Nuestra deuda con Haití

haitiSir Hilary Beckles, Jamaica Observer, Domingo, 16 de octubre de 2016

Todos nosotros en Jamaica, más que cualquier otro pueblo, debemos la mayor deuda política y ciudadana a Haití. Por esta razón me uno con el presidente de nuestro Senado, Tom Tavares-Finson, QC, para instar a los ciudadanos aquí y en la región a apoyar a lo mejor de nuestra capacidad, los esfuerzos de las Naciones Unidas en la financiación de la rehabilitación post-Matthew.

Doy un solo ejemplo – tan espectacular como lo es relevante. Este año es el 200 aniversario del épico aterrizaje de jamaiquinos “escapados a vela” en Haití – los primeros jamaicanos negros a ser declarados libres y ciudadanos de Haití por la intervención personal de un presidente.

Este episodio memorable en la historia de Jamaica ha pasado desapercibido, pero debe ser celebrado y utilizado como un evento educativo y político mientras rendimos homenaje y pagamos nuestra deuda con la “Madre Haití”.

Esto es lo que sucedió hace exactamente 200 años: Jamaica está a punto de estallar con 300.000 africanos esclavizados. Haití es la única tierra verdadera de libres y valientes, habiendo derrotado en batalla a los esclavizadores de Francia, Gran Bretaña y España, antes de convertirse en 1804 en el primer Estado libre en el mundo occidental.

El Presidente Jean-Jacques Dessalines, consagró en la Constitución Nacional de 1805, la disposición más humana y políticamente poderosa: cualquier persona esclavizada de ascendencia africana que llega a las costas de Haití es automáticamente liberada y convertida en ciudadana haitiana.

Para los 300.000 esclavizados jamaiquinos esta oferta legal era como colgar ñame Trelawny ante Usain Bolt. “Corrieron por ella¨ y pusieron a prueba la determinación del Gobierno de Haití.

Las 170 millas entre los dos países llegó a ser conocido como el “Pasaje Libertad”, por donde los balseros jamaiquinos huyeron a la libertad. A continuación presento los detalles de una tal travesía libertaria desde Jamaica. En noviembre de 1816, un propietario de esclavos de Jamaica, James M’Kewan de Port Royal, atracó su barco de carga después de haber llegado desde el puerto de Spanish Town.

A bordo de su barco, Deep Nine, había 15 hombres jamaiquinos esclavizados. Mientras M’Kewan bajó a tierra para completar el papeleo, sus 15 jamaiquinos esclavizados tomaron el control del barco y se enfilaron rumbo a la libertad en Haití. Llegaron a Trou-bon-bon y se convirtieron en ciudadanos haitianos según la ley.

M’Kewan los persiguió, y encontró su bote vacío muy bien atracado en el muelle. Se solicitó a las autoridades locales el regreso de su “propiedad”. Se le dijo que tomara su barco y abandonara el lugar. Volvió con el Deep Nine a Jamaica y durante el período de Navidad preparó una solicitud de reparación al Gobierno de Jamaica por la pérdida financiera de los 15 hombres esclavizados.

En el nuevo año, M’Kewan regresó a Haití y presionó al Gobierno de Haití para la devolución de su propiedad humana. Presidente Alexandre Pétion no le otorgó una audiencia, pero le informó que las personas en cuestión eran libres y ciudadanos de la república. A continuación su carta a M’Kewan:

Puerto Príncipe

30 de enero de 1817

A 14 años de la Independencia

Sr. James M’Kewan Puerto Príncipe

Señor,

He recibido su carta del 28 del corriente reclamando la goleta Inglés Deep Nine, junto con los individuos que la trajo de Jamaica a Trou-bon-bon, como su propiedad. Acabo de dar indicación para devolver a Ud. el buque, y todo lo que a el pertenece, pero en cuanto a los hombres, son reconocidos como haitianos por el artículo 44 de la constitución de la República desde el momento que pusieron pie en su territorio, y está fuera de mi alcance restaurarlos a Ud. conforme a su demanda.

Cada país tiene sus leyes, como usted debe saber, señor, y afortunadamente para la causa de la humanidad, Haití no es el único donde la esclavitud es abolida.La alusión que hace en su carta no puede ser atendida con cualquier consecuencia seria, porque nadie aquí ha sido culpable de soborno de sujetos pertenecientes a otras potencias; pero tales personas que llegan a este territorio deben ser protegidas, ya que las leyes así lo requieren. Si hay, entre los hombres que reclama, cualquiera que haya cometido delitos contra los derechos de los hombres, en cuanto me proporciona prueba de su crímenes, serán entregados a los tribunales correspondientes establecidos con el fin de tomar conocimiento de ellos, según las leyes locales del país del cual ahora son ciudadanos.

Tengo el honor de saludar a usted, señor, con consideración.

Una Petición [sic] de Puerto Príncipe

30 de enero de1817
M’Kewan no pudo recuperar su ‘propiedad humana’. Al regresar a Jamaica apretó el Gobierno con su solicitud de reparaciones. La Asamblea debatió el asunto el 16 de diciembre de 1817 y aprobó una reparación de £ 1000 a M’Kewan.

Los 15 jamaiquinos eran sólo la punta del iceberg. Cientos encontraron libertad y ciudadanía en Haití. Por lo tanto, Trou-bonbon es un monumento a la libertad de Jamaica, y debe ser reconocido como tal en este momento bicentenario.

Tal vez el ministro de Cultura Olivia “Babsy” Grange debiera negociar el establecimiento de un monumento adecuado, mientras el Gobierno prepara una estrategia adecuada para facilitar el proceso de rehabilitación.

Un monumento de este tipo sería un recordatorio duradero de los vínculos humanos entre los jamaiquinos y haitianos que no pueden ser sacudidas por cualquier acto de la naturaleza. [Fuente: Diarios de la Asamblea de Jamaica, 20 de Noviembre, 28 de 9 de diciembre de 1817, Archivo Nacional de Jamaica, Ciudad española]

El profesor Sir Hilary Beckles es un historiador económico y vice-rector de la Universidad de las Indias Occidentales.

http://www.jamaicaobserver.com/columns/Our-debt-to-Haiti_77305

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s