Secretario General de la ONU: Es hora que termine la misión de paz en Haití

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

POR JACQUELINE CHARLES, Miami Herald, 19/3/17 –

Es hora de que los 2,300 soldados del casco azul de las Naciones Unidas en Haití regresen a sus casas después de 13 años, recomendó el jefe del organismo mundial en un informe al Consejo de Seguridad de la ONU esta semana.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que la operación de mantenimiento de la paz en Haití debe cerrarse el 15 de octubre. Guterres hizo la recomendación en un informe de 37 páginas obtenido por el Miami Herald.

“El componente militar debe sufrir una retirada escalonada pero completa de los 2.370 efectivos”, dijo Guterres sobre la Misión de Estabilización de la ONU en Haití, más conocida por su sigla francesa MINUSTAH.

La recomendación de Guterres viene cuando el presidente Donald Trump intenta reducir significativamente la contribución de los Estados Unidos a las Naciones Unidas con un enfoque particular en las reducciones en el mantenimiento de la paz, el medio ambiente y el desarrollo. Al mismo tiempo, el gobierno de Trump está proponiendo recortar drásticamente los fondos para la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (AID), el mayor donante de Haití.

Como parte de la retirada gradual de la MINUSTAH después de más de una década en Haití, Guterres recomienda que la misión de 346 millones de dólares “se prorrogue por un período final de seis meses”, después de que su actual mandato expire el 15 de abril. Se espera que el Consejo de Seguridad debata las recomendaciones de Guterres – incluyendo el futuro papel de las Naciones Unidas en Haití – el 11 de abril.

Mientras que los miembros del Consejo de Seguridad están todos de acuerdo en la retirada, hay desacuerdo sobre el futuro de la presencia de la ONU en Haití. Guterres recomienda que una misión más pequeña reemplace a la MINUSTAH para centrarse en el desarrollo de la policía y en el sistema judicial disfuncional del país.

La medida se esperaba desde el mes pasado, cuando el Subsecretario General de Operaciones de Mantenimiento de Paz, Hervé Ladsous, visitó Haití y dijo al Miami Herald que “el componente militar ya no es necesario”.

Guterres está de acuerdo.

Pero la última vez que la U.N. intentó salir de Haití, una revuelta armada obligó al despliegue de más de 6.000 soldados. Esta vez, dijo Guterres, la retirada propuesta debería ser “gradual” para darle tiempo a la Policía Nacional de Haití para asumir la responsabilidad de la seguridad del país.

“Tal estrategia reduciría la posibilidad de una repetición de los fracasos de transiciones pasadas, como el rápido declive de la capacidad, la imparcialidad y la credibilidad de la PNH tras el cierre de la operación de mantenimiento de la paz de la ONU en Haití en marzo de 2000, lo que llevó a la crisis electoral consiguiente y disturbios públicos a gran escala”, dijo Guterres en el informe.

Guterres dijo que la nueva misión también tendría el mandato de ayudar a fortalecer los derechos humanos en Haití. Seguiría manteniendo una sección política, mientras que el número de empleados civiles se reduciría en un 50 por ciento. Mientras tanto, la presencia de la policía extranjera de las Naciones Unidas también se reduciría, se desplegaría sólo en cinco regiones para proporcionar respaldo a la Policía Nacional de Haití.

En general, el número de agentes de policía extranjeros en Haití se reduciría de 1.001 a 295. Serían encargados de mentoría y de ofrecer asesoramiento estratégico a funcionarios de alto nivel de la Policía Nacional de Haití.

Los diplomáticos extranjeros reconocen que la fuerza policial de Haití ha hecho grandes avances – fue clave en el reciente arresto del presunto narcotraficante fugitivo Guy Philippe – pero Guterres dijo que “todavía tiene que construir la capacidad adecuada para hacer frente a todas las amenazas de inestabilidad dentro del país, de manera independiente de una presencia internacional uniformada y en línea con las normas de derechos humanos “.

En Haití, “los riesgos de inestabilidad de larga data causados por una combinación de una cultura de política de suma cero, polarización política y desconfianza profundamente arraigadas, condiciones socioeconómicas y humanitarias pobres, así como instituciones de estado de derecho débiles y desafíos serios de derechos humanos”, sugiere la necesidad de un apoyo continuo a la policía nacional, dijo Guterres, especialmente en el área metropolitana de Puerto Príncipe, infestada por pandillas, y en la región sur y norte, donde la presencia policial sigue siendo reducida.

“Haití todavía se encuentra en un período delicado de transición política, a la espera de la formación del nuevo gobierno y la definición de sus prioridades de gobierno”, dijo.

El jueves, el Senado de Haití aprobó la declaración de política del recientemente designado Primer Ministro Jack Lafontant. Lafontant, que carece de experiencia política y ha hecho grandes promesas de dar la vuelta a la fortuna del país, todavía debe obtener la aprobación de la Cámara Baja de Diputados. Se espera que él y su gabinete se presenten ante el cuerpo el lunes.

La falta de experiencia política del nuevo gobierno no es el único desafío que enfrenta Haití, que ha experimentado un fuerte descenso en los dólares de la ayuda externa desde el devastador terremoto del 12 de enero de 2010 y la suspensión de apoyo presupuestario de parte de algunos donantes, después de que el fraude electoral en 2015 llevó a un gobierno interino.

Guterres señaló que la U.N. se ha esforzado por recaudar fondos para la asistencia humanitaria a Haití después de que fue golpeada por el huracán Matthew en octubre, y para hacer frente a la epidemia de cólera. Una carta del 6 de marzo enviada a los estados miembros de las Naciones Unidas para preguntarles cuánto tenían la intención de contribuir a un plan de erradicación del cólera en Haití de 400 millones de dólares, ha recibido respuestas tibias. “A medida que las Naciones Unidas retiran su presencia de forma gradual y responsable, aliento a los aliados internacionales y estados miembros en particular, a revisar también el apoyo que prestan a Haití para minimizar el riesgo de poner en peligro los logros alcanzados hasta ahora “, dijo Guterres.

http://www.miamiherald.com/news/nation-world/world/americas/haiti/article139256983.html

Traducción del inglés Diálogo 2000-JS/Argentina, por https://haitinominustah.info

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s