Martelly removilizó oficialmente el ejército de Haití

Puerto Príncipe, Le Nouvelliste, Roberson Alphonse *, 27/11/15 – El presidente Michel Martelly no cumplió su promesa de no firmar un solo decreto después de haberse quedado disfuncional el Parlamento, el segundo lunes de enero de 2015.

En Consejo de Ministros el 9 de octubre, el jefe de Estado y el gobierno de Evans Paul aprobaron el “Decreto sobre la organización y funcionamiento del Ministerio de Defensa”, que removiliza oficialmente las Fuerzas Armadas de Haití, disueltas en 1994.

Para cumplir su misión, el Ministerio de Defensa dispone de estructuras organizadas, incluyendo las Fuerzas Armadas de Haití, previstas en el artículo 5 del decreto, según puede leerse en Le Moniteur nº 205 de 26 de octubre de 2015.

El artículo 65 establece que “las Fuerzas Armadas de Haití están a cargo de la defensa y la integridad del territorio de la República.” “Las fuerzas armadas de Haití se rigen por los artículos 264, 264-1, 264-2, 264-3, 265, 265- 1, 267, 267-1, 267-2, 267-3, 267-4, 267- 5, 268 y 268-3 de la Constitución de 1987, modificada por la ley constitucional de 9 de mayo de 2011”, de acuerdo al artículo 66 del decreto que “deroga todas las leyes o disposiciones de leyes, todos los decretos o disposiciones de decretos, todos los decretos-ley o disposiciones de los decretos-ley que sean contrarias a la misma y se ejecutarán por diligencia del Ministro de Defensa.

“El Ministerio de Defensa tiene 19 funciones: defender el territorio terrestre, frontera, marítimo, fluvial y aéreo de la República; garantizar la seguridad y la integridad física del territorio, la población y contribuir a la seguridad nacional en todas sus dimensiones; participar en mantenimiento de la paz en todo el territorio de la República en caso de fuerza mayor; participar en el desarrollo y la coordinación de las medidas que deben tomarse en caso de guerra, disturbios civiles o desastres naturales; asegurar el desarrollo, la modernización y el mantenimiento de la infraestructura militar; proporcionar el cumplimiento de las leyes, políticas, alianzas, convenios, acuerdos, tratados y otros instrumentos legales para la defensa; asegurar el control de la fabricación, compra, venta, distribución, armas de guerra, municiones, equipos y explosivos en el territorio nacional, de conformidad con el derecho internacional y nacional; establecer mapas militares de la República; desarrollar y supervisar la política de formación y la educación profesional de los miembros de las fuerzas de defensa para asegurar su versatilidad y la integración; participar en la elaboración y aplicación de planes nacionales de lucha contra el tráfico ilegal de mercancías, narcóticos, armas y personas, la piratería y el terrorismo, en el marco de acuerdos, tratados y acuerdos de la delincuencia organizada transnacional; concesión, en su caso, los permisos de construcción en la proximidad de una estructura de carácter militar; controlar la adquisición, importación, exportación y uso de equipos militares y equipos; recoger y gestionar toda la información relacionada con la defensa nacional; coordinar la participación de las fuerzas de defensa en el trabajo de desarrollo; la gestión de las decoraciones militares; participar en la organización y supervisión de las actividades del servicio cívico obligatorio conjunta (CMOS), de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 268 de la Constitución; participar en la lucha contra el delito cibernético; participar en la organización y supervisión del servicio militar, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 268 de la Constitución y, finalmente, ejercerá las demás responsabilidades que se derivan de su misión de conformidad con la Constitución y la ley.

Para cumplir su misión, el decreto prevé la creación de diversos servicios y direcciones. Además de la Dirección de la ingeniería militar, la defensa civil, se ha previsto en el decreto la Dirección de Operaciones Especiales. De acuerdo con el artículo 41, esa dirección debe “aprender acerca de todos los casos de asalto o ataque desde dentro y fuera, analizarlos para evaluar los riesgos de éxito y fracaso, incidentes diplomáticos en el caso de una intervención preventiva o represiva de las fuerzas de operaciones especiales “.

El Ministro de Defensa, entre otras funciones, se encarga de mantener la infraestructura militar. Este decreto se produce unos meses antes del final del período de cinco años del presidente Joseph Michel Martelly, a menudo acusado por algunos de sus oponentes por restablecer el orden de las bayonetas en Haití.

La removilización de las Fuerzas Armadas es una promesa de campaña y un proyecto en el que el jefe de Estado ha trabajado durante años para que el país cuenta con los medios necesarios para la defensa, la seguridad nacional.
La removilización del ejército, ha explicado a menudo Michel Martelly, debería permitir una retirada ordenada de la MINUSTAH.

No hay detalles sobre el tamaño del ejército, oficialmente re-movilizado. Ni sobre los recursos financieros para que siga funcionando junto con la Policía Nacional, que tiene más de 14 000 agentes de policía. Es hacia los amigos suramericanos como Ecuador que el presidente Michel Martelly se volvió para la formación de los primeros elementos – soldados y oficiales – de este ejército.

* robersonalphonse@lenouvelliste.com –

http://lenouvelliste.com/lenouvelliste/article/153017/Martelly-remobilise-officiellement-larmee-dHaiti

Traducción Diálogo 2000 – JS Argentina, por http://haitinominustah.info

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s