Informe del Secretario General sobre la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití

onuNaciones Unidas, Consejo de Seguridad, S/2016/225 (Extracto), 8/3/16

X. Observaciones y recomendaciones

58. A pesar de las considerables dificultades, incluidas las enormes pérdidas humanas y materiales causadas por el terremoto de 2010, Haití y el pueblo haitiano han hecho notables progresos hacia la estabilidad política. La actual incertidumbre institucional y electoral es lamentable; no obstante, en todos los sistemas políticos cabe la posibilidad de que haya períodos de inestabilidad, por muy nefastos que sean. La capacidad de los agentes haitianos de superar la incertidumbre política que se está viviendo será un claro indicio del progreso logrado por el país en lo que respecta a la estabilidad política y el afianzamiento de la cultura democrática.

59. A pesar de los esfuerzos realizados por las instituciones haitianas para celebrar las elecciones pendientes durante largo tiempo, solo se llevaron a cabo dos de las tres vueltas electorales previstas. Después de las votaciones del 9 de agosto, en que hubo algunos incidentes de violencia localizados, las votaciones relativamente pacíficas del 25 de octubre permitieron elegir a 14 senadores y 92 diputados de la Cámara Baja. Entretanto, las tensiones políticas y de seguridad, impulsadas por las denuncias de fraude, en particular en las elecciones presidenciales, persistieron durante meses. A excepción del candidato progubernamental que ganó en la primera vuelta, el proceso electoral fue criticado tanto por los candidatos presidenciales de la oposición como por la sociedad civil. En cambio, todos los candidatos a la asamblea legislativa electos, con independencia de su afiliación política, juraron sus cargos en la fecha constitucional, el 11 de enero de 2016, y el 50o parlamento se inauguró tras un año sin que hubiera un parlamento que funcionara.

60. El aumento de las tensiones relacionadas con las acusaciones de fraude llevó al Consejo Electoral Provisional a aplazar la tercera y última vuelta de las elecciones, que incluían la última vuelta de las elecciones presidenciales, en dos ocasiones, la segunda sine die en respuesta a las crecientes preocupaciones por la seguridad. Este estancamiento político condujo al país al borde de un vacío de gobernanza, que se evitó gracias al acuerdo alcanzado el 5 de febrero por el Presidente saliente, Sr. Martelly, y los Presidentes de las dos cámaras del Parlamento, antes de que concluyera el mandato presidencial el 7 de febrero de 2016. El acuerdo, que refleja el espíritu de la Constitución, contiene un procedimiento para mantener la continuidad institucional consistente en que el Parlamento elija a un Presidente provisional para un período de transición de 120 días, este nombre a un Primer Ministro y se complete el proceso electoral. A lo largo de todo este tiempo, mi Representante Especial y la Secretaría, así como otros miembros de la comunidad internacional, incluidas las organizaciones regionales y subregionales, interpusieron sus buenos oficios para apoyar las negociaciones entre los agentes nacionales, lo cual es testimonio del compromiso de la comunidad internacional con Haití.

61. Ahora que se ha alcanzado un acuerdo para evitar el vacío de gobernanza, insto una vez más a todos los agentes haitianos a que continúen trabajando juntos en el espíritu de la Constitución de su país y apliquen el acuerdo de 5 de febrero a fin de hallar soluciones haitianas para los problemas haitianos. Exhorto a todos los interesados políticos a que, de buena fe, adopten inmediatamente todas las medidas necesarias para asegurar la conclusión del proceso electoral iniciado en 2015. Tras la elección de un Presidente provisional el 14 de febrero y la designación del Primer Ministro, corresponde ahora a todas las instituciones del país, incluida la Presidencia provisional, asegurar que las disposiciones del acuerdo se apliquen plenamente, con el mismo espíritu de avenencia y dentro de los plazos acordados. Acojo con satisfacción las gestiones realizadas por el Presidente provisional hasta la fecha para designar a un Primer Ministro y los esfuerzos paralelos para revitalizar el Consejo Electoral Provisional. La rápida renovación del Consejo Electoral Provisional es una condición indispensable para concluir las elecciones de manera que quede reflejada la voluntad del pueblo. En términos más generales, el compromiso permanente de todos los interesados políticos de hallar soluciones haitianas consensuadas a los problemas del país es esencial para la unidad y la estabilidad de Haití a más largo plazo.

62. Deseo subrayar la necesidad de que todas las partes interesadas ejerzan moderación, y hago un llamamiento a sus representados para que actúen de manera responsable a fin de preservar la seguridad y la estabilidad durante este delicado período de transición. Haití ha podido mantener un entorno mayormente pacífico a pesar de las tensiones relacionadas con la situación política; no obstante, los progresos realizados hasta la fecha siguen siendo frágiles y podrían sufrir retrocesos. Encomio el desempeño de la policía nacional, que funcionó satisfactoriamente durante este período, sin apenas necesidad de asistencia por parte de los componentes militar y de policía de la MINUSTAH. También acojo con agrado que prosigan las actividades de contratación y capacitación de policías, gracias a las cuales la meta de 15.000 efectivos estará al alcance de la policía nacional o se alcanzará antes del fin de 2016.

63. Haití no puede permitirse que haya inestabilidad política durante el actual período de tendencias económicas negativas, caracterizado por un crecimiento económico escaso y por la disminución de los niveles de inversión. El país sigue siendo vulnerable a las crisis humanitarias, como las provocadas por la sequía, la insuficiencia de infraestructura hídrica, de salud y de saneamiento, y la presencia de enfermedades diarreicas. Estas crisis han tenido una repercusión todavía mayor sobre la cuarta parte de la población que vive en condiciones de extrema pobreza, las 59.000 personas desarraigadas por el terremoto de 2010 que permanecen en emplazamientos de desplazados internos y asentamientos tipo campamento y las que han regresado o sido deportadas a Haití. Insto a que se siga prestando atención a estas cuestiones, haciendo especial hincapié en la situación alimentaria resultante del efecto combinado de los tres años de sequía y un fenómeno de El Niño especialmente intenso.

64. El aumento de los casos de cólera registrado en 2015 es preocupante. Apoyo el esfuerzo de las autoridades haitianas por luchar contra el cólera, junto con todas las enfermedades transmitidas por el agua e infecciosas, mediante una combinación de respuesta rápida a los brotes y una inversión continua en infraestructura hídrica, de salud y de saneamiento. La baja tasa de brotes registrada en el último trimestre de 2015 es prometedora. Sin embargo, la disminución de la financiación humanitaria está reduciendo la capacidad de las Naciones Unidas para prestar asistencia a los esfuerzos de Haití. Eliminar esta epidemia no solo es posible sino imprescindible, y exhorto a los Estados Miembros a que apoyen la labor que se está realizando.

65. Me sigue preocupando la lentitud con que se avanza en el fortalecimiento del estado de derecho y la erradicación de la impunidad. Pese a que se han dado pasos importantes, como la finalización del proyecto de código de procedimiento penal y la puesta en marcha de un sistema de guardias para jueces y audiencias inmediatas, las numerosas deficiencias del sistema judicial siguen afectando a los derechos humanos, en particular el derecho a un juicio imparcial en un plazo razonable y las condiciones de detención. Exhorto a las autoridades a que encaren la reforma del ordenamiento jurídico adoptando las medidas legislativas, ejecutivas y administrativas apropiadas, y las insto a que refuercen las instituciones del estado de derecho para garantizar la justicia y promover y proteger los derechos humanos del pueblo haitiano, que es uno de los elementos decisivos para consolidar la estabilidad del país.

66. En vista de la incertidumbre política existente en Haití, propongo que, una vez concluido el proceso electoral, se realice una evaluación estratégica, como dispuso el Consejo de Seguridad en su resolución 2243 (2015). Espero que el proceso se lleve a término de manera pacífica y dentro de los plazos señalados en el acuerdo de 5 de febrero, de modo que se pueda efectuar una valoración positiva que desencadene una evolución notable de la presencia de las Naciones Unidas en Haití. Teniendo en cuenta el desarrollo de la situación sobre el terreno, tengo intención de presentar recomendaciones al Consejo de Seguridad sobre el futuro de la MINUSTAH antes de que expire su mandato en octubre de 2016.

67. Para concluir, quisiera expresar mi agradecimiento a mi Representante Especial, la Sra. Sandra Honoré, por los servicios prestados en apoyo de Haití en esta coyuntura delicada. También quisiera dar las gracias a las mujeres y los hombres de la MINUSTAH, los países que aportan contingentes y fuerzas de policía, y el equipo de las Naciones Unidas en el país y los colaboradores por su dedicación y compromiso continuados en favor de la estabilidad y el desarrollo de Haití. Asimismo, deseo rendir homenaje al fallecido Comandante de la Fuerza de la MINUSTAH, el Teniente General José Luiz Jaborandy Junior.

 

Ver aquí el Informe completo: http://www.un.org/en/ga/search/view_doc.asp?symbol=S/2016/225&referer=http://www.un.org/en/sc/documents/sgreports/2016.shtml&Lang=S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s