La revelación de la verdad y el castigo de los culpables

los jugadores - Getty images

”Los jugadores”

Por Leslie Péan, 4 de Junio 2016

El oleaje levantado por el informe de la Comisión Independiente de Evaluación y Verificación Electoral (CIEVE) marca un regreso alentador de la conciencia en la política haitiana. Regreso que viene como una perla en un mundo que persiste en querer premiar la ignorancia y a considerar el saber como algo inútil. Las malversaciones que estaban ocultas que recibían el apoyo de los donantes externos están ahora expuestas a la luz del día. El desastre electoral aparece en toda su fealdad y en toda su amplitud. Las brechas reveladas no pueden ser resueltas y todo debe ser retomado a punto cero. Curiosamente, los golpes mordaces de este informe, que constituye una auténtica subversión democrática, no están a la altura de las expectativas  de ciertos actores de la oposición popular.

Contrariamente a aquellos que querrían ver morir la Comisión Francois Benoit  por sus recomendaciones presentadas como semi-medidas, pensamos que ella ha hecho un excelente trabajo, dejando de lado las pistas falsas y los señuelos destinados a engañar. Nuevamente la conciencia en vías de reencontrarse un lugar en la política haitiana. El enfoque propuesto para descubrir la verdad sobre las elecciones fraudulentas del 25 de octubre 2015 tiene la ventaja de no poner el acento sobre el culpable, que de cualquier manera todo el mundo conoce ya, sino sobre el sistema de los fraudes generalizados montados por este último. En este sentido, el filósofo Gastón Bachelard decía: “No hay más ciencia que la de lo que está oculto”. En efecto, es lo que no se ve y lo que no se oye lo importante y  lo que debe ser objeto de investigación científica. La Comisión Francois Benoit revela los secretos de fabricación de la estafa, lo que está en el fondo del barril,  en el centro del espíritu de la corrupción. El análisis conducido a partir de los centros de votación (BV) y de las Cédulas de Identidad Nacional (CIN) hace emerger la verdad que se quería disimular. Por el peso de las pruebas y argumentos presentados, el veredicto no tiene apelación.

“Cui bono” ( A quién favorece el crimen?)

Según el informe de la Comisión Independiente de Evaluación y de Verificación Electoral (CIEVE), “La proporción de votos inidentificables (29%) aplicada al total de los votos válidos (1.560.631) significa que los BVs, mesas de votación habrían autorizado a 448.000 ciudadanos a votar sin para ello establecer el acta de deficiencia correspondiente como está estipulado en el decreto electoral. El segundo elemento crítico es la proporción del número de CIN (cédulas de identidad) correcto compararada con las firmas  y/o las huellas. El porcentaje de falsas Cédulas de Identidad encontradas es del 16.2%. Para los 1.112.600 votos identificables (votos válidos reportados sobre los PV menos el número de CIN inscritas a mano), 180.250 serían falsas CIN para un total de 628.000 votos inidentificables. El número de votos no identificables ( 628.000 votos, o sea el 40% de los votos válidos), es más elevado que el número total de votos obtenido por el candidato colocado a la cabeza de la lista según los resultados del CEP, más elevado que el número total de votos obtenidos por el segundo y el tercer candidato, y más elevado que la diferencia entre el primero y el quinto candidato.(2)”

Se puede agregar a este palmares de desgracias el hecho de que el 29% de los votos son votos zombis y que las listas electorales parciales (LEP) no existen en el 90% de los casos. Respondiendo a la pregunta de Ciceron “Cui Bono” (A quién favorece el crimen?), se ve claramente la identidad y  los móviles del culpable. Y se comprende también porqué los comandatarios de estos profesionales del crimen no querían siquiera oir hablar de verificación. Bien informados de la realidad y de la amplitud de los fraudes, ellos se opusieron desde el comienzo a toda iniciativa e hicieron en ese sentido una corte asidua a los parlamentarios.

La Comisión Francois Benoit señala con el dedo a los responsables del lodazal. No los muele públicamente, no llama a la venganza contra ellos, lo que de todas maneras estaba más allá de su mandato. LA FUERZA DEL INFORME ES QUE NO INDIVIDUALIZA A NADIE. SON LOS BENEFICIARIOS DEL FRAUDE LOS QUE DEBEN SER CASTIGADOS SEGÚN EL DECRETO ELECTORAL. Los responsables de las elecciones fraudulentas están abrumados  por deducción pero la Comisión permanece muda sobre las persecuciones judiciales que convendría llevar adelante contra ellos. En el mismo espíritu ella concede una credencial de buena conducta, a decir verdad inesperada, a los parlamentarios, absteniéndose de recomendar la anulación de las legislativas. La intriga no está desentrañada, a menos que el Consejo Electoral Provisorio (CEP) decida, en su momento, tratar con el mismo rigor a todos los defraudadores, a todos los niveles. No podemos olvidar que el presidente Privert, el día de su asunción, declaró que ningún parlamentario perdería su banca. ¿Deberá él volver atrás con su promesa?

Aproximándonos a la fecha del fin de su mandato, el 14 de junio, es lícito preguntarse si podrá él agarrar el toro por los cuernos. A menos que los progresistas y demócratas se unan para poner fin a la actitud manifestada hacia los fraudes. Llamando a la movilización para poner fin a la zombificación del pueblo haitiano, como lo ponía de relieve el agrónomo Joel Ducasse [3] el 7 de mayo de 1986.

No tenemos más elección que la de abandonar nuestras conductas complejas que alimentan el “chen manje chen” , el “comerse los unos a los otros”, y la criminalidad. Retomar nuestro imaginario místico es tan necesario como  irreversible  es la necesidad de reapoderarnos del proceso electoral . El informe de la Comisión Francois Benoit ha dejado en claro porqué la comunidad internacional no quería que la corrupción del CEP fuera consignada en documentos que servirán para escribir la historia. Placas de registro para la eternidad! Pero no nos desorientemos. Lo más importante sigue siendo el enemigo interno que hace tanto daño o más que el enemigo externo. Así como los norteamericanos se dan cuenta que desde la guerra de Vietnam en donde perdieron 58.000 soldados, tres veces más son los que se han suicidado desde entonces en los EEUU. Un fenómeno similar se reproduce para los veteranos de las guerras de Afghanistan y de Iraq. Según Mélanie Klein, “ por cada soldado muerto por el enemigo, 25 veteranos se suicidan” (4).

La sociedad haitiana se encuentra también confrontada a un retorno comparable del garrote con la eflorescencia de la “clase política reinante en el poder del Estado” que desde 1804 cree firmemente que la función pública es la única fuente de riqueza en el país.

La política económica que se siguió produjo en un primer momento el decaimiento de la agricultura, luego una intensa migración interna que engrosó los barrios marginales de la Capital. Esta política desastrosa condujo igualmente al éxodo masivo de los Haitianos en el siglo XX. Primero fueron los cortadores de caña que iban a Cuba y República Dominicana. Luego los botes de emigrantes se reorientaron hacia las Bahamas y la Florida. Luego vino la fuga de cerebros con la emigración de profesores a África y Canadá. Al mismo tiempo la emigración hacia los EEUU y en segundo término la norma moral de la población. Al fin hoy es la expatriación hacia Brasil con un ritmo de 2.000 visas por mes. Igualmente la inseguridad y los secuestros han aumentado al punto de haberse convertido en una industria. Ha llegado el momento de enfocarse sobre las condiciones que hacen que los haitianos se hayan vuelto ciudadanos errantes, nómadas y asesinos en serie implacables para con sus propios hermanos y hermanas.

Colmar el déficit de ser

La Comisión Francois Bemoit no sobrepasó su misión reclamándose como la reparadora de los desmanes. Recomendando anular las elecciones presidenciales, la Comisión expresa su coraje, su objetividad y un cierto sentido de la mesura. A las críticas que dicen que nada ha cambiado, importa referirse al mandato de esta Comisión Independiente de Evaluación y de Verificación Electoral (CIEVE). Es verdad que el mismo peligro de deriva existe para las elecciones próximas.

A los progresistas de continuar el combate para evitar que los responsables de estas violaciones reiteradas y repertoriadas no se salven fácilmente de ellas. La lucha continúa! El vaso está medio lleno. Permanezcamos optimistas deseando que la luz de la razón esté al fin del túnel. Contra el pensamiento mágico de los charlatanes y su música de pacotilla. Terminaremos finalmente un  buen día de satisfacer el déficit de ser que nos incita a “desplumar la gallina” impidiéndole gritar. Un déficit de ser cuyo reverso es la personalización del poder! Entonces el pueblo haitiano dejará de titubear y caminará para tomar a los culpables por el cuello y castigarlos como la ley lo exige.

Así todas las reservas que se puedan emitir sobre la Comisión Francois  Benoit no pueden borrar esta evidencia fundamental: un homenaje ha sido rendido al espíritu de independencia. No hay más que un puñado de irreductibles que no se dan cuenta. Frente a los donantes de fondos que no querían que la corrupción electoral fuera expuesta sobre la plaza pública, la resistencia ha triunfado. Ahora hay que actuar frente a la dimensión del fraude que ha sido revelado. Aplicando la mínima lógica, la caducidad del Parlamento debería ser el próximo paso. Mismo para aquellos que  sobresalen  viviendo en un  torbellino  de cinismo sin fe. En esta jungla donde individuos actuando como bestias feroces enriedan todas las referencias, la deriva de irresponsabilidad que pervierte el tejido social ha recibido un severo golpe.

La pelota está en el campo de la “clase política reinante en el poder del Estado” quien debe superarse para realizar una revolución ética. Ella debe demostrar que está compuesta de seres humanos con conciencia, es decir personas capaces de elegir el bien en lugar del mal. El camino está trazado para la promoción de valores humanos a través del derecho y la justicia de la sociedad.

Digamos para concluir que, haciendo menos, la Comisión Francois Benoit  ha hecho lo mejor!

[1Gaston Bachelard, Le Rationalisme appliqué, Paris, PUF, 1970, p. 38.

[2] Informe sobre las Elecciones de 2015, Comisión Independiente de Evaluación y de Verificación Electoral, Puerto Príncipe, 29 mayo 2016, p. 6.

[3Joël Ducasse, « Movilización o Zombificación », Le Nouvelliste, miércoles 7 mayo 1986, p. 5.

[4Melanie Haiken, « Tasa de suicidios entre veteranos y militares activos da un salto – ahora 22 por día », Revista Forbes, 5 Febrero 2013.

 

http://elsie-news.over-blog.com/2016/06/la-revelation-de-la-verite-et-la-punition-des-coupables-par-leslie-pean.html

http://www.alterpresse.org/spip.php?article20205#.V2X1P2CTp7s

Traducción del francés M. Riet porhttp://haitinominustah.info

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s