El próximo gobierno tendrá sus manos atadas, según Kesner Pharel y Thomas Lalime

Puerto Príncipe, 09/01/2017 , Le Nouvelliste/Nacional / Por Danio Darius – A diferencia de Michel Martelly, que se había beneficiado de la generosidad de la comunidad internacional y de la maná de fondos de Petrocaribe, Jovenel Moïse, que deberá jurar en un mes, no tendrá toda esa margen de maniobra para hacer cumplir sus promesas. Tendrá las manos atadas, en opinión de Kesner Pharel y Thomas Lalime que participaron el jueves en el programa Panel de Magik en Radio Magik 9.

Los economistas, que pintaron un diagnóstico preocupante de la realidad económica del país, querían presentar al 58º presidente de Haití la difícil tarea que tiene por delante y traerlo de vuelta a la tierra. Mientras que el presupuesto para el año fiscal se estima en 122 mil millones de gourdes, algo menos de dos mil millones de dólares, los daños registrados durante el paso del huracán Mateo están cifrados en USD$ 2,8 mil millones, avance el economista Kesner Pharel antes de destacar que los ingresos fiscales para financiar nuestro presupuesto nunca han superado la barrera de los USD 1,5 mil millones.

El economista remarcó que las donaciones internacionales y los fondos de Petrocaribe, sobre los que se han apoyado tradicionalmente los gobiernos anteriores, se han reducido a un goteo. “Las donaciones que siempre han completado la financiación del presupuesto cayeron por debajo de los 500 millones de gourdes este año. Esta caída aún seguirá”, advierte Kesner Pharel, quien ha lanzado previsiones sombrías para la próxima administración. PetroCaribe, que generó durante los últimos tres años 20 mil millones de gourdes, continuó, ha proporcionado este año menos de cinco mil millones de gourdes.

Junto a los fondos externos que deben servir para financiar el presupuesto de la República y que siguen disminuyendo, el Estado subvenciona hasta 88 gourdes por galón de gasolina. El Estado debe detener la subvención, según Kesner Pharel, quien no pretende ignorar que es un “tema muy sensible”. Afirmando que los principales beneficiarios de la subvención de los productos derivados del petróleo no son los más pobres, el economista cree que el mantenimiento de tal decisión impedirá al Estado utilizar los ingresos recaudados para financiar sus proyectos.

El gobierno tendrá las manos atadas por falta de fondos, continúa Thomas Lalime, recordando que, debido a la cancelación de la deuda de Haití por las instituciones financieras internacionales, el país no puede acceder a préstamos de estas instituciones. Estima, además, que en las condiciones actuales, es difícil pensar en aumentar el nivel de impuestos.

La gente no debe esperar que el presidente haga todo; tampoco cree que esto debe excusar al jefe de Estado que se comprometió con la población. Uno de los pocos elementos que puedan jugar a favor de la próxima administración, según el economista, descansa en la credibilidad de su entorno. “No hay más que nuestra credibilidad que nos puede ayudar a encontrar financiación en el plano bilateral”, agregó.

Esta credibilidad, dijo Thomas Lalime, depende de la gente que se pone a su alrededor y del seguimiento que le dará al informe de la Comisión de Ética y Lucha contra la Corrupción sobre la gestión de los fondos de Petrocaribe. El informe de la comisión Youri Latortue, que fue enviado al garaje en el Senado, había salpicado a varios ex ministros bajo Martelly.

Kesner Pharel y Thomas Lalime piden a Jovenel Moïse que envie señales claras con vistas a “luchar contra la corrupción”. Kesner Pharel piensa que el presidente debe comenzar con presentar un informe detallado sobre las donaciones recibidas durante su campaña electoral y cómo fueron gastadas.

Los dos economistas también creen que la negativa de Jude Celestin, Moïse Jean Charles y Maryse Narcisse a aceptar los resultados va a ser una espina en el costado de Jovenel Moïse. “Las manifestaciones vinculadas a los resultados no aceptados podrían tener los mismos efectos que los desastres naturales”, dijo Thomas Lalime, haciendo hincapié en la importancia de la estabilidad política para el progreso económico. Para Kesner Pharel, “la economía no puede ser relanzada si no podemos lograr meter a todos alrededor de una mesa.”

http://lenouvelliste.com/article/167010/le-prochain-gouvernement-aura-les-mains-liees-selon-kesner-pharel-et-thomas-lalime

Traducción del francés Diálogo 2000-JS Argentina, por http://haitinominustah.info

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s