Población haitiana espera por votación parlamentaria

Puerto Príncipe, 18 jun (PL) La población haitiana espera hoy que el parlamento decida por votación si prolongan el mandato del presidente interino, Jocelerme Privert, o designan a otro jefe de Estado provisional.

Según trascendió, el órgano legislativo organizó para el martes venidero una sesión para resolver esa situación pues ya Privert cumplió su mandato de 120 días y hay sectores opuestos a reconocer su legitimidad.

Contra Privert han venido trabajando los parlamentarios cercanos al ex presidente Michel Martelly y el ex primer ministro Evans Paul, que ahora lidera la coalición Acuerdo Democrático con fuerzas del anterior gobierno.

La reacción de esos sectores contra Privert se debe a que el presidente interino promovió una varificación que confirmó fraudes en la anterior elección, anuló aquel proceso y convocó a nuevos comicios donde pierde ventajas el ex oficialismo.

También funcionarios de la administración de Privert confirmaron que hubo mal manejo de los fondos públicos por parte de Martelly y Paul, una situación que podrá llevar a los corruptos a prisión.

A pesar de las presiones y desobediencia promovida por esos sectores, Privert se ha negado a renunciar e insiste en que seguirá en funciones hasta que el Parlamento tome una decisión.

Estados Unidos, la Unión Europea y las Naciones Unidas han manifestado preocupación por lo delicado de la situación y han exhortado al Parlamento haitiano a resolver rápidamente el problema.

Dentro de esa presión internacional se ha evidenciado la postura de Kenneth Merten, Coordinador Especial del Departamento de Estado para Haití, quien rechaza nuevas elecciones “pagadas con el dinero de los contribuyentes estadounidenses”.

En ese ambiente ha ocurrido la disolución formal del G-8, un grupo de ocho excandidatos presidenciales que denunciaron el pasado fraude electoral e impidieron a Martelly elegir un relevo favorable a sus intereses.

El G-8 se disolvió formalmente esta semana con la retirada del candidato de la plataforma Remen Haití, Jean Henry Ceant, molesto porque el grupo no se pronunció sobre la expiración del mandato de Privert.

Ceant se manifestó opuesto a una extensión del mandato de Privert que según los otros excandidatos es la única garantía de que se celebren y lleguen a feliz término las nuevas elecciones convocadas.

Sólo dos personalidades del G-8, Jude Celestin (Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación Haitiana/Lapeh) y Moise Jean Charles (Pitit Dessalines), habían manifestado claramente su deseo de participar en la nueva elección.

Los otros integrantes (Sauveur Pierre Etienne, Mario Andrésol, Steven Benedic, Eric Jean-Baptiste y Samuel Madistin), acordaron mantener con ellos un pacto de no agresión en el marco de las próximas elecciones.

La disolución del grupo ocurre después que el G-8 fracasara en su intento de formar un bloque con un solo candidato para las elecciones presidenciales del 9 de octubre de 2016.

El exsenador Moise Jean Charles no ha estado de acuerdo con la disolución e insistió en que el G-8 permaneciera unido para evitar que vuelvan a tratar de imponer la segunda vuelta de las elecciones del 25 de octubre, lo que extendería la crisis política haitiana.

El G-8 lo formaron ocho de los 10 mejores posicionados en la anterior elección presidencial, y gracias a la unidad del grupo y la acción de Jude Célestin, que se retiró a tiempo de la segunda vuelta, abortaron los intentos de continuar con aquel fraude.

rc/rr

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=4987641&Itemid=10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s