Unnoh y el partido político Rasin Kan Pèp exigen la liberación de un director de escuela brutalizado por la policía

Denuncia de la sangrienta violencia del lunes, 13 de noviembre de 2017 en Gran Ravin

P-a-p., 17 de noviembre de 2017 [AlterPresse] — El Unión Nacional de Normalistas Haitianxs (UNNOH) y el partido político Rasin kan Pèp la exigen la liberación del director del Colegio Maranatha Armand Louis, encarcelado desde el 15 de noviembre de 2017, en la Penitenciaría Nacional, la prisión civil haitiana más grande, con sede en Puerto Príncipe.

Esta detención brutal, realizada el lunes, 13 de noviembre de 2017, en el marco de una operación policial en Gran Ravin, en el barrio de Martissant (periferia sureste de la capital, Puerto Príncipe) es “ilegal e injusta” critican las dos organizaciones, en conferencias de prensa separadas, según supo la agencia en línea AlterPresse. Sigue leyendo

En medio de críticas: buscan “mejoras” para los cascos azules

onu_1718483347

Unos 114 soldados acusados de escándalos sexuales fueron regresados a sus países, pero ninguno fue encarcelado. | Foto: EFE

Telesur, Publicado 15 noviembre 2017

 Los cascos azules o cascos blancos han sido denunciados en repetidas ocasiones por abusos sexuales, propagación de enfermedades y respaldo a grupos terroristas.

La Fuerza de Paz de las Naciones Unidas o los “cascos azules” son enviados como ayuda humanitaria para promover la seguridad y estabilidad en países donde haya crisis. Sin embargo, el personal militar ha sido acusado en varias oportunidades de violaciones, propagar el cólera y hasta de ataques con armas químicas. Sigue leyendo

Examinarán 13 años de participación brasileña en Minustah

Preservar la biodiversidad: reto de los especialistas haitianos

EE.UU. comunica final de amparo para inmigrantes de Haití

Celac afianza en el Salvador cooperación Sur-Sur

Canadá clarifica contribución a misiones de paz de la ONU

Ottawa, 15 nov (PL) Canadá ofrecerá hasta 200 tropas terrestres, helicópteros de transporte y ataque, aviones de carga y entrenadores militares para futuras operaciones de paz de Naciones Unidas, anunció hoy el gobierno del primer ministro Justin Trudeau.

 

El compromiso que estará vigente por cinco años es parte de un paquete integral que incluye millones de dólares para ayudar a otros países a impulsar la participación de las mujeres en operaciones de paz y fortalecer la seguridad para quienes participan en misiones de alto riesgo.

El anuncio ocurre en momentos cuando sesiona en la occidental ciudad de Vancouver la cumbre mundial de la ONU sobre operaciones de mantenimiento de la paz.

Contrasta sin embargo con la promesa del gobierno liberal que, hace más de un año, se comprometió a proporcionar hasta 600 soldados y 150 policías destinados a los denominados Cascos Azules de la ONU.

En su discurso durante la conferencia de Vancouver, Trudeau dijo que en la imaginación canadiense el mantenimiento de la paz se ha arraigado en una especie de nostalgia, pero ya no es lo que solía ser, y debe haber una nueva visión.

Hacemos estas promesas hoy porque creemos en las Naciones Unidas y creemos en el mantenimiento de la paz. Lo que haremos es intensificar y hacer las contribuciones que somos capaces de proporcionar de manera única, subrayó.

No obstante, consideró que muchas misiones se han vuelto peligrosas.

Pedimos a las operaciones de paz que no solo enfrenten la violencia cuando estalla, sino que respondan al ciclo de vida del conflicto: prevenir su inicio, apoyar complicados procesos de paz y ayudar a las personas a reconstruir sus vidas cuando el enfrentamiento concluye, argumentó.

Según altos funcionarios del gobierno, los recursos prometidos podrían llegar a lo prometido el año pasado, pero el enfoque de la nueva participación de Canadá verá misiones más pequeñas y más definidas, en lugar de los despliegues masivos de tropas como en el pasado.

Las negociaciones con la ONU sobre qué misiones emprender aún no se han puesto en marcha y podrían demorar hasta dos años antes de que los primeros soldados y equipos sean desplegados, agregaron los funcionarios citados por la cadena CBC News.

Durante meses, la ONU ha comunicado con regularidad al gobierno de Trudeau solicitudes específicas de misiones y equipos, los cuales han sido rechazados o mantenidos bajo consideración sin una respuesta concluyente.

Algunas fuentes afirman que el gobierno canadiense considera varias opciones entre las que se encuentran el despliegue de helicópteros en Mali o de aviones en Uganda, para ayudar a ciertas misiones en África.

Canadá estaría dispuesto también a enviar una fuerza de intervención rápida a las Alturas del Golán, territorio sirio ocupado por Israel; así como una misión policial en Haití y soldados instructores con el objetivo de ayudar al país caribeño a mejorar sus operaciones de mantenimiento de la paz.

Durante martes y miércoles, Vancouver acoge a representantes de 80 países quienes analizan la forma de aumentar la presencia de las mujeres en las misiones de paz y la prevención de conflictos y las vías de reducir la utilización de los niños-soldados y proteger mejor a las poblaciones civiles.

pgh/lr