Novedades Haití

aaaAlcides Garcia Carrazana, 9/7/18:
Compañeros/as, mando un informe actualizado al dia de hoy sobre la situación en Haiti, con la información que he podido recabar y chequear. Cualquier aporte y/o rectificación de los compañeros haitianos es más que bienvenida.

-Se mantiene el estado de movilización y tensión en las calles, principalmente en la capital Puerto Príncipe y en la zona metropolitana, aunque también aparecieron nuevos focos de conflicto en Jacmel, Hinche y otras ciudades de importancia. La cifra se muertos confirmados asciende ya a siete, más una desconocida cantidad de heridos.

-Hoy comenzó la huelga de transportes convocada por sindicatos, de la que participan también un amplio arco de organizaciones populares rurales y urbanas. Por lo tanto el país sigue estando completamente paralizado en ese sentido. Mañana la huelga continúa.

-En el marco de dicha huelga, fue convocada hoy una movilización en la capital frente al Palacio Nacional. Varios miles de personas se movilizaron y fueron duramente reprimidas. La policía nacional, quién se había replegado el día anterior, intenta recuperar el control de la calle. Por lo menos yo no he tenido noticias de que haya actuado la MINUJUSTH.

-El presidente Moïse negó hoy la posibilidad de su renuncia, en el marco del incremento de las presiones en este sentido, tanto desde la calle como de sectores de la oposición y del propio gobierno. Distintos senadores, diputados e incluso el presidente de la cámara baja, se pronunciaron en este sentido. También lo hizo así el Foro Económico del Sector Privado.

-En la frontera con Haití, las autoridades de República Dominicana reforzaron un amplio esquema de seguridad, con patrullas aéreas y despliegue de tropas. Temen que el conflicto en Haiti induzca una nueva ola migratoria. Habrá que estar atentos a que acontece en dicha frontera, y también con la colectividad haitiana en Dominicana, siempre expuesta a sufrir repatriaciones forzosas y violencia xenófoba en coyunturas como éstas.

-Además del extendido descontento popular, en este momento se está jugando también una interna entre distintas fracciones de la burguesía. En particular están aprovechando la situación sectores de la burguesía comercial, quienes se nutren en parte de las importaciones desde República Dominicana, para intentar desbancar al gobierno de Moïse. Esto se debe a que este venía impulsando ciertas subas en las tasas aduaneras para paliar la crisis fiscal haitiana, producto tanto de las deudas con el FMI como del agujero negro que dejó el robo de los fondos de Petrocaribe.

-En cuanto al frente internacional, ha circulado información abundante sobre esto, incluso sobre posiciones presuntas del Comando Sur. Algunas son claras operaciones relacionadas con esta misma interna de la burguesía, y otras no las he podido chequear. Lo que está claro es que la posición de Estados Unidos ordena al conjunto de las fracciones de las burguesías locales, por lo que su intervención es determinante en la evolución de la crisis. Recién hoy el “Core Group” se posicionó sobre la situación haitiana, instando al gobierno nacional al diálogo con todos los sectores, pero sin intervenciones más precisas. El “Core Group” está formado por el representante especial adjunto de la ONU, los embajadores de Brasil, Canadá, Francia y Estados Unidos, y representantes de España, la Unión Europea y la OEA. Es decir, todos los que cortan el bacalao en Haití.

-En este momento la prioridad y la orientación de las organizaciones populares es mantener la movilización de calle para lograr forzar la renuncia del presidente y del primer ministro. En dicho caso se avizoran al menos tres salidas posibles. La más regresiva sería un reforzamiento de la ocupación del territorio por parte de las fuerzas de ocupación de la MINUJUSTH (ex MINUSTAH) en un contexto en el cual se venía produciendo una parcial desmilitarización. Otra posibilidad sería conformar un gobierno de transición (una figura por demás habitual en la historia haitiana) y convocar nuevamente a elecciones dentro de tres meses. La salida más difícil pero la más progresiva sería convocar a alguna especie de diálogo nacional que integre a diferentes sectores de la vida haitiana, y pensar en una salida constituyente.

Texto recibido del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s