Movimientos haitianos llaman a constituir Tribunal Popular contra la ocupación centenaria del país

Aba okupa“…’con botas o sin botas la ocupación sigue’, y esta ocupación está destruyendo el país. ¡Basta, ya es demasiado!”.  Así  afirman diversas organizaciones populares haitianas al llamar a la constitución de un Tribunal Popular  para juzgar la ocupación y los cómplices de la misma por todos los atropellos, las violaciones de los derechos y los crímenes cometidos durante 100 años contra la nación, el Estado y la población de Haití.

Invitan, a la vez, a todas las organizaciones y a los patriotas comprometidos del movimiento social haitiano tanto adentro como afuera del país, a aportar su apoyo para poder constituir este Tribunal Popular a partir del 17 de diciembre de 2015, para que los ocupantes y sus cómplices puedan ser juzgados como se debe por todos sus atropellos, violaciones de los derechos y crímenes cometidos en el país desde 1915 hasta 2015.

A continuación, reproducimos el texto íntegro del llamamiento.

inisyativ Pou Mete kanpe mouvman patriyotik demokratik popilè

Inisyativ MPDP

               PETICIÓN DEL MOVIMIENTO SOCIAL HAITIANO

               PARA PEDIR UN TRIBUNAL POPULAR PARA JUZGAR

             ATROPELLOS, VIOLACIONES DE DERECHOS Y CRÍMENES

   DE LA OCUPACIÓN NORTEAMERICANA EN HAITÍ DURANTE 100 AÑOS

                                                1915-2015

 Nosotros, miembros de organizaciones políticas, partidos políticos, instituciones de formación y de apoyo, de organizaciones campesinas, de obreros, de mujeres, de estudiantes, de desocupados, de vendedores, de artesanos, de profesionales, de intelectuales consecuentes y patriotas comprometidos y autónomos que pertenecen al movimiento social haitiano. Nosotros que luchamos por la liberación del país en contra de toda forma de ocupación, de dominación, de explotación, de saqueo de sus recursos y en contra de la violación de su derecho soberano. Decidimos denunciar y sumar nuestra resistencia para exigir justicia y reparación para el pueblo haitiano y para todos aquellos que pertenecen a las clases sociales que están destruyendo, especialmente a las masas populares, después de 100 años de ocupación y dominación norteamericana en Haití.

Desde el 28 de julio de 1915, el Estado norteamericano utilizó como pretexto los disturbios y la anarquía que existían, situación que dicho Estado al igual que otras potencias estaban financiando en Haití, para pisotear la dignidad del país hasta nuestros días. La ocupación y dominación norteamericana adquirió diversas formas y provocó consecuencias muy graves para la sociedad y el Estado haitiano.

Primera fase: Ocupación y presencia de los marines norteamericanos en el país, 1915-1934

Para colocar el Estado haitiano en estado de ruina financiera y preparar la primera ocupación, los norteamericanos enviaron 7 meses antes a un commando de marines para apropiarse de la reserva de 500 mil dólares que el Estado haitiano tenía en el Banco Nacional. Durante esta fase, el Estado norteamericano con la complicidad de la burguesía y la elite política del país, cambió el régimen politico y la Constitución, cambió el régimen político consagrado en la Constitución, entregó el poder político a dirigentes obscecuentes y pagados por ellos, y puso en marcha un Cuerpo de gendarmes para reforzar el Estado autoritario pero bajo su control. Luego los norteamericanos desplazaron a las demás potencias imperialistas europeas y ocuparon su lugar en el saqueo de Haití, creando todas las condiciones indispensables para que sus compañías pudieran acapararse de lo que quedaba de nuestras reservas forestales. Además, los norteamericanos volvieron con el sistema de las grandes plantaciones para instalar grandes fábricas para producir los bienes que necesitaban en los EE.UU. En consecuencia, los norteamericanos y sus compañías echaron a los campesinos y las campesinas de sus tierras para explotar esta mano de obra barata en el país como así también en las plantaciones de caña de azúcar tanto en Cuba como en República Dominicana.

Los norteamericanos y sus bancos obligaron al Estado haitiano contraer con ellos una deuda usurera y compraron el Banco Nacional para tomar el control financiero del país. Los norteamericanos cerraron los puertos de las ciudades de las provincias y usaron a sus cómplices de la burguesía árabe en Haití para tomar el control del comercio del país y después empezaron con los estudios técnicos para saquear las minas que se encuentran en el subsuelo y en el mar. Para imponer su ocupación y dominación atacaron las raíces de nuestra cultura, retornaron con el sistema conocido como “corvée” -parecido a la esclavitud- para la construcción de caminos. Los marines torturaron, reprimieron y asesinaron a más de 30 mil campesinos resistentes llamados Cacos, censuraron la prensa y también reprimieron a los patriotas en las ciudades. Todas esas exacciones, violaciones de los DD.HH. y crímenes desestabilizaron seriamente el sistema de organización social y el modo de organización del trabajo en las zonas rurales y provocaron el éxodo de los campesinos hacia las ciudades provocando enormes consecuencias negativas sobre la producción agrícola del país.

Segunda fase: Ocupación bajo control a distancia, 1934-1994

Durante esta fase, el Departamento de Estado y la Embajada norteamericana tomaron todas las decisiones importantes para el país. El Ejército de Haití se transformó en el principal sostén del Estado servil y explotador que los norteamericanos reforzaron en el país. Cuando los norteamericanos con la complicidad de la oligarquía, no tuvieron enfrente la oposición de un movimiento social, pusieron siempre en el poder en elecciones-selecciones a dictadores al servicio de sus intereses. Los norteamericanos con los potentados económicos haitianos como cómplices permanecieron durante más de 29 años ejerciendo un poder totalitario-makoute represivo -1957-1986. Este poder asesinó, masacró y mandó al exilio a más de 50 mil jóvenes, tanto mujeres como hombres, intelectuales, profesionales, trabajadores de todos los rubros. Los norteamericanos siguieron con la destrucción del medio rural como consecuencia de los desastres provocados por la SHADA en los campos agrícolas del país. Los mismos atropellos cometieron la Reynolds, la SEDREN y la First City con las minas de bauxita y de cobre. Siguieron con la destrucción del medio rural con los desastres provocados por la HAMPCO con respecto a la ganadería, sin olvidar los graves crímenes cometidos por la USAID en contra de los campesinos y las campesinas al exigir al Estado masacrar a los cerdos criollos en 1982, para permitir a los norteamericanos tomar el control del mercado de la carne en Haití. Las zonas francas industriales para las maquiladoras norteamericanas instaladas por el Estado haitiano en Puerto Príncipe en 1970, provocaron que muchos campesinos y muchas campesinas aumentaron las villas miserias en la capital y muchos obreros sufrieron tuberculosis ya que no pudieron comer con los salarios de miseria que cobraban.

Tercera fase: Ocupación-tutelaje bajo cobertura de fuerzas militares y policiales de la ONU, 1994-2015

Desde la segunda intervención norteamericana en Haití hasta ahora, el Consejo de Seguridad, el Depatamento de Estado, el Banco Mundial, el FMI y la Embajada de los Estados Unidos son las entidades que toman las decisiones importantes para el país. Con el pretexto de establecer la democracia y volver al orden constitucional, el derecho a la autodeterminación y la dignidad de la nación fueron pisoteados. En menos de 21 años los norteamericanos con sus aliados hicieron 3 intervenciones militares en el país y después usaron fuerzas militares y policiales de la ONU, con distintas denominaciones, para reemplazar y desempeñar el rol del ejército represor. Los norteamericanos y sus cómplices de la oligarquía cooptaron a varios dirigentes del movimiento democrático y popular y entregaron el poder a los makoutes bajo una fachada política indecente para poder seguir con la misma política económica neoliberal. Asimismo, las multinacionales, de manera directa o indirecta, tomaron el control de todos los sectores que abarcan actividades que permiten amasar mucho dinero tales como las comunicaciones, la banca, el turismo, el comercio de los productos de primera necesidad, etc. Además, los norteamericanos exigieron al Estado haitiano expropiar las tierras agrícolas de Ouanaminthe, Trou du Nord, Caracol, Limonade et l´Ile-á-Vache para instalar zonas francas industriales, zonas francas turísticas y zonas francas agrícolas para seguir explotando la mano de obra barata de los campesinos y las campesinas. Luego de realizar estudios de exploración de todas las reservas minerales del país, entre 1970-1980, los norteamericanos y las multinacionales obligaron al Estado entregar a ellos todas las ventajas posibles para poder explotar las minas de oro, el petróleo y otros recursos que se encuentran en nuestro subsuelo.

El Estado haitiano se transformó en paria de la region, donde la corrupción, el tráfico ilegal y la impunidad se instalaron. Los norteamericanos hicieron perder a la sociedad su verdadero rumbo, y, día tras día, muchos pierden las raíces de su identidad renunciando a su cultura. Así, también, la miseria, el hambre y el malestar están matando a mucha gente provocando un masivo éxodo de los habitantes del país. Los norteamericanos y los potentados económicos y politicos haitianos al igual que sus cómplices extranjeros transformaron a Haití en el país más vulnerable y pobre del continente. A pesar del terremoto de 2010, los norteamericanos y sus potencias aliadas implementaron en el país un capitalismo salvaje, y aprovecharon el hambre existente para engañar al pueblo con la oferta de comida de mala calidad y además recuperaron la mayor parte de la ayuda beneficiando a sus compañías y los poderosos en los EE.UU.

Nuestras Resoluciones

Nosotros, miembros de organizaciones políticas, de instituciones de formación, de organizaciones sociales y populares consecuentes, militantes y patriotas comprometidos que firmamos esta petición, declaramos: “con botas o sin botas la ocupación sigue”, y esta ocupación está destruyendo el país. ¡Basta, ya es demasiado! En consecuencia, hemos decidido constituir un Tribunal Popular para juzgar la ocupación y los cómplices de la misma por todos los atropellos, las violaciones de los derechos y los crímenes cometidos durante 100 años contra la nación, el Estado y la población de Haití.

Estamos convencidos que si después de 100 años de ocupación, 100 años de dominación, 100 años de saqueo de nuestros recursos naturales y el patrimonio cultural de nuestro país, después de 100 años de explotación de la fuerza de los trabajadores, tanto mujeres como hombres, no asumimos nuestra responsabilidad para llevar a los ocupantes y sus cómplices ante un tribunal especial y exigir justicia y reparación para el pueblo haitiano, seremos juzgados por la historia por complicidad, por inconsistencia, por traición de nuestros ancestros que habían entregado sus vidas para dejarnos un país libre e independiente. El Tribunal Popular para juzgar a la ocupación es una oportunidad para abrir la puerta hacia una segunda independencia política, económica, social y cultural para nuestro Haití.

Por tanto, invitamos a todas las organizaciones e instituciones consecuentes como así también a los patriotas comprometidos del movimiento social haitiano tanto adentro como afuera del país, a aportar su apoyo para poder constituir este Tribunal Popular a partir del 17 de diciembre de 2015, para que los ocupantes y sus cómplices puedan ser juzgados como se debe por todos sus atropellos, violaciones de los derechos y crímenes cometidos en el país desde 1915 hasta 2015.

Abajo la ocupación-dominación y explotación bajo todas sus formas!

Abajo el saqueo de los recursos naturales!

Abajo la explotación de la fuerza de trabajo y saqueo del patrimonio cultural del   país!

Viva el derecho a la autodeterminación del país! Viva la lucha de los trabajadores!

Viva la Victoria de las masas populares!

INICIATIVA MOVIMIENTO PATRIÓTICO DEMOCRÁTICO POPULAR

(Traducción del creol gentileza H. Boisrolin)

 

 

 

3 comentarios en “Movimientos haitianos llaman a constituir Tribunal Popular contra la ocupación centenaria del país

  1. Es obligación de todo latinoamericano defender al país que dio el ejemplo de lucha por la independencia y que sigue bajo el yugo colonial.
    Por la redacción de “Lucha Indígena ”
    Hugo Blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s