Respuesta de la ONU a críticos de la epidemia de cólera en Haití señala “avance potencial”

Carta trata la “obligación de cumplir con los derechos humanos” de parte de la ONU, en medio del brote mortal introducido en Haití por las fuerzas de paz.

3500

Figaro Nau descansa sobre una camilla en el centro de tratamiento de cólera en Puerto Príncipe, Haití. Al menos 30.000 personas han muerto por el brote, según muestran los últimos estudios. Fotografía: Andrés Martínez Casares / Reuters

The GuardianEd Pilkington en Nueva York
@edpilkington

Miércoles 1 de junio

Naciones Unidas está mostrando los primeros signos de compromiso con respecto a la epidemia de cólera en Haití, después de más de cinco años en los que se ha negado permanentemente a aceptar la responsabilidad de un desastre que ha cobrado decenas de miles de vidas.

Grupos que trabajan con las víctimas haitianas han saludado el cambio aparente de la posición de la ONU como un avance potencialmente grande en una crisis que ha devastado uno de los países más pobres del mundo y minado la credibilidad de la misma organización que se suponía iba a estar ayudando a ella. La bacteria mortal fue importada en el país en 2010, por soldados de la ONU infectados que virtieron aguas residuales contaminadas directamente en los ríos locales. Los estudios más recientes sugieren que al menos 30.000 personas han muerto, con más de dos millones de sobrevivientes de la enfermedad. Los propios expertos de la ONU castigan a Ban Ki-moon por el manejo de la epidemia de cólera en Haití.

La rama de olivo ofertada por la ONU llega en la forma de una carta de Jan Eliasson, su segundo al mando, en respuesta a las fuertes críticas hechas contra el liderazgo de la ONU por los propios expertos de la organización en materia de derechos humanos. Cinco relatores especiales de la ONU sobre los derechos humanos escribieron al secretario general, Ban Ki-moon, en marzo, advirtiéndole que su negativa obstinada a reconocer el papel de la ONU en traer el cólera a Haití estaba socavando la reputación del organismo mundial.

En su carta, Eliasson responde: “El secretario general y yo estamos totalmente comprometidos en asegurar que la organización cumpla con sus obligaciones de derechos humanos”. Pese a no mencionar la controvertida cuestión de la responsabilidad de la catástrofe, dice que está dispuesto a “comprometerse más” en la discusión de la manera en que Naciones Unidas podría hacer más para “ayudar a las víctimas del cólera y sus comunidades”.

Incluso ofrece una promesa vaga, aunque significativa, que la disponibilidad de recursos podría ser “afinada o ampliada, según sea necesaria”.

Beatrice Lindstrom, una abogada del Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití (IJDH), que trabaja con las víctimas del cólera de Haití, dijo que “esto parece un gran avance potencial. Durante cinco años, la ONU se ha negado a participar a cualquier nivel sobre esto, pero ahora, por primera vez reconocen que tienen obligaciones en materia de derechos humanos y están listos para sentarse y hablar “.

La carta sugiere un cambio dramático en el abordaje de Ban. Hasta ahora la posición del ofical más alto ha sido que el organismo mundial está protegido por la inmunidad frente a demandas en su contra, a pesar de que los propios tratados de la ONU establecen que “comisiones de compensación” deben ser establecidos para proporcionar reparación a las personas lesionadas por la actividad de la ONU.

Un factor detrás del nuevo enfoque de Ban y su equipo interno puede ser la demanda federal presentada en nombre de las víctimas de cólera haitianas actualmente bajo consideración de la Corte federal de apelaciones del segundo circuito en Nueva York. La acción legal presenta abrumadora evidencia científica que la bacteria del cólera fue llevado a Haití en octubre de 2010 por soldados de la ONU que fueron reubicados desde un área de Nepal donde la enfermedad es endémica.

No se hizo ningún esfuerzo para examinar a las fuerzas de paz entrantes o para vacunarles de manera profiláctica para evitar la propagación de la enfermedad mortal. Un informe filtrado por los propios investigadores de la ONU, sobre la base de la investigación llevada a cabo un mes después del estallido, encontró un fallo asombroso en asegurar aunque sea un nivel de higiene mínimo, en el campamento de las fuerzas de paz en Mirebalais.

Lindstrom, la abogada principal de la demanda, dijo que a pesar del tono conciliador de la carta de Eliasson, todavía le compete a la ONU arreglar las cosas. “Esto plantea una prueba del liderazgo de Ban Ki-moon meses antes de dejar su puesto – necesita actuar con rapidez para abrir un diálogo con expertos sobre cómo se puede realizar justicia aquí.”

En un anexo a la carta de Eliasson, la ONU plantea las variadas formas por medio de las cuales dice estar esforzándose por contener la epidemia en curso que sigue matando a decenas de haitianos cada mes. Dice que los medicamentos han sido suministrados a los centros de tratamiento de la diarrea, que los sistemas sanitarios han sido construidos y que un programa de vacunación ha sido iniciado con capacidad de cobertura de 100.000 personas.

Pero la cruda realidad es que hasta ahora, sólo el 18% del total de fondos prometidos por la ONU para erradicar el cólera de Haití en 10 años ha sido recaudado. Expertos en salud sobre el terreno se quejan de que el apoyo de la ONU es grotescamente insuficiente.

Joia Mukherjee, directora médica de Partners in Health, que ha operado en Haití durante 30 años, fue mordaz con el papel de la ONU en la lucha contra una epidemia que provocó sin querer. “La ONU no ha estado involucrado en la provisión de fondos o medicamentos para el tratamiento de los enfermos”, dijo. “La ONU no ha participado en la instalación de carpas médicas especiales para los pacientes de cólera. ¿Qué ha hecho la ONU para proporcionar infraestructura de agua y saneamiento? Nada.”

Ella continuó: “Sí, la ONU ha hecho algunas campañas de educación para enseñar a la gente a lavarse las manos. Pero eso es tremendamente insuficiente -es ridículo- en comparación con la magnitud de la epidemia”.

http://www.theguardian.com/world/2016/jun/01/haiti-cholera-epidemic-united-nations-letter

Traducción del inglés Diálogo 2000-JS/A, por http://haitinominustah.info

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s