El tema electoral en Haití es una faceta más del colapso de la estructura de dependencia de todo un sistema


unnamed-2Entrevista Henry Boisrolin del Comité Democrático Haitiano, por 
Mario Hernandez

Buenos Aires – Córdoba, 15 de junio de 2016 –

M.H.: Dentro de los temas que se conversaron en la Audiencia Pública Parlamentaria realizada el 13 de junio en la Cámara de Diputados de Argentina, surgió el tema electoral. Un informe de una Comisión haitiana independiente para la evaluación y verificación dio un dictamen el pasado 30 de mayo donde recomienda reiniciar las elecciones presidenciales del año 2015 por una serie de irregularidades comprobadas. Da una nueva fecha para esas elecciones para el próximo 9 de octubre, en contra de la opinión del grupo que integran Brasil, EE. UU., Canadá, la Unión Europea y el representante especial de la OEA que instan a respetar el calendario electoral, es decir, hacer el ballotage de un candidato en forma inmediata. ¿Cómo se está resolviendo esa situación en tu país?

H.B.: En primer lugar creo que lo que acabas de plantear merece un análisis plural. El tema electoral es una faceta más del desmoronamiento, agotamiento y colapso de la estructura de dependencia de todo un sistema. En el por qué hay distintas razones, voy a poner el acento sobre algunas nada más.

La irrupción de las masas en escena, a diferencia de las elecciones de 2010/2011, ha puesto un freno a las determinaciones de la llamada Comunidad Internacional y de los sectores dominantes de la sociedad haitiana. Ese dato aparece claramente con la movilización del 22 de enero que impidió el ballotage. Este es un primer análisis.

Al mismo tiempo, hay que entender que la Comisión de verificación de las elecciones quedó a mitad de camino. Incluso con una contradicción tremenda, solicitando retomar desde cero las elecciones para la presidencia pero, sin embargo, no plantea lo mismo para las elecciones legislativas, cuando éstas como las presidenciales del 2010 pertenecen al mismo proceso y están marcadas por los mismos fraudes y descalificaciones que la Comisión planteó.

Entonces, como el mandato del actual presidente provisorio, Privert, proviene de la Asamblea Legislativa, sería desconocer su propio poder. De ahí que muchas organizaciones populares haitianas entiendan que lo que se está jugando ahora, sobre todo, es el desarrollo de contradicciones entre sectores de la política haitiana y sectores divididos de la Comunidad Internacional. No toda la llamada Comunidad Internacional está en contra de retomar la elección presidencial y no todos están a favor de hacer lo contrario. Hay contradicciones por doquier.

Ese es el tercer análisis que hay que entender. Pero, desde el punto de vista de los intereses de los más explotados de la sociedad haitiana, lo que está en juego son las contradicciones entre los sectores dominantes y la Comunidad Internacional. No entró todavía en escena el proyecto popular. Nosotros creemos que con la profundización de la crisis, los sectores populares vamos a poder avanzar aún más con nuestro proyecto e imponerlo sobre el escenario político, porque hay una debilidad en el sector dominante. Por ejemplo, los sectores próximos o partidarios del ex Presidente Martelly y del ex Primer Ministro Evans Paul, intentaron desde el lunes y el martes pasados, ganar las calles y no pudieron juntar más de 20 o 30 personas, por eso anularon su movilización diciendo que había amenazas en su contra. Sin embargo, los sectores pro Lavalas, en apoyo a Privert, pudieron poner miles en las calles. Entonces, aparentemente nosotros vamos hacia una prórroga del mandato de Privert, que teóricamente venció asumió, a través de un acuerdo espurio y perverso que firmó Martelly antes de irse con el propio Privert que en ese momento era Presidente del Senado haitiano y Chozer Chancy, Presidente de la Cámara de diputados.

Martelly al no poder hacer las elecciones en abril, no pudo entregar el poder en mayo y tenía plazo hasta el 14 de junio para irse. Nosotros creemos que van a dar la prórroga a Privert, porque en una Asamblea excepcional, en una sesión que incluye a la Cámaras de diputados y senadores, aunque todavía Privert no ha reunido la cantidad de votos suficientes, ayer (13/6) estaba circulando un documento pidiendo esta prórroga y ya está firmado por 54 diputados y 8 senadores. Le faltan unos cuantos, pero no muchos. En ese sentido también, está la práctica política de comprar votos, donde hay millones en danza y algunos se hacen rogar para cobrar más. Es un juego bastante sucio el que hay ahí, no hay que verlo desde un solo aspecto. Yo insisto, no es el proyecto del pueblo. Por supuesto, ante los dos males, creemos que hay que apostar a la derrota del sector ultra reaccionario pro norteamericano de Martelly.

M.H.: Estas aclaraciones nos sirven para poder continuar con el puntapié inicial que dimos el lunes, por esta campaña que vamos a seguir hasta mediados de octubre en torno al retiro definitivo de las tropas de ocupación argentinas de Haití y del pedido que trataremos de impulsar a través de la Cámara de Diputados para que esto se haga extensivo a todas las tropas de ocupación de la Misión de Estabilización, Minustah, que se encuentra desde hace ya 12 años en tu país.

H.B.: Aprovecho estas palabras para felicitarlos por esta iniciativa porque son las que le hacen ver al pueblo haitiano que no se encuentra solo y que puede contar con la solidaridad plena y activa de sus hermanos y hermanas latinoamericanos.

+++

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s