Cuando el embajador Peter Mulrean maneja la transición post-Martelly

arton25916-cab7fPor el Encuentro de haitianos en Montréal contra la ocupación de Haití (REHMONCO). 12.4.16 –

El REHMONCO constata, sin gran sorpresa, la interferencia del Embajador estadounidense, Peter Mulrean, en los asuntos internos de Haití.

Despojándose del traje diplomático, Mulrean, sin ruborizarse siquiera, se declara en contra de la creación de la Comisión de Verificación, que considera inoportuna y una pérdida de tiempo; y en una reciente entrevista con el diario Le Nouvelliste [1], deja entender que su gobierno podría participar en la lucha contra la corrupción en Haití persiguiendo legalmente a los individuos implicados.

Declaraciones que serían cuando menos consternantes, si no salieran de la boca de un hombre que sabe pertinentemente que se encuentra en territorio conquistado.

Algún día habría que escribir la historia política de la embajada estadounidense en nuestro país. Una embajada que es una verdadera “institución”, un Estado dentro del Estado.

Desde la ocupación en 1915, ayuda a desarrollar la política exterior diseñada y preparada para Haití, una política que básicamente consiste en mantener al país bajo la dominación imperialista de los Estados Unidos.

Las intervenciones de esta embajada han adoptado diferentes formas, dependiendo de las coyunturas, las circunstancias y los contextos.

Recordamos a Clinton E. Knox, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario (1969-1973), conocido por el apodo de “Macoute honorario” por su apoyo al régimen de los Duvalier.
Recordamos también a Alvin Philip Adams, mejor conocido como “Bourik Chaje” carácter extravagante, transferido a Haití dos años antes del sangriento golpe de Estado de1991 (¿Era una simple coincidencia o tenía a cargo una misión?).

Pocos, también, los que no han sucumbido a los encantos embriagadores de la Embajadora Pamela A. White, caminando por las calles de la capital abrazados con el chispeante primer ministro Laurent Lamothe. Esta fue la “edad de oro” de la jarana martelliana.

Hoy en día, los tiempos han “cambiado”. La transición que quería Washington, poniendo en el poder al delfín de Martelly, Juvenel Moise (el hombre banano), fracasó. Todavía falta gestionar el post-Martelly. Y Mulrean parece ser el hombre para la ocasión.

El personaje es tranquilo y flemático. Se esfuerza por hablar un francés cuidado e impecable; cosa de mostrar a las “élites” de este “pequeño país” que la lengua de Molière no tiene secretos para él.

Cuando habla en los medios de comunicación, es para dar lecciones de democracia, de derechos humanos, de libertad; todo lo que para él, constituye la esencia de la política exterior estadounidense. Un mito que sigue reiterando al oído de nuestros parlamentarios y líderes políticos, personas que, en su opinión, deben observar textualmente los dictados de Washington.

No vacila a intervenir en la política del gobierno, la dirección económica que considera oportuna para el país, especificar la fecha de las elecciones, etc. Sabe que tiene el poder de la ayuda financiera, de los programas de “desarrollo”, la concesión de visados y becas, que distribuye parsimoniosamente a las familias de esos senadores y diputados listos a prostituirse para conseguir flos favores del tutor blanco.

Hoy en día, nuestro embajador se impacienta. Quiere que las elecciones se realicen lo más rápido posible. En eso se juega, dice, el futuro del país, la lucha contra la pobreza, contra las epidemias. En pocas palabras, es a través de la estabilidad política, pregona él, que la nación haitiana encontrará el camino a la prosperidad.

¿Qúe significa para Mulrean “estabilidad política”? ¿Es el régimen mafioso de Martelly, que, después de cinco años en el poder, habría dejado las arcas del Estado vacías, un gobierno que, en la persona de su presidente, encarnó el más vulgar del sexismo? ¿Es todavía el regimen durante el cual vimos la miseria de la gente aumentar de manera exponencial, la explotación de los trabajadores en las zonas francas intensificarse, la riqueza mineral del país entregado a las empresas extranjeras depredadoras? ¿Es eso lo que llama prosperidad?

Mulrean dijo que la “estabilidad política” atrae a los inversores. ¿De qué inversores está hablando? ¿Son esos empresarios que después del régimen de Jean-Claude Duvalier, invierten en la subcontratación, el turismo, la agroindustria? ¿Capitalistas locales e internacionales que se beneficiaron de la destrucción de la agricultura, la industria nacional, del éxodo rural?

Actualmente, esta “estabilidad política” que tienta tanto a Mulrean atraviesa una vez más una profunda crisis. Desde hace casi veinte años, su reproducción y mantenimiento dependen cada vez más de la injerencia extranjera. Política y sobre todo militar. Mulrean lo sabe. Es por esto que se hace cargo de gestionar el post-Martelly con seriedad, no sólo para garantizar la celebración de elecciones, sino también y sobre todo la reproducción del status quo. Que en realidad significa para el pueblo de Haití, la continuación de la pobreza, la explotación, la exclusión.

En estos momentos de gran sufrimiento de la nación haitiana, es hora de poner fin a esta dominación de las potencias imperialistas en la gestión de Haití. Esta es la razón por la que REHMONCO anima a las fuerzas progresistas, las organizaciones populares de Haití, a continuar la lucha contra esta dominación imperialista y reclamar a las clases trabajadoras en Canadá, los Estados Unidos y los países de América Latina a unirse a este lucha por la emancipación y la autodeterminación del pueblo haitiano.

Para la autenticación.
Renel Exentus
Ricardo Gustave

http://www.pressegauche.org/spip.php?article25916

Traducción del francés Diálogo 2000 – Jubileo Sur Argentina, por http://haitianominustah.info

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s