Informe y Recomendaciones del Secretario General de la ONU sobre la continuidad de la MINUSTAH

Report of the SG on the UN Stabilization Mission in Haití                                                         Rapport du Secrétaire général sur la Mission des Nations Unies pour la stabilisation en Haïti                                                                                                                                                            Informe del SG sobre la Misión de la ONU para la Estabilización en Haití

Cabezal Informe SG marzo 2017

Informe del Secretario General sobre la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití 

XI. Observaciones y recomendaciones 

53. Haití logró un hito importante en su camino hacia la estabilización, al concluir de manera pacífica el proceso electoral y restablecer el orden constitucional el 7 de febrero de 2017. Quisiera elogiar el liderazgo y el compromiso demostrados por las autoridades nacionales, entre otras el Gobierno, el Consejo Electoral Provisional y la Policía Nacional de Haití, al financiar, organizar y prestar servicios de seguridad para la celebración de unas elecciones creíbles e inclusivas, a pesar del impacto humanitario del huracán Matthew. El éxito de las elecciones y el traspaso del poder sin tropiezos a un nuevo Presidente dan fe de que las autoridades haitianas han progresado en madurez y capacidad y demuestran el creciente respaldo de los principales agentes del país a la resolución de las diferencias mediante el diálogo y la vía judicial. Aunque el bajo número de mujeres elegidas como diputadas en el Parlamento es motivo de decepción, me complace que haya un número considerable de representantes elegidas para ocupar cargos municipales. Insto a todos los agentes haitianos a que sigan apoyando la participación de las mujeres en la adopción de decisiones políticas y su mayor participación en cargos públicos de todos los niveles.

54. Felicito al Presidente por su elección e investidura. Me resulta alentadora la intención que ha manifestado de trabajar por los intereses de todos los haitianos y promover la unidad del país tras el período de polarización política preelectoral. También me resultan alentadores los llamamientos de los líderes políticos y de la sociedad civil para celebrar un diálogo de amplia base, con el fin de construir un proyecto común de progreso y reforma en esferas clave como el desarrollo, la consolidación del estado de derecho y la posible reforma constitucional. Insto al Presidente, a su nuevo gobierno y al Parlamento, a que avancen en el proceso de diálogo y lleven adelante un programa de reformas cuyas prioridades traten de resolver los problemas sociopolíticos y económicos más apremiantes. En ese sentido, aliento a que se forme un nuevo gobierno con rapidez, tras un proceso de aprobación parlamentaria sin contratiempos.

55. El restablecimiento del orden constitucional y el período continuado de estabilidad política que se avecina facilitarán, se espera, que Haití pase de la fragilidad económica al crecimiento sostenible, con la ayuda de una asistencia internacional considerable y la aplicación del Marco de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible correspondiente al período 2017-2021. Haití seguirá precisando también ayuda a más largo plazo para atenderlas necesidades humanitarias tras el brote de cólera y el paso del huracán Matthew y la vulnerabilidad general del país a los desastres naturales.

56. Al diseñar un plan de transición conjunto entre la Misión y el equipo en el país se tendrán en cuenta los resultados tangibles alcanzados al concluir, a finales de 2016, el plan de consolidación de la MINUSTAH. Ese plan de transición deberá concluirse y ejecutarse rápidamente tras la decisión del Consejo de Seguridad relativa a la presencia futura de las Naciones Unidas y debería basarse en un proyecto conjunto del sistema de las Naciones Unidas y el Gobierno. El año 2017 será un año importante para consolidar las ganancias alcanzadas con esfuerzo los años anteriores, al contar con nuevos dirigentes haitianos, y el proceso de transición de las Naciones Unidas deberá planearse cuidadosamente para que sea sostenible en el largo plazo.

57. Por lo tanto, de conformidad con las conclusiones de la evaluación estratégica, recomiendo que se prorrogue el mandato de la MINUSTAH por un período final de seis meses y que la Misión cierre a más tardar el 15 de octubre de 2017. En ese plazo, el componente militar deberá llevar a cabo una retirada escalonada pero completa de los 2.370 efectivos. Asimismo, las tareas civiles de la Misión se reducirán de inmediato, de manera escalonada.

58. Asimismo, recomiendo que el cierre de la MINUSTAH vaya acompañado del establecimiento de una misión sucesora, con un nuevo nombre, que trabaje de manera integrada con el equipo de las Naciones Unidas en el país para atender las necesidades residuales de estabilización del país. La misión sucesora sería una pequeña operación de mantenimiento de la paz centrada en el estado de derecho y el desarrollo de la policía. Los buenos oficios y la función de promoción de sus dirigentes a nivel político seguirían siendo el elemento básico de su mandato de apoyar la estabilidad política, la buena gobernanza, incluidos la supervisión y la reforma electorales, el estado de derecho y los derechos humanos, integrando los principios de género de manera holística. La misión tendría su sede en Puerto Príncipe, desde donde ejercería una función de supervisión y alerta temprana para la prevención de conflictos y cuestiones relativas a los derechos humanos y el estado de derecho a nivel local mediante el uso de equipos móviles.

59. De las 11 unidades de policía constituidas actuales, la misión sucesora mantendría 7, desplegadas en cinco departamentos regionales para salvaguardar la frágil mejora de la situación de la seguridad lograda en los últimos años mediante la prestación de apoyo operacional a la policía nacional y una firme función disuasoria. El número de unidades de policía constituidas se ajustaría a la baja para armonizarse con el aumento gradual de la policía nacional a lo largo de dos años.

60. Mantener la dotación complementaria de 295 agentes de policía, actualmente 1.001, sería fundamental para llevar a cabo las prioridades del plan de desarrollo es-tratégico de la policía nacional para 2017-2021, con arreglo a las normas interna-cionales de derechos humanos. Los agentes de policía se encargarían de la mentoría de supervisión y del asesoramiento estratégico a los altos funcionarios asignados a la academia de policía, las direcciones departamentales, las principales comisarías, las unidades especializadas y la oficina del Director General de la policía nacional.

 

Para ejecutar el programa de asesoramiento técnico sería necesario contar con agen-tes de policía altamente cualificados, que recibieran apoyo de varios puestos civiles, para dar formación sobre la capacidad administrativa de la policía nacional, por ejemplo en cuanto a planificación estratégica, adquisiciones, presupuesto, nóminas y gestión del combustible. El personal penitenciario proporcionado por los Gobier-nos se reduciría de los 50 funcionarios actuales a 38, con un enfoque centrado en que la policía nacional se implique plenamente en los esfuerzos por fortalecer la gestión de la Dirección de Administración Penitenciaria.

61. El estado de derecho requiere un enfoque innovador que sea planificado, diri-gido y ejecutado por haitianos, sobre la base de una evaluación exhaustiva del Punto Focal Mundial para los Aspectos Policiales, Judiciales y Penitenciarios del Estado de Derecho en Situaciones Posteriores a Conflictos y otras Situaciones de Crisis, así como de las experiencias de la región. Además de abordar los problemas de la cade-na de la justicia penal a fin de alentar y apoyar específicamente la participación de las instituciones de Haití en la reforma del estado de derecho y la lucha contra la co-rrupción, también debería hacerse hincapié en mejorar el marco del derecho mercan-til y ofrecer incentivos para atraer más inversión extranjera a Haití. El enfoque de-bería redoblar el énfasis puesto en las actividades programáticas integradas de crea-ción de capacidad, en particular mediante enfoques comunitarios en las comunida-des frágiles, y la rendición de cuentas mutua con el Gobierno, a la que contribuirían los buenos oficios de la misión sucesora. Las gestiones que realice la misión suceso-ra en el ámbito del estado de derecho deberían enmarcarse en una estrategia dirigida a transferir de forma progresiva y continuada las actividades a los agentes de desa-rrollo, sobre la base de las cuotas destinadas a los programas y dependiendo cada vez más de las contribuciones obtenidas de los donantes mediante la movilización de recursos. La misión sucesora también podría prestar apoyo a los “Etats généraux sectoriels de la Nation”, prioridad anunciada por el Presidente para acercar a la ciu-dadanía a las instituciones del Estado y al posible proceso de reforma constitucio-nal, a petición del Gobierno.

62. Dado que los derechos humanos son un elemento esencial para la estabilidad de Haití, la misión sucesora también tendría el mandato de llevar a cabo tareas de vigilancia, presentación de informes y análisis de la situación de los derechos humanos, y, en consulta con el Gobierno, prestar apoyo para poner fin a la impunidad y fortalecer la capacidad de las instituciones encargadas de velar por los derechos humanos y el estado de derecho, así como de la sociedad civil, de conformidad, entre otras cosas, con la política de diligencia debida en materia de derechos humanos. También se recomienda que la misión sucesora, en coordinación con el equipo de las Naciones Unidas en Haití, elabore una estrategia coherente relativa a las cuestiones de género y la violencia sexual y por razón de género, y ayude a sistematizar los programas relativos a esas cuestiones en las instituciones judiciales y de seguridad, para que las víctimas tengan acceso a la justicia y para que se apliquen las leyes vigentes.

63. Al concluir el plan de consolidación de la MINUSTAH y aplicar un plan de transición, podría elaborarse un marco más amplio de rendición de cuentas mutua o un “pacto” entre el nuevo Gobierno, las Naciones Unidas y la comunidad internacional como parte de una estrategia política destinada a que la presencia de relevo de las Naciones Unidas en el país preste una ayuda más eficaz. De este modo se orientarían los compromisos pertinentes, teniendo en cuenta los mecanismos de coordinación de la ayuda y los marcos de rendición de cuentas existentes, allanando el camino para que Haití deje de estar en el orden del día del Consejo de Seguridad. Para ello hará falta que Haití asuma inequívocamente el proyecto como propio, además de un amplio apoyo internacional. A medida que las Naciones Unidas vayan reduciendo su presencia gradualmente y de manera responsable, aliento a los asociados internacionales y los Estados Miembros a que también examinen cuidadosamente el apoyo que prestan a Haití para reducir al mínimo el riesgo de malograr los avances logrados hasta la fecha.

64. El equipo de las Naciones Unidas en el país deberá fortalecer el nexo existente entre la acción humanitaria, el desarrollo y la estabilización, esforzándose por integrar y racionalizar el análisis y la planificación. Tanto el equipo en el país como la misión sucesora, junto con el Gobierno, deberán llevar a cabo una evaluación de riesgos común y basar en los resultados de esa evaluación los planes de creación de la capacidad humanitaria y los planes de preparación. Para impulsar esos procesos haría falta, dentro de la estructura de la misión sucesora, una sólida oficina de coordinación integrada que dependiera de un Representante Especial Adjunto del Secretario General-Coordinador Residente/Coordinador de Asuntos Humanitarios, que fuera un elemento de la labor renovada y dirigida por el Gobierno de coordinación de la ayuda con miras a armonizar los marcos de desarrollo existentes y establecer prioridades, con el apoyo de las Naciones Unidas.

65. A pesar de los progresos recientes, el país sigue siendo sumamente vulnerable al cólera. Las causas fundamentales de la epidemia siguen presentes: solo el 25% de la población haitiana tiene acceso a servicios de saneamiento adecuados, solo el 58% tiene acceso al agua potable y el acceso a los servicios de atención sanitaria es limitado. Sin embargo, se ha avanzado bastante en la reducción del número de presuntos casos desde el paso del huracán Matthew. Es fundamental que este impulso se mantenga y que ambas tareas del nuevo enfoque respecto del cólera en Haití dispongan de financiación adecuada. El compromiso político con las autoridades a nivel de la dirección de la misión complementará las iniciativas que lleve a cabo el equipo de las Naciones Unidas en el país bajo la coordinación de un Representante Especial Adjunto del Secretario General-Coordinador Residente/Coordinador de Asuntos Humanitarios.

66. El cierre de la MINUSTAH y el inicio simultáneo de la Misión sucesora se planificarán de una manera que garantice que las funciones esenciales estén definidas y se mantenga la capacidad de apoyo adecuada, sobre todo teniendo en cuenta que la distribución geográfica de la MINUSTAH planteará problemas para su retirada y cierre. Estos procesos se llevarán a cabo con arreglo a las directrices de gestión ambiental de las Naciones Unidas.

67. Para concluir, quisiera expresar mi agradecimiento a mi Representante Especial para Haití, Sra. Sandra Honoré, por su inestimable contribución a la estabilidad de Haití y al personal civil y uniformado de la MINUSTAH, por su inquebrantable compromiso durante los últimos 13 años para cumplir el mandato de la Misión. También quisiera rendir homenaje al equipo de las Naciones Unidas en el país, así como a los donantes y asociados, por su constante apoyo y respaldo en Haití.

http://www.un.org/fr/documents/view_doc.asp?symbol=S/2017/223&TYPE=&referer=http://www.un.org/fr/sc/documents/sgreports/2017.shtml&Lang=S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s