Haití, democracia en pausa

La segunda vuelta de las elecciones en Haití ha sido pospuesta de manera indefinida. La decisión tenía sentido. Las calles repletas de manifestantes, los tiroteos y el incendio de oficinas electorales dejaban claro que la elección quedaría invalidada por las matanzas y el caos.

Además, unas elecciones en las que solo participa un candidato dejarían un resultado ridículo y fraudulento.

El candidato es Jovenel Moïse, un político desconocido elegido por el presidente actual, Michel Martelly, cuyo periodo ha concluido. Durante la primera vuelta, celebrada en octubre de 2015, Moïse terminó en primera posición, pero esa elección quedó tan contaminada por acusaciones de votos fraudulentos e intimidaciones a los votantes, que Jude Célestin, que quedó en segundo lugar, denunció el resultado y decidió no hacer campaña en la segunda ronda.

El argumento de Célestin, secundado por otros políticos de la oposición, líderes religiosos y empresariales, así como miembros de la diáspora haitiana y organizaciones de derechos humanos, es que la frágil democracia del país se enfrenta a una crisis de legitimidad. Solo después de investigar las elecciones del año pasado (incluyendo las elecciones legislativas de agosto, que también fueron objeto de violencia y fraude) y reformar el proceso de votación, podrá el país elegir un gobierno merecedor de la confianza de los ciudadanos. A principios de este mes, los miembros del Senado haitiano votaron para pedir que la segunda vuelta se pospusiera.

Martelly no estuvo de acuerdo.

Deseaba dejar en el poder a su sucesor antes de abandonar el cargo el 7 de febrero, como lo requiere la constitución. Los últimos días de la semana pasada, mientras las protestas aumentaban, Martelly seguía insistiendo en que la segunda vuelta de las elecciones debía llevarse a cabo. Tenía el apoyo de los Estados Unidos (que ya ha gastado más de 33 millones de dólares en el proceso electoral haitiano), de la Organización de los Estados Americanos y de otros gobiernos extranjeros que habían ejercido presión para que los funcionarios haitianos procedieran. Los funcionarios electorales decidieron suspender la votación solo cuando la amenaza de violencia se volvió incontenible.

El Departamento de Estado dijo: “Los Estados Unidos reafirman su apoyo a un proceso electoral confiable, transparente y seguro, que refleje la voluntad del pueblo haitiano”.

Pues, sí, eso estaría bien. Pero, por ahora, en Haiti no se dan las condiciones que permiten ese tipo de elecciones y no surgirán de repente. El Presidente Martinelly no las ha generado durante su mandato de cinco años. También ha exhibido las tendencias autocráticas de los peores gobernantes haitianos y ha tenido mucha responsabilidad en la crisis al no convocar a elecciones locales y parlamentarias durante años. Los periodos de casi todos los funcionario electos en el país se han terminado, lo cual ha permitido que Martelly gobierne por decreto desde enero de 2015.

Este mes se cumplen seis años de la devastación provocada por el terremoto de 2010. El mundo —particularmente Estados Unidos­— se adelantó con promesas de ayudar a reconstruir los edificios e instituciones destrozados. Desafortunadamente el trabajo se dejó a medias; problemas añadidos como la epidemia de cólera y la crisis económica actual no lo han puesto fácil. Ahora Haití está otra vez ante el precipicio debido a un desastre electoral provocado por el mal manejo de los funcionarios, un presidente muy cuestionado y la amenaza de una inestabilidad que podría tener consecuencias devastadoras.

El mejor resultado sería que Martelly se fuera, hubiera un breve periodo de transición y los líderes haitianos llegaran a un rápido acuerdo en torno a un programa de reformas electorales que permita elecciones libres y justas. Haití, con el apoyo de la comunidad internacional, debe salir a flote de la crisis con una política digna de sus ciudadanos.

http://www.nytimes.com/es/2016/02/06/editorial-haiti-democracia-en-pausa/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Findex

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s