El asesino que se esconde en un mapa del CDC

¿Que causó la epidemia de cólera en Haití? El CDC sabe pero no lo dice.

Por Jonathan M. Katz, Slate.com, 14 abril 2016 –

El viernes último una amiga que está investigando en el Centro de los EEUU para el control y prevención de enfermedades (CDC) en Atlanta me envió una foto de un panel que se expone en el museo de esa institución. Pensó que me podía interesar porque tiene que ver con la epidemia de cólera en Haití que he vivido desde su comienzo y sobre la cual he escrito desde entonces.

Tenía razón, me encendió la mente.

Mapa CDC 1

Farren Yero

Para comprender la locura que implica uno debe conocer algo acerca de dos de los mapas en la imagen y la historia del CDC con la epidemia.

La parte principal del mapa, esa masa rosada y colorada, que parece la pinza de un cangrejo, es Haití. Específicamente es Haití en el momento culminante de la peor epidemia de cólera en la historia reciente. Una peste increíble que, según la contabilidad oficial, ha matado al menos 9.265 personas y enfermado a 775.000 sólo en ese país. Muchos expertos opinan que estos números son groseras subestimaciones.

A pesar de que este mapa es sólo una instantánea de los primeros días de enero de 2011, a menos de tres meses transcurridos de una epidemia que se extiende por casi seis años, se nota que ya ninguna parte del país estaba libre de afectación. (Las áreas en rojo representan lugares con más de 25.000 casos, las áreas rosado débil las que tenían menos de 1.000)

Ya entonces la epidemia se había extendido hasta la vecina República Dominicana y pronto estaría en Cuba, Venezuela, México y otras partes de la región.

Uno de los factores clave que este mapa omite es que tres meses antes se habían diagnosticado 0 casos de cólera en Haití. De hecho, nunca antes se había diagnosticado un sólo caso. Volveremos sobre esto pronto.

Vamos ahora al segundo mapa, debajo, el pequeño mapa de calles color beige:Mapa CDC 2

Éste es el mapa más famoso en la historia de la salud pública y uno de los más importantes en la historia de la ciencia.

Fue dibujado en 1854 por John Snow, un anestesista y matemático de la época victoriana que, enfrentado a uno de los catastróficos brotes de cólera que atacaron Londres en el siglo XIX, decidió buscar su causa de forma científica.

(En la época la mayor parte de la gente creía que el cólera -una enfermedad bacteriana- era causada por los malos olores, la debilidad moral y física, o la ira de dios)

Para lograr su objetivo Snow fue a Golden Square, en el barrio obrero de Soho y levantó un censo de cuantas personas habían muerto en cada casa de cólera. Hizo, entonces, un mapa de calles: una barra por cada muerte. Y descubrió un patrón: Las barras (muertes) estaban todas concentradas en un área; al acercarse al centro de esa área las barras se vuelven más largas. La mayoría de las barras más largas estaban cercanas a una bomba de agua en Broad Street, marcada aquí:

Mapa CDC 3

Snow concluyó que esto debía haber tenido algo que ver con el brote.

Poco después un ministro local de la Iglesia de Inglaterra de nombre Henry Whitehead se dedicó a negar la teoría de Snow (el reverendo era partidario de la hipótesis de los malos olores-ira de dios). En lugar de ello terminó probando la hipótesis de Snow al descubrir que una mujer, cuyo hijo había muerto de cólera, había tirado sus pañales sucios en un antiguo pozo de basura que había filtrado hacia el pozo de la bomba que estaba al lado. Poco después todos los demás en el vecindario se habían empezado a enfermar.

Con el mapa y la información en la mano Snow teorizó, correctamente por primera vez, que el cólera era una enfermedad causada por organismos microscópicos transmitidos a través del agua sucia. Con lo cual creó, al mismo tiempo, la teoría del origen de las enfermedades por microrganismos, la epidemiología y la salud pública modernas. Nada importante, por cierto.

Una leyenda popular dice que a partir de esto la manija de la bomba fue quitada y el brote se terminó inmediatamente. En realidad éste ya había llegado a su pico y estaba terminándose solo. Llevaría una década y la invención y construcción de un sistema de cloacas y tratamiento de efluentes erradicar el cólera de Londres. Se puede leer acerca de esto en el excelente libro de Steven Johnson “El mapa fantasma”.

Ahora este mapa se exhibe en una exposición itinerante llamada “Lugares y espacios: mapeando la ciencia” que, de acuerdo al folleto, “demuestra el poder de los mapas para resolver cuestiones vitales acerca de los contornos y el contenido del conocimiento humano”. Los creadores de “Lugares y espacios” de la Universidad de Indiana me dijeron que la instalación incluye, también, “visualizaciones de información creadas por el CDC que se relacinonan con el tema de utilizar la imagen para comprender mejor la información”. Este mapa en particular es una de las “piezas del CDC”.

O sea, cualquiera que lo armó debe haber sabido que el pequeño mapa de Londres y el gran mapa de Haití tienen algo importante que ver uno con el otro: ambos indican la fuente de un brote de cólera.

Se puede ver si uno mira con atención. Es el punto con la fecha más temprana cerca de él, exactamente contiguo al río azul que tiene todos los otros casos aparecidos tempranamente agrupados río abajo.

Justo aquí:

Mapa CDC 4Sin embargo el mapa que se exhibe no menciona particularmente ese punto. No hay ningún subrayado, no hay un cuadro explicativo, no hay un color especial, ninguna imagen parecida a la que muestra el mapa de Snow. El texto insertado arriba a la derecha que intenta mostrar “poblados afectados por el cólera a lo largo del río Artibonite” ni siquiera lo incluye.

De hecho, a pesar de que hace una analogía directa entre el mapa de Snow y el mapa de Haití, la muestra del CDC no muestra en absoluto una fuente para el cólera en Haití.

¿Porqué eso es así?

Una vocera del CDC dice en un correo electrónico que el mapa de Haití fue creado para “optimizar acciones de respuesta en el terreno”. Localizar el origen de la epidemia, afirma, “no hacía a ese propósito”.

 

Esa es una razón. La otra es que el CDC sabe, tan bien como cualquiera, que la fuente-ese punto no identificado al lado del triángulo rojo, la fuente de Broad Street de Haití- era una base de las tropas de paz de Naciones Unidas. Ésta:

Foto CDC 1

Base de Onu, octubre de 2010. Jonathan M. Katz

 

Que estaba llena de cosas como estas:

Foto CDC 2

Un charco de materia fecal humana al lado de una afluente del Río Artibonite. Jonathan M. Katz

 

 

 

 

Los soldados de la ONU en la base acababan de llegar de su país de origen, Nepal, donde estaba en curso un brote de cólera. Debido a prácticas sanitarias negligentes, tales como el vertido al aire libre que se mostró más arriba, había múltiples formas de que sus heces coléricas llegaran desde la base hasta el río, incluyendo caños de letrinas goteando sobre un canal de drenaje que terminaba en el río.

Sea como sea, desde ese punto preciso, esa cepa de cólera (la misma encontrada en Nepal que nunca había sido vista antes en Haití) se difundió a través del país. Para enero de 2011, la fecha que se menciona en el mapa, se había determinado con precisión -principalmente a través de mis informes y el trabajo del epidemiólogo Renaud Piarroux- que éste era el caso.

Desde los primeros días de la epidemia la ONU trató de encubrir lo que había hecho. Desde los soldados de la base hasta el secretario general Ban Ki-moon, todos están implicados. La administración Obama y el gobierno de EEUU no querían que la ONU fuera hecha responsable porque ello podía convencer a otra gente de exigir responsabilidades a las misiones de paz de EEUU, y porque EEUU paga alrededor de un cuarto del presupuesto de las misiones de paz de ONU.

El CDC, una agencia del gobierno de EEUU, desestimuló a los periodistas a que preguntaran por el origen de la epidemia, afirmando que marcar con exactitud el origen, como había hecho Snow, no era “productivo”, ni “central” y que, probablemente “nunca se lograría”. Sus epidemiólogos si establecieron un detalle clave al principio cuando identificaron la cepa de Haití como originaria reciente de Asia del sur; determinando que podía haber venido de Nepal y no de América del Sur, África u otro lugar donde el cólera estaba circulando en la época.

Pero después del eso el CDC se negó a tomar muestras del ambiente de los alrededores de la base o examinar a los soldados durante el tiempo en el cual hacerlo podía haber valido la pena. Todo esto está informado en detalle en un libro condenatorio escrito por Ralph R. Frerichs titulado “El río mortal: Cólera y encubrimiento en Haití después del terremoto”.

En él, Frerichs afirma con buenas razones que la agencia utilizó los mapas como armas de engaño. En uno de los más importantes, distribuido a principios de 2011, escribe, la agencia entreveró el orden de las fechas en la cuales el cólera llegó a las diferentes regiones o departementos de Haití para hacer ver que la enfermedad había aparecido antes en la costa que cerca de la base de ONU. Citando el manual del CDC “Cómo investigar un brote” que según sus palabras hace énfasis en “la importancia de identificar los casos de enfermedades infecciosas y utilizar después la frecuencia de distribución de acuerdo a las fechas de aparición para estimar el momento de inicio del brote” Frerichs escribe: “El CDC ha hecho caso omiso de su propio procedimiento estándar que indica utilizar el “primer caso confirmado” en su “Mapa del brote de cólera en Haití de 2011”. Basó el momento de inicio en la confirmación de laboratorio lo cual implica, en forma falsa, que el cólera apareció primero en el departamento río abajo de Artibonite, dos días después en el departamento Ouest y finalmente, un día después, el 24 de octubre, río arriba en el departamento Centro. Estos hallazgos son completamente contrarios a los que realizaron el equipo de Piarroux y de la salud pública haitiana.”

La determinación del tiempo de ese mapa era crucial porque un panel de expertos nombrado, bajo presión, por Ban estaba en camino para investigar el origen del brote.

“Piarroux sospechaba que el CDC había hecho público el mapa para anticiparse a la llegada del panel de ONU a Haití y estaba ayudando a distraer la atención fuera de la base de mantenimiento de la paz nepalesa en el departamento Centre. Sugerir que el cólera había empezado en otro lado servía a ese propósito.

Fue el primero de una serie de mapas distribuidos en línea por el CDC que utilizó las medidas peores medidas disponibles para mostrar cuando el cólera había aparecido en los 10 departamentos de Haití. La información del CDC se mantuvo en circulación a través de actualizaciones en setiembre de 2011.”

En un raro momento de sinceridad, ante la evidencia que se acumulaba, el entonces director de la división del CDC de respuesta global a enfermedades y emergencias, Scott F. Dowell, habló abiertamente de las consideraciones políticas en la respuesta de la agencia: “Seremos muy cautelosos con el asunto de Nepal porque es un tema muy sensible para nuestros socios en Haití”.

Desde entonces el CDC ha reconocido, en silencio, algunas otras cosas. En julio de 2011, en su revista sometida a revisión de pares; Enfermedades Infecciosas Emergentes, se publicó un trabajo independiente del equipo de Piarroux que muestra evidencia de que las tropas de paz de ONU llevaron el cólera a Haití, aclarando que el mismo “no refleja necesariamente” la posición oficial de la agencia. Los jerarcas del CDC han, a veces, sitado ese trabajo en publicaciones técnicas, en forma condicional. La página de la agencia acerca de la epidemia no hace mención a su causa.

Si el CDC estaba tratando de distraer al panel de ONU con sus mapas, no funcionó. El primer reporte oficial del mismo, emitido en mayo de 2011, establece claramente que la epidemia empezó cerca de la base de ONU.

Un informe revisado, publicado por los mismos cuatro científicos una vez que ya no trabajaban para la ONU es claro: “el personal asociado a la base de la MINSUTAH en Mirebalais es la fuente más probable de la introducción del cólera en Haití”.

La ONU en sí misma no ha reconocido nunca su responsabilidad en el brote. El jefe de la misión de paz en Haití en la época, Edmond Mulet ha sido ascendido continuamente a pesar de que miente públicamente acerca de los hechos del caso.

Ahora es jefe de gabinete de Ban Ki-moon. Los informantes prefieren subrayar su papel en la lucha contra la epidemia que sus tropas comenzaron, de allí la absurda nota en la gráfica hacia la parte superior izquierda del mapa, comparando una historia revisada del brote de Haití con la versión mítica de la manija de la bomba de Broad Street.

De hecho la epidemia en Haití continúa. Ni la ONU ni sus donantes están mínimamente cerca de recaudar los 2,27 millardos de dólares que, se afirma, se necesitan para construir la infraestructura de agua potable y saneamiento indispensables para terminar con aquella.

Mientras tanto, una acción legal contra la misma ONU, en la cual son demandados Ban y Mulet, se arrastra en una corte federal de EEUU. El departamento de justicia de ese país se ha presentado en cada audiencia para argumentar en defensa de la ONU, contra las víctimas haitianas.

Todo lo cual explica las razones por las cuales el CDC expone, en sus oficinas centrales, ya transcurridos cinco años y medios de la epidemia, dos mapas históricos que tienen mucho que ver entre sí. Pero no informan los porqué de que eso suceda.

Jonathan M. Katz es un periodista y autor del libro: “El gran camión que pasó: como el mundo vino a salvar a Haití y dejó detrás un desastre”. Actualmente es escritor residente en el instituto de humanidades John Hope Franklin de la Universidad de Duke.

http://www.slate.com/articles/news_and_politics/foreigners/2016/04/what_caused_haiti_s_cholera_epidemic_the_cdc_s_museum_knows_but_won_t_say.html?wpsrc=sh_all_dt_tw_top

Traducción del inglés W. Yohai, por http://haitinominustah.info 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s