Haití/Crisis: PAPDA reclama una nueva política económica

arton21177P-au-P., 12 de julio de 2018 [AlterPresse] — La decisión del Estado haitiano, para aumentar los precios del combustible y que provocó disturbios violentos el viernes 6 y el sábado 7 de julio de 2018, está calificada de “irresponsable e inoportuna” por el economista Camille Chalmers, secretario ejecutivo de la Plataforma de Incidencia para un Desarrollo Alternativo (Papda).

Esta decisión, que luego retractó el gobierno, no tuvo en cuenta la situación de precariedad en la que vive la mayoría de la población, sostiene el economista Chalmers en una entrevista concedida a AlterPresse.

Él cree, sin embargo, que el ejecutivo dispone de medios para resolver la crisis socioeconómica, incluido el acceso a varias fuentes de ingresos.

Sugiere la implementación de una nueva política económica, que incluye una nueva política fiscal y el control del contrabando en la frontera haitiano-dominicana.

El economista también aboga por el aumento del impuesto sobre el alcohol y el tabaco, que se encuentra en el nivel del 12% actualmente en Haití, a diferencia de la tasa del 35% en la región del Caribe.

De manera similar, las transacciones diarias de divisas realizadas por bancos comerciales y estimadas en aproximadamente 8 millones de dólares estadounidenses (nota del editor: US $ 1 = 69 gourdes, 1 euro = 85 gourdes, 1 peso dominicano = 1,60 gourde hoy), podrían someterse a una ligera imposición.

El contexto del intento de aumentar los precios de los productos del petróleo es considerado por Camille Chalmers como difícil para la población haitiana, que en la actualidad atraviesa por varios shocks económicos.

La depreciación de la moneda nacional (gourde) en relación con el dólar durante más de tres años, la inflación de dos dígitos en los últimos dos años en torno al 11 al 15%, y los efectos de la mala gestión de la política de dolarización son, entre otras cosas, las características identificadas por Chalmers.

La decisión de aumentar los precios del combustible es un “desprecio total” de la población. Es una “violencia” del estado sobre la población, agrega.

Además de todo esto, el salario mínimo de 350 gourdes en las zonas francas no cubre un tercio de las necesidades mínimas de supervivencia de las y los trabajadores de la subcontratiación, denuncia el economista, por no mencionar la publicación del polémico presupuesto 2017- 2018 calificado como “criminal”.

Este presupuesto ha sido rechazado por diferentes sectores de la vida nacional.

El estado haitiano debe asumir sus responsabilidades para permitir a los empleadores reanudar sus actividades y crear nuevos empleos, dice Chalmers.

Pero, denuncia las exoneraciones tributarias generosas y las exenciones de aduana otorgadas a compañías florecientes en Haití, sin ninguna justificación económica. Lo que equivale a una pérdida para el estado de más de diez mil millones de gourdes. [mj jf gp 12/07/2018 14:00]

http://www.alterpresse.org/spip.php?article23300#.W0tVAa3SFE4

Traducción del francés gentileza Diálogo 2000.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s