Por el fin de la MINUSTAH y toda ocupación de HAITÍ; por la desmilitarización de nuestra América

HAITI6Audiencia Pública Parlamentaria, 13 de junio de 2016, Cámara de Diputados, Argentina

Edición: Mario Hernandez;  Desgrabación: Ana Laura Xiques

Dip. Pablo López (FIT-PO): Desde el Frente de Izquierda y los Trabajadores hemos denunciado desde 2014 cuando se discutió en la Cámara de Diputados, la renovación de la presencia de las tropas argentinas en Haití, que tanto las tropas argentinas como todas las tropas presentes, particularmente las latinoamericanas, provenientes de países que se declaraban a sí mismos como nacionales y populares, a excepción de Cuba y Venezuela, fueron a cumplir un papel de tercerización de una ocupación imperialista de Haití.

Se puede observar claramente el papel de estas tropas en la represión brutal al pueblo de Haití que lucha contra la enorme miseria que vive y contra la injerencia extranjera en la vida política del país. También haciendo verdaderas razias, en nombre de combatir la delincuencia se han matado hombres, mujeres y niños. Hay muchos testimonios y denuncias, inclusive violaciones por parte de tropas de Sri Lanka y en Uruguay hubo un escándalo político como consecuencia de las denuncias que pesaban sobre las tropas uruguayas. Hubo un testimonio de un soldado brasileño que afirmaba que no había día en que las tropas que integran la Minustah no hayan asesinado a algún poblador haitiano. Los testimonios han sido muy claros.

La introducción del cólera como consecuencia de esta ocupación, el fraude político electoral que se ha garantizado con la presencia de las tropas allí, para poner gobiernos títeres que garanticen negocios a los Estados Unidos: la zona franca para su industria textil, la privatización de las comunicaciones, de la energía, la minería, que es un sector controlado por el imperialismo a partir de la presencia de estas tropas.

Audiencia 130616 Foto Form CC+otros

Foto Jorge Form

Otro dato importante es que estuvo hace pocos meses el Jefe de Gabinete, previamente a su visita nosotros le anticipamos la pregunta de qué posición iban a adoptar respecto a la presencia de las tropas argentinas en Haití y respondió que solamente quedaban 6 policías argentinos y un hospital móvil, que no está ahí para asistir a la población haitiana sino para asistir a las tropas de la Minustah. Sin embargo, en esos días el Ministro de Defensa fue a saludar y a despedir a una delegación de 60 Cascos azules argentinos que han ido por 6 meses a Haití cumpliendo tareas dentro de la Minustah. Hay una denuncia muy importante que es la participación de las tropas militares en los asuntos internos de ese país, que se traduce en la participación de esas mismas tropas en los asuntos internos de sus propios países. Entendemos que la participación de las tropas argentinas en Haití, tiene que ver con esa intencionalidad, que en su momento el gobierno kirchnerista intentó darle a las Fuerzas Armadas, con la presencia de Milani a su cabeza y que hoy se ha reforzado con el decreto 271 que acaba de dictar el Presidente Macri, dándole facultades y autonomía a las FF. AA. Tienen la misma finalidad que es colocarlas a intervenir en los asuntos internos, lógicamente como parte de garantizar, mediante la represión, el control social del ajuste que se está llevando adelante, en este caso contra el pueblo argentino.

Por todo esto es muy importante esta audiencia, repudiar la presencia de las tropas de la Minustah, exigir el retiro inmediato de las tropas argentinas, exigir la investigación de todos los atropellos y violaciones a los Derechos Humanos que el pueblo haitiano ha sufrido.

Beverly Keene (Diálogo 2000/Jubileo Sur): En nombre del Comité argentino por el fin de la ocupación de Haití, agradecer la oportunidad de tener esta audiencia. Es muy importante abrir nuevamente el debate sobre la presencia de Argentina y de la Minustah. En ese sentido también escuchar las voces de muchas organizaciones de Argentina, además de las voces del compañero Camille Chalmers y otros compañeros de Haití, con respecto a lo que significa esa presencia, tanto en Haití, como lo que acaba de mencionar Pablo, aquí. Y creemos también importante para la política de Argentina que exista la posibilidad de integración a nivel de toda la región. Porque la presencia de la Minustah en Haití es una verdadera fuerza de ocupación, no está ahí como misión humanitaria como muchas veces se la ha señalado sobre todo en los medios periodísticos, que han acompañado, por ejemplo, a los Ministros de Defensa a visitar las tropas en Haití.

La presencia de Argentina y de tantas tropas de América Latina responde a nuestro entender, a una tercerización de una ocupación al servicio de intereses de Estados Unidos, Canadá, Francia y otros poderes imperialistas y, sin dudas, no a intereses del pueblo haitiano. Esto se refleja en Haití, tuve la oportunidad de estar allí en varias oportunidades, la última hace dos semanas atrás. Una de las cosas que siempre llaman la atención allí y se ha reflejado en encuestas y sondeos, se ve por medios haitianos, también estadounidenses y franceses, que la opinión pública en Haití es sin duda alguna contraria a la presencia de la Minustah. Compañeros de muchas organizaciones dicen que no se acostumbra tener una movilización semanal pidiendo el retiro de la Minustah, pero cada vez que pasa un camión de soldados por las calles, cosa que pasa seguido, sobre todo en Puerto Príncipe donde en este momento patrullan todos los días las tropas brasileras, se ve como todo el mundo se para y mira con rechazo y pidiendo que se vayan ya.

En los últimos meses ha habido fuertes movilizaciones en el escenario de la política institucional, por las elecciones fraudulentas. Ha estado muy presente, no solamente el llamado a que Estados Unidos quite sus manos de Haití, sino también que la Minustah, que está allí al servicio de EE. UU. se vaya también.

Nosotros queremos escuchar la voz de todas las organizaciones presentes, queremos remarcar simplemente que este es un momento en que Haití necesita mucho apoyo, porque en el mismo momento en que nosotros estamos aquí reunidos, allá la Asamblea Nacional, o sea el Senado y la Cámara de Diputados se están preparando para reunirse reiniciando la sesión ordinaria del año y tienen por delante una tarea políticamente muy delicada que es confirmar o cambiar al actual presidente interino.

Es un proceso sumamente complicado el de elecciones y cambio de gobierno como para detallarlo en este momento, pero creo que lo importante es remarcar que hasta el año pasado ese proceso electivo, la perspectiva de cambio de gobierno, era un proceso totalmente controlado desde afuera, no solo porque pusieran el dinero para organizar las elecciones y las tropas para mantener el control de ese proceso, sino también teniendo todo el aparato de observación eleccionaria que había acompañado los comicios en Haití hasta el año pasado.

A partir de agosto del año pasado son las organizaciones políticas y sociales haitianas las que han estado levantando la voz de alerta frente al inmenso proceso de fraude que se ha estado cometiendo y que tiene antecedentes en las elecciones de 2010-2011 cuando fue elegido presidente Michelle Martelly.

Han sido denunciadas públicamente por muchas voces, incluyendo ni más ni menos que al representante especial de la OEA en Haití, un embajador brasileño que en ese momento denunció el proceso de manipulación de los resultados electorales dando una serie de detalles que no han sido refutados por nadie. El pueblo haitiano ante la repetición de este proceso de fraude, tomó las calles en Haití y ha logrado al menos parar el proceso de imposición de un nuevo Presidente a través de este mecanismo de fraude y en estos momentos se está debatiendo y avanzando en lo que es su propia propuesta de cómo llevar adelante las elecciones.

Para las organizaciones haitianas es un momento para decir basta al control que viene ejerciendo EE. UU., la llamada Comunidad Internacional a través de la presencia de la Minustah en Haití y también para que esas organizaciones políticas y sociales definan cómo se organizan entre ellos para realmente avanzar en un proceso que responda a sus necesidades. Es en ese contexto que el Consejo de Seguridad de la ONU, en octubre tendrá que tomar nuevamente una determinación acerca del futuro de la Minustah. Hasta ahora se esperaba la posibilidad de cerrar este capitulo de ocupación y ahora se empiezan a escuchar voces de EE. UU., Canadá y Francia diciendo que no será en octubre porque no se ha terminado el proceso electivo, que tal vez haya que esperar hasta marzo/abril del 2017.

Pensamos que este es un momento muy crítico y de mucha importancia para el pueblo haitiano que ha manifestado con mucha claridad qué es lo que quiere, que la Minustah se vaya y que el pueblo pueda hacerse cargo de su propio futuro y su gobierno, o sea, de su autodeterminación. Este es el momento en que el Congreso argentino y de todos los países que hoy tienen tropas en Haití, tienen servido en bandeja las opciones, apoyar la soberanía y autodeterminación del pueblo haitiano o seguir tercerizando una ocupación al servicio de los intereses de la Comunidad Internacional y los poderes imperialistas que hacen en Haití exactamente lo mismo que buscan hacer en cada uno de nuestros países.

Por eso creemos importante escuchar todas las voces, para lograr el retiro definitivo de las tropas argentinas, de la presencia de Argentina en la Minustah, la donación de ese hospital reubicable, que hoy es utilizado por la Minustah, para que sea donado al pueblo y al gobierno de Haití y que Argentina se sume a otros países de América Latina y del mundo para asegurar el fin de esta ocupación.

 

 El eje más crítico es que países latinoamericanos integren una fuerza de ocupación de un país hermano

 Adolfo Pérez Esquivel (Serpaj/Premio Nobel de la Paz): Todos los presentes conocen la situación de Haití, no hay que sorprenderse, simplemente señalar que lo más preocupante es que países latinoamericanos integren una fuerza de ocupación de un país hermano. Este es el eje más crítico.

He estado varias veces en Haití con Norita Cortiñas, Beverly, Camille y hay algunos ejes que tendríamos que trabajar: uno es reclamar a Naciones Unidas, que termine con la hipocresía de acusar a Haití como un país que amenaza la seguridad regional y hemisférica. Esto es tremendo. La ONU trata de justificar ese peligro de Haití para mantener las tropas, no existe otra razón. Es lamentable que los países que integran la Minustah actúen como lo hacen, ya se mencionaron violaciones, maltratos, asesinatos, pobreza extrema, el cólera. Hemos visitado los hospitales, los barrios. En una oportunidad unos jóvenes me invitaron a ir a Cité Soleil, una de las villas miseria más grandes, a inaugurar una gran obra. Para llegar tuve que ir saltando de piedra en piedra por la materia fecal que había en el camino, cuando llegué al lugar en un claro que estaba seco, la gran obra que inauguré fueron dos letrinas, una para hombre y otra para mujer. Para Cité Soleil eso era un palacio. Una cosa insólita que habían logrado con la cooperación de un organismo internacional de España. Estaban los voluntarios españoles presentes.

El gobierno argentino retiró la mayoría de sus tropas de Haití, no porque quiso, sino porque le bajaron el presupuesto. Esta es la realidad. Hay 60 efectivos en el hospital, este que estamos reclamando que se done al pueblo haitiano.

Otra cosa para tener en cuenta es que algunos países no mandaron tropas sino que mandaron técnicos, médicos, agricultores. Esos países son Cuba y Venezuela. El resto mandó tropas. Cuba mandó médicos, educadores que aprendieron el creole, viven en los lugares más inhóspitos que se puedan imaginar, en los barrios, compartiendo la vida del pueblo. De eso nadie habla. Pero tenemos países en América Latina que hablan de la democracia, que son progresistas, con un doble discurso, porque mantienen las tropas. Entre ellos Brasil que está a la cabeza de la Minustah.

Creo que hay algunos ejes para reclamar. El retiro de las tropas no se va a llevar adelante si Naciones Unidas no cambia su actitud y no deja de continuar atacando Haití acusándolo de ser una amenaza.

La situación es tremenda, además de la pobreza, las enfermedades y los permanentes golpes políticos, hay una violencia institucionalizada agravada por las tropas de la Minustah. Habrá que ver cómo actuarán Diputados y Senadores aquí ante esto. Creo que el gobierno de Macri va a continuar con la permanencia de nuestras tropas argentinas, porque esto es corporativo, por lo tanto, no van a tomar medidas en ningún país de manera aislada. El grupo de la Minustah es un grupo acordado con Naciones Unidas y creo que ahí es a donde hay que apuntar la fuerza para destrabar esta situación, de manera contraria las tropas continuarán en Haití.

 

Nos hemos opuesto siempre a las Misiones de paz de Naciones Unidas, porque las consideramos tropas de ocupación

Elsa Bruzzone (CEMIDA): Simplemente decir que cuando en el año 2004 se votó en el Congreso de la Nación, la intervención de tropas argentinas en Haití, nosotros nos opusimos tenazmente, hicimos una durísima campaña, pero fuimos derrotados. Recuerdo que le pregunté a Miguel Bonasso, que había votado a favor, cómo había podido hacer eso, él que se había considerado un militante popular y revolucionario, traicionar de esta manera a Haití. Que no fuera que el día de mañana nos tuviéramos que arrepentir, y a cuántos hermanos más de nuestra América o de otras partes del mundo, íbamos a traicionar enviando Misiones de paz.

Nos hemos opuesto siempre a las Misiones de paz de Naciones Unidas, porque la verdad es que las consideramos, así como se ha manifestado aquí, como tropas de ocupación. Y en nuestro caso hay una violación flagrante a nuestra Ley de Defensa, porque dice que las FF. AA. no pueden intervenir en tareas de seguridad interior y cuando nosotros integramos los contingentes de paz de Naciones Unidas, vamos a hacer tareas de seguridad interior, a ocupar países hermanos, a hacer represión interior.

Normalmente todas estas misiones mal llamadas de paz, son misiones de ocupación, no son humanitarias, cometen graves violaciones a los Derechos Humanos. Lo hicieron de la misma manera en 1999 cuando la OTAN bombardeaba Yugoeslavia y las Misiones de paz de Naciones Unidas fueron incapaces de hacer frente a las matanzas que se produjeron allí. Como han sido incapaces de mantener la paz en África, donde los Cascos azules, sobre todo los franceses, están siendo juzgados por violación de niños y niñas allí. También acaban de ser denunciadas las Misiones de paz que están en el Líbano por contrabando de mercaderías y de armas que se supone que van a parar a las manos de los grupos terroristas que están en Siria.

Nunca fueron misiones de paz, nunca fueron misiones humanitarias, siempre fueron misiones de ocupación, siempre han realizado tareas de seguridad interior, siempre se han violado los Derechos Humanos. Como decía Adolfo, creo que vamos a tener que presionar mucho sobre Naciones Unidas, porque en el discurso del 29 de mayo de nuestro gobierno, dijo que vamos a continuar con las Misiones de paz de Naciones Unidas y que era hora de implicar a las FF. AA. en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, para lo cual tiene que modificar la Ley de Defensa, porque si no lo hace, esto va a ser imposible.

Además, quiero informarles que en el último Informe mundial sobre terrorismo, elaborado por el Departamento de Estado norteamericano y dado a conocer hace unos días, en el capítulo que le dedica al hemisferio occidental, más allá de volver a agitar los fantasmas de la existencia de células terroristas en la zona de la Triple Frontera para poder instalar la base militar en Misiones, más allá de decir que nuestro gobierno le informa al Departamento de Estado el 31 de diciembre de 2015 que se han detectado algunas transacciones irregulares en la zona de la Triple Frontera que podrían favorecer al Daesh, dice que América del Sur y el Caribe, son zonas potenciales de financiamiento tanto económico como financiero y que somos potenciales ideológicamente a ser infiltrados por el Daesh, el Isis o el resto de los grupos terroristas que se encuentran en Siria.

La presión es sobre Naciones Unidas porque evidentemente los gobiernos de la región por sí solos no van a ir. Esta última advertencia deja en evidencia que la lucha va a ser durísima, porque no va a ser fácil terminar con las Misiones de paz y de ocupación y tenemos que estar alertas también, porque el proyecto que hay sobre Colombia es que una vez que las FARC y el ELN hagan el acuerdo de paz, como los norteamericanos no van a retirar de buena voluntad las 7 bases que tienen allí, entonces están pergeñando Misiones de paz de Naciones Unidas, en acuerdo con el gobierno argentino para ir a ser garantes de la paz entre la guerrilla y el gobierno colombiano, lo que implica tareas de seguridad interior y de represión.

Así que todo lo que podamos hacer para evitarlo, presionar, pedirle a senadores y diputados que nos acompañen en esta lucha y hacerla a nivel continental, pero reforzar en Naciones Unidas que no queremos más Misiones de paz en Haití. Haití tiene derecho a la autodeterminación, a decidir cómo quiere vivir, a su identidad y a decidir cómo quiere ser.

Adhesiones: “Fuera las tropas de Haití. Desde el Partido Obrero Revolucionario de Chile, nos sumamos y apoyamos esta audiencia pública en repudio al envío de tropas argentinas a Haití, pues desde 2004 la ONU forma la Minustah con el objetivo de establecer un entorno seguro en el que se pueda desarrollar un proceso político, fortalecer las instituciones de Haití, apoyar la constitución de un Estado de derecho y promover y proteger los derechos humanos. Sin embargo, a través de la instauración de tropas militares de diferentes países del Cono Sur, la Minustah tiene como real objetivo salvaguardar los intereses económicos de los grandes capitales en Haití, principalmente porque los niveles de explotación son tremendos, siendo el país con niveles de salarios más bajos, que no superan los U$S 3 diarios. Fundamentalmente Haití ha sido utilizado por las potencias imperialistas como una zona franca de empresas multinacionales donde están libres del pago de impuestos y donde los derechos laborales de la clase trabajadora no existen.

Desde 2010 y producto del terremoto que devastó aún más el país, la ONU ha justificado la continuidad de las tropas militares a través de la misión de paz y la ayuda humanitaria, fortaleciendo la militarización del país con el apoyo de países como Chile, Argentina, Brasil y Uruguay. La instauración de tropas militares de diferentes países se transformó en la complicidad de los niveles barbáricos que atañen al país donde además los soldados han estado ligados a casos de explotación y abuso sexual de las mujeres haitianas. Pero hoy principalmente los soldados de los diferentes países han sido los ejecutores de asesinatos y represión al pueblo haitiano. Por ello, nos sumamos a la campaña del retiro de las tropas militares que han sido el principal factor de represión al pueblo organizado que se levanta en contra de las tropas. Por ello el futuro del pueblo haitiano solo puede encontrar un rumbo de la mano de sus trabajadores y sectores populares que de forma independiente se organicen para acabar con la invasión imperialista y militar. ¡Fuera las tropas de la Minustah! Partido Obrero Revolucionario de Chile.”

Vilma Ripoll (MST-Nueva Izquierda): Creo que lo que no han podido es derrotar al pueblo haitiano, por lo cual la razón por la que se van a seguir quedando probablemente es la que vimos en el video. A pesar de lo que significan todas las calles llenas de militares de todos los países que han ido a reforzar la actividad de Estados Unidos en la región, que han puesto el ojo en Haití porque ha sido un pueblo que ha venido luchando heroicamente de una manera increíble, a pesar de que les instalaron el cólera, a pesar de que violan a sus mujeres, de que viven una situación social terrible, y una situación sindical también. Nosotros hace unos años estuvimos con un dirigente sindical de Haití que nos pidió hacer una presentación en Relaciones Exteriores con la gente que trabaja con América Central y el Caribe y que son los que tienen relación directa con las tropas que están ahí.

Creo que queda claro que los diputados que están son a los que les importa esto, al resto los tiene sin cuidado qué pasa con las tropas, con los pueblos, y con esa realidad que les queda lejos. Entonces, hay que avanzar sobre Naciones Unidas, habrá que armar una gran comisión para pedirle a los diputados que vengan, poner día, fecha y pedir la cita, que el Comité tome esa tarea.

Por otro lado, volver a ir a Relaciones Exteriores, hay un nuevo gobierno que ya dijo que no se va a destetar de Naciones Unidas, pero tiene que saber que es parte de los hechos que le van a generar desgaste porque nosotros vamos a hacer esta campaña. Estas son las dos cosas que quiero proponer. Para acercarnos a diputados como Victoria Donda, con los que venimos trabajando ampliando el tema de la izquierda, para que nos acompañen a ambos lugares, a la ONU y a Relaciones Exteriores.

Pablo López: Voy a leer otra adhesión que nos ha llegado: “Moción de apoyo a la audiencia pública por Haití. En el plenario nacional de la Federación nacional del sindicato de trabajadores de la salud, trabajo, previsión y asistencia social, ocurrido en Brasilia el día 12 de junio fue aprobada una moción por unanimidad de apoyo a la audiencia pública por Haití”.

Josefina Morales (Encuentro Sindical Nuestra América-México): El Encuentro Sindical Nuestra América en su reunión anual realizada en Montevideo, declaró el rechazo a la ocupación militar de Haití, la condena de la misma y exigió el retiro de las tropas, solidarizándonos con el pueblo de Haití.

También, desde otra organización de la que participo, La Sociedad de Economía Política de América Latina (SEPLA) estamos no solo trabajando y hemos condenado en reiteradas oportunidades esta ocupación, sino que también estamos considerando en estos momentos que Camille Chalmers, sea nuestro presidente.

Creo que tenemos que ubicar a la ocupación de Haití como una de las formas de la dominación neocolonial imperialista, que van de la inversión extranjera directa, que se apropian de nuestros recursos y de la explotación de la fuerza de trabajo al capital financiero especulativo, a la deuda y a los Tratados de libre comercio, que se expresa también, como la guerra contra el narcotráfico, con bases militares y que a partir de declarar o Estados fallidos o amenazas para los intereses del imperio llega a la ocupación militar. O sea, que nuestros países no están exentos de esta barbaridad.

Reitero que desde el ESNA y el SEPLA, repudiamos la ocupación, exigimos la salida de la Minustah y exigimos también el pago de la indemnización correspondiente para el pueblo haitiano.

Otra adhesión: Tribuna Clasista de Brasil: “Abrazamos de todo corazón a esta audiencia. La situación de los trabajadores en Haití es insoportable, tal vez sea la que más se aproxima a la barbarie capitalista. El pueblo está siendo obligado a vivir en situaciones pre capitalistas. Los refugiados haitianos en su mayoría en los diversos países en los que se encuentran están siendo esclavizados, la burguesía nativa y el imperialismo no poseen otra cosa a ofrecer para los haitianos que la más completa miseria humana y la brutal represión de los Cascos azules. Saludos revolucionarios. Guillermo Giordano”.

Jorge Cardelli (Diputado (MC) y Consejo Directivo de la CTA-A): Quisiera adherir a lo que señaló Camille sobre lo que significó la revolución haitiana y el sistemático proceso de ocultamiento que ha existido en nuestra educación, donde en la independencia figuran muchos países pero no se habla de que Haití fue la primera revolución independiente de América Latina. Y adherir más aún a las palabras de Camille cuando habla del diferente significado que tuvieron los tratamientos posteriores de los países. Es evidente que la mayoría de los países latinoamericanos se encaminó hacia la dependencia y no hacia un proceso genuino de independencia.

La segunda cuestión es que hoy América Latina se encuentra en una situación particular, pero deberíamos reconocerla como una reconstrucción de la ofensiva norteamericana. Y una ofensiva que tiene reales características militares. En  nuestro país el macrismo le hizo un favor ganando las elecciones y subordinándose a la política norteamericana en la región. En el caso de Brasil a través de un golpe blando también se llegó a un gobierno de esas características. En Venezuela no solamente se está jugando la democracia sino que también queda claro que se quieren quedar con el petróleo.

Con esto quiero decir que esta situación de Haití, siendo ocupada por mal llamadas Misiones de paz, que en realidad son tropas de ocupación, está hoy encuadrada lamentablemente en una situación de recuperación de la ofensiva norteamericana en América Latina. Desde nuestra Central hemos mostrado de manera sistemática la adhesión al repudio por la presencia de tropas, volver a ponernos a disposición para todo lo que se haga en ese sentido, e inclusive acompañar a esas comisiones que señalaron Adolfo y Vilma.

Adhesión: Nos envía un saludo en apoyo a esta audiencia pública, el compañero José Capitán del Sindicato de los trabajadores plásticos y químicos de la organización Opción Obrera de Venezuela.

Cristian Henkel (AGD-UBA): Es un honor estar presente en un ámbito en el que se está discutiendo algo tan importante. Como sindicato nosotros siempre hemos impulsado el conjunto de las campañas, desde hace años, porque lamentablemente tenemos que hablar de que ya pasó más de una década de este proceso. Hay un debate sobre si una imagen vale más que mil palabras o no, lo que acabamos de ver reemplaza cualquier tipo de comentario. Los que estamos acá seguramente no necesitábamos ver las imágenes para saber que no se trataba de ninguna manera de una misión humanitaria sino que estamos hablando de una fuerza de ocupación. Particularmente quiero agregar algo que nosotros trabajamos fuertemente en la denuncia a lo largo de todos estos años y que es una cuestión que consideramos no menor, que tiene que ver con el hecho fundamental de que no solamente uno repudia la agresión hacia cualquier ciudadano del mundo, sino que la denuncia de esta ocupación de Haití es al mismo tiempo una batalla contra la posibilidad de que se formen esas tropas que hoy reprimen al pueblo haitiano, para que nos repriman en nuestros países próximamente. Trabajando al servicio del imperialismo, reprimiendo al pueblo haitiano, son las mismas tropas que después se vuelcan a nuestros países para llevar adelante los procesos de represión internos y creemos que eso amerita una gran campaña de difusión de lo que está pasando.

Sobre esa base, y como propuesta, pensé que podemos llevarlo a la Comisión Directiva de nuestro sindicato porque tenemos relación con casi la totalidad de las Universidades del continente y con algunas que no forman parte de él. Puede ser de gran importancia largar una juntada de firmas de docentes universitarios a nivel mundial para hacer un pequeño aporte a esta lucha, que entendemos que no se va a resolver solamente con firmas sino con un proceso de movilización y lucha política, pero que puede sumar un grano de arena en la lucha contra este flagelo que está sufriendo el pueblo haitiano.

 

Sentimos vergüenza por la presencia de tropas argentinas y de países nuestroamericanos en Haití

 Julio Gambina (Fisyp y Consejo Directivo de la CTA-A): En primer lugar saludar la lucha del pueblo haitiano, que es histórica como se ha puesto de manifiesto, e insistir en la vergüenza que sentimos como argentinos por la presencia de las tropas de Argentina y de países nuestroamericanos en Haití. Creo que debe ser manifestado de esta manera, como una vergüenza.

Camille decía en el video presentado, que el golpe inicial de esta etapa prolongada, es de 1991. Quiero hacer mención a esta etapa por lo que representaba 1991 en la escala global, momento de ruptura de la bipolaridad y de ofensiva muy fuerte del imperialismo estadounidense, de la afirmación de la unipolaridad capitalista y lo que había que hacer era disciplinar a los pueblos. En Haití se abría camino un movimiento popular, como era Lavalas, que era además un movimiento político de una densidad social muy fuerte, muy importante y que anunciaba lo que se venía a desplegar en Argentina como resistencia a la ofensiva neoliberal en toda la región. Con lo cual el carácter de disciplinamiento que el orden capitalista global ha tenido con Haití, es por el antecedente de 1804, pero también por el antecedente de 1991, que era anticipatorio de lo que luego llamamos “cambio político” en nuestra América y por eso la ofensiva imperialista sobre nuestros territorios.

Creo que así como Camille recordaba en el video, que la experiencia de las tropas no es solo para actuar en Haití, sino que es una escuela de aprendizaje para luego desplegar el control territorial en todo nuestros países, hay que ubicarla en esta ofensiva neoliberalizadora que hay en América Latina. No es sólo el tema de la minería de oro, ni las riquezas de Haití, sino las del conjunto de nuestra América. Por eso creo que la lucha solidaria con el pueblo de Haití, por el retiro de la Minustah y de las tropas, tenemos que vincularla a todas nuestras campañas continentales contra los mecanismos de libre comercio, que no es solo eso, sino la liberalización del movimiento de capitales y Naciones Unidas y un conjunto de organismos de la ONU, como es el FMI, y los organismos internacionales están al servicio de ese proceso de liberalización.

Por eso es bueno que nosotros desde la Comisión de solidaridad con Haití, tengamos la capacidad de articular todas las luchas de los pueblos de nuestra América poniendo la de Haití en primer lugar por lo que representa, el pueblo más hambreado del mundo, el más hambreado en nuestro territorio y, por lo tanto, no hay solidaridad que alcance para terminar con esta situación en Haití.

Además, expresar la voluntad de estar a disposición, como dijo Jorge Cardelli, de las denuncias internacionales y en la movilización, plantear desde la CTA Autónoma, como la Canciller argentina ahora es candidata a la secretaría de la ONU, deberíamos mandarle un resumen de esta reunión con un mandato muy fuerte de nuestra parte de que quisiéramos un pronunciamiento de la candidata a secretaria de la ONU, que una de sus propuestas sea terminar con la presencia de las tropas de Naciones Unidas en Haití. Terminar con la Minustah en un pronunciamiento explícito.

Estamos diciendo esto en el Congreso de la Nación, estamos viendo que obviamente hay una mayoría parlamentaria desinteresada en este tema y, es obvio, el Presidente está viajando a Bogotá, acá se habló de lo que representa Colombia para la estrategia internacional de EE. UU., y ese viaje tiene un sentido muy claro de mostrar a la Argentina, como avanzada de los países de Sudamérica para orientarse en la estrategia liberalizadora que el imperialismo plantea para la región.

Inmediatamente el 1º de julio en Chile, en la Alianza del Pacífico, donde Argentina va a actuar como país observador, que es una avanzada de lo que se espera que hagan otros países del Mercosur. Por eso es muy importante que levantemos la voz de repudio a la Minustah y a la estrategia de la política exterior estadounidense, expresamente en materia económica que supone la subordinación de los pueblos de nuestra América con la super explotación de los y las trabajadoras y el aprovechamiento integral y el saqueo de los bienes comunes de nuestros pueblos. Con lo cual estar al lado del pueblo de Haití es estarlo de los pueblos de nuestra América.

Claudia Guerrero (Asociación de Profesionales en Lucha-APEL): Desde nuestra organización venimos conjuntamente con Memoria Verdad y Justicia, reclamando por el retiro de las tropas de Haití, en particular lo hemos manifestado a lo largo de los últimos años en la jornada del 24 de marzo. Y coincidimos con varias cosas que han dicho acá, que la expresión del envío de tropas a Haití está ligada a la adhesión a una concepción de la ONU y a un diagnóstico para la región que también tiene su expresión en las leyes anti terroristas votadas en los últimos años.

No existen tropas de paz, son tropas de ocupación que son la punta de lanza, no solamente de la violación sistemática de Derechos Humanos, sino además de la introducción de los negocios más aberrantes, como es la trata de personas, el narcotráfico y el negocio de las armas en estas sociedades, con el único fin de que no se pueda volver a estructurar su apoderamiento de la vida democrática y su intervención política en pos de seguir rapiñándolos para intereses imperialistas de EE. UU. y Europa, de los cuales nuestra participación como país, lo que deja al desnudo es nuestra dependencia de estos intereses que son alejados a los propios. Vamos a acompañar cualquier iniciativa que salga de aquí.

Alicia Albino (Comité por el retiro de las tropas argentinas de Haití): Como decía la convocatoria, lo que más nos está molestando como Comité es que algunos países, como decía Adolfo, que se proclaman progresistas, todavía tienen tropas allí. Así como también el problema del cólera introducido por las tropas nepalesas. Tropas uruguayas fueron implicadas en casos de violaciones. Creo que hay suficientes antecedentes como para retirarlas. Coincido con Julio Gambina, habría que hacer una nota explícita a la Canciller que ahora se candidatea como Secretaria de la ONU. Quiero comentar que esta tarde se comunicó un diputado del Partido Socialista, con mandato ya cumplido, Ricardo Cuccovillo que ahora es Presidente del Partido Socialista de Buenos Aires, para manifestar su adhesión.

Pablo López: Quiero mencionar la presencia de Leandro Segado en representación del Frente Popular Darío Santillán y de Gustavo Lahoud de Unidad Popular y docente de la USAL.

Mirtha Baravalle (Madre de Plaza de Mayo-LF): Estoy acá porque digo no a la Minustah. Quiero transmitirles a todos los presentes mi seguridad respecto a ustedes. Tienen por delante mucho por hacer y me siento muy bien por verlos a todos tan comprometidos, porque si están acá realmente saben lo que significa esta intromisión en Haití. Quiero recordar a una mujer haitiana que conocí en 1985 estando en Cuba, en una concentración de mujeres. Ella corría riesgo de vida porque no sabía qué le iba a pasar al regresar a su país, aun así estaba allí pidiéndonos a los presentes que no nos olvidáramos de Haití.

Estoy segura de que los haitianos y haitianas se van a sentir esperanzados, porque esa liberación puede llegar finalmente. Ojala que esa haitiana que estaba ahí en ese lugar, esté aún presente y luchando en Haití manteniendo esa esperanza. ¡No a la Minustah!

Nora Cortiñas (Madre de Plaza de Mayo-LF): Yo agradezco a los que estamos presentes acá, tal vez algunos quisieron estar y no pudieron, pero tenemos que seguir convenciendo a muchos más. Cuesta mucho introducir el tema de Haití, la gente no quiere escuchar ese nombre y eso es lo grave. Quiero recordar que estuvimos allí con Mabel Gutiérrez de Familiares, que ya no está, en una delegación y vimos qué es la opresión, cómo vive el pueblo con bayonetas y armas apuntándoles permanentemente. Van pasando, como si fueran inocentes, las camionetas de la ONU permanentemente amenazando.

El pueblo haitiano está poniendo el cuerpo todos los días, están desafiando, están bajo una permanente represión y opresión. Esta campaña que se inició el 1º de junio y que sigue hasta octubre, nos da un margen y una oportunidad para acentuar este empuje. Hoy están presentes los integrantes de AGD, y creo que es muy bueno y muy importante que lleguemos a todas las facultades con la campaña. Debemos irnos hoy con la promesa de que vamos a difundir a través de todos los medios posibles, videos, panfletos, volantes, charlas, el tema de Haití en las universidades porque creo que los estudiantes son la levadura que es lo que crece si le damos la oportunidad.

Quiero contarles que entre muchas cosas que me quedaron grabadas de cuando estuve allí, además de la pobreza extrema, fuimos a un hospital con Adolfo y Beverly y había un joven que había sido herido en una represión y estaba esposado a la cama de ambos lados, inmovilizado. Esas escenas me quedaron grabadas. Siempre que pienso en Haití, recuerdo que uno de los pocos países que realmente ayudó fue Cuba, en cuanto a salud y alimentación; porque este país fue devastado porque no le dejaron sembrados, no le permiten usar sus riquezas naturales y está sujeto a esa permanente vigilancia para que no se les vaya a ocurrir hacer algo para dejar de ser pobres.

Creo que esta es una primera oportunidad y tenemos que comprometernos cada uno de nosotros para planificar qué podemos seguir haciendo. Las Madres ya estamos un poquito cansadas, venimos haciendo campañas hace 40 años, entonces ahora les dejamos la oportunidad a todos los jóvenes de que tomen la posta. Nosotras seguimos aportando ideas, pero los que tienen que llevarlas a la práctica son todos ustedes. Esa es la propuesta, seguir tratando de hablar con los legisladores para interesarlos.

Hoy se habló de la situación del país, hubo un tiempo de primavera política y tuvimos la esperanza de que pudiera seguir por muchos años y ahora tenemos un presidente que hoy se está entrevistando con el mayor opositor de Maduro. Tenemos que seguir trabajando con mucha fuerza, buscando la manera de repudiar cada cosa que se hace en contra no solamente de los argentinos sino de lo que va en contra de nuestros hermanos latinoamericanos.

Muchas veces que fuimos a hacer gestiones por Haití, nos contestaron que hay que mantener las tropas porque son las que mantienen la paz entre el pueblo. Una gran mentira, los tienen sujetos como esclavos para que no piensen ni actúen. Creo que tenemos que irnos de acá con un compromiso. Los que estamos acá, muchos, tenemos más de 30 años de lucha, ahora se escucha la frase “vamos a tener que salir a la calle”, los que no salieron antes porque no quisieron, que vengan igual, no somos rencorosos. Vamos a estar juntos pero no revueltos. Pero sí les decimos que salgan, que se unan y luchemos por estos dramas que vivimos. Por eso también es de apreciar el esfuerzo que hacemos todos por estar presentes en cada reunión.

De paso les recuerdo que el miércoles hay que estar en la puerta de Embajada de Honduras, para pedir la formación de una Comisión investigadora independiente para que se aclare quién mató a Berta Cáceres. Nos encontramos a las 17:00 en el Obelisco.

Tenemos mucho por hacer, porque los dramas que vivimos son muy serios. Por eso convoco a los jóvenes, para que sepan que el camino es largo y que tenemos que tener un compromiso diario.

Pablo López: Para cerrar, queríamos proponer para ir discutiendo, la elaboración de una carta ya sea al Ministerio de Defensa o a Relaciones Exteriores, donde firmemos en principio todos los que estemos acá, y conseguir firmas de más personalidades y diputados y que se ponga una fecha de presentación de esa carta que reclame no solamente el retiro de las tropas sino el planteo de la investigación y la indemnización al pueblo haitiano por los daños causados y se presente con un acto en la puerta ya sea del Ministerio de Defensa o de Relaciones Exteriores.

El otro tema es que desde nuestro bloque de diputados y desde el Comité por el retiro de las tropas argentinas se han trabajado dos proyectos de resolución por este tema, quedamos en ir discutiéndolos para presentar un proyecto común. Tomar también la propuesta que hizo Cristian de AGD de recolectar firmas de docentes universitarios y sumar la propuesta de Nora de, a través de la FUBA y AGD, hacer charlas y eventos para difundir lo que hemos charlado aquí. Tomar también la propuesta para hacer la carta a la Canciller Malcorra exigiendo el pronunciamiento.

La idea de la realización de esta audiencia, que ha sido muy exitosa, es que sea de algún modo el puntapié inicial de una campaña y un proceso de lucha para llevar adelante todas estas iniciativas y otras que vayan surgiendo para lograr el retiro inmediato de todas las tropas que hoy están atropellando y violentando los derechos más elementales del pueblo haitiano.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s