Silencio sobre la crisis electoral y su solución durante la presentación del primer ministro designado, lamenta el G8

AlterpresseEl G8 declara constatar ya, “un cierto malestar entre los artesanos y beneficiarios del golpe de Estado parlamentario, relacionado con ciertos acuerdos secretos que se habrían acordado con el único propósito de satisfacer ciertas ambiciones de poder”.

P-au-P 29 de febrero de 2016 [AlterPresse] — El Grupo de los ocho (8) candidatos a la presidencia (G-8), que cuestionan los resultados finales de las elecciones del 25 de octubre de 2015, lamenta la ausencia de la cuestión de la crisis electoral y las soluciones previstas en los discursos oficiales durante la presentación, el viernes 26 de febrero de 2016, del nuevo primer ministro nombrado, Fritz-Alphonse Jean.

“En los discursos de circunstancia, la cuestión de la naturaleza de la crisis electoral y de la solución de la crisis, que pasa obligatoriamente por la creación de una comisión de investigación independiente y de verificación electoral, fue evitada deliberadamente”, denuncia el G-8, en un comunicado de prensa de fecha 29 de febrero de 2016, transmitida a la agencia en línea AlterPresse.

Esta presentación, oficialmente calificada de “instalación”, no responde: ni al deseo de la Constitución, ni a lo del supuesto acuerdo concluido el 6 de febrero de 2016 entre el ex presidente Joseph Michel Martelly y los presidentes de ambas cámaras del Parlamento, critica el G8.

El G-8 dice tomar nota de esta presentación oficial, “dentro de la lógica del golpe de Estado parlamentario”, de Fritz-Alphonse Jean en la función del Primer Ministro.

Varios sectores de la vida nacional expresaron sus reservas sobre este nombramiento, el 25 de febrero de 2016, de Fritz-Alphonse Jean como primer ministro de consenso.

La ceremonia de presentación Fritz-Alphonse Jean incluso fue rehuido por el primer ministro saliente, Evans Paul, y los miembros de su gobierno.

“Con el jefe de Estado, tenemos una misión a corto plazo: juntar a todo el mundo, involucrar a todos en la construcción de la base, lo que provoquerá a más largo plazo, el milagro del renacimiento de Haití”, declaró el nuevo primer ministro nombrado, en su presentación oficial en la presencia de varios representantes del cuerpo diplomático acreditado en Haití.

“Ante la emergencia, debemos crear las condiciones necesarias para la realización de elecciones creíbles, honestas y transparentes, y al mismo tiempo, restaurar la estabilidad macroeconómica mediante la recuperación de las finanzas públicas”, dijo Fritz-Alphonse Jean.

“El establecimiento de la comisión de investigación administrativa, responsable de arrojar luz sobre la gestión del régimen Tèt kale (del ex presidente Joseph Michel Martelly), no forma parte de la agenda del gobierno de transición, a pesar de muchas denuncias de la corrupción que caracteriza el poder”, lamenta el G-8.

Hasta ahora, se espera todavía la formación de esta comisión de investigación administrativa y el establecimiento de un nuevo Consejo Electoral Provisional, para continuar el controvertido proceso.

El G-8 pone de manifiesto una falta de compromiso con la creación de esta comisión de investigación administrativa, en un momento en que algunos donantes extranjeros amenazan con congelar el desembolso de fondos, para protestar contra la supuesta mala gestión financiera de la administración política saliente.

En un corto período de tiempo, la administración política saliente ha manejado una gran cantidad de fondos, incluyendo los fondo de reconstrucción (por valor de varios miles de millones de dólares USA), los fondos de Petro-Caribe (por un importe también de varios miles de millones de dólares USA) y los apoyos presupuestarios internacionales.

Rechazando cualquier idea de integrar o de apoyar de una manera u otra, el equipo actual, el G8 reafirma su preocupación principal, que es la restauración de la sinceridad de las controvertidas elecciones del 9 de agosto y del 25 de octubre de 2015, son el fin – según dice – de “dar nueva esperanza a las masas sufrientes, que exigen, con justa razón, participar en las decisiones importantes que afectan a la nación.”

El G-8 también dijo constatar, ya, “un cierto malestar entre los artesanos y beneficiarios del golpe de Estado parlamentario, relacionado con ciertos acuerdos secretos que se habrían acordado con el único propósito de satisfacer ciertas ambiciones de poder”.

En los ojos del G-8, la transición política, iniciada con la instalación de Jocelerme Privert el 14 de febrero de 2016, se lleva a cabo hoy en Haití “sin ninguna preocupación por la transparencia, que normalmente debe caracterizar las acciones de los personajes públicos, los funcionarios del Estado, ni consideración alguna por el pueblo haitiano, que languidece en la miseria con las masas rurales golpeadas por una grave sequía”. [Abril Emb rc 02/29/2016 10:50]

http://www.alterpresse.org/spip.php?article19775#.VtTnr2CTp7s

Traducción del francés Diálogo 2000-JS Argentina, por http://haitinominustah.info

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s