a pesar de las dificultades de este momento tan reaccionario, podemos aprovecharnos de cualquier brecha para avanzar más profundamente en nuestra construcción. Para esto, lo esencial, hoy, es reconocer y poner al frente NUESTROS PROPIOS, CONSCIENTES Y ACTIVOS INTERESES e imponerlos con nuestra organización y nuestra movilización autónoma. Sin oportunismo, individualismo o clientelismo.

¡VIVA UNA MOVILIZACIÓN ORGANIZADA Y ESTRUCTURADA

A PARTIR DE NUESTROS INTERESES NADA MÁS !

+++

Texto recibido de los autores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s