Haití: La represión policial y la complicidad de la Embajada de Francia

1081555477

© REUTERS / Jeanty Junior Agustin

Por la Coalición de haitianos en Montreal contra la ocupación de Haití (REHMONCO), 17/06/19 – Denunciamos y condenamos la brutal represión llevada a cabo por la policía haitiana contra los manifestantes tranquilos, tanto en la capital como en otras ciudades. Desde el 9 de junio 2019, mientras las masas siguen tomando  las calles para exigir la renuncia de Jovenel Moise y el fin del estado neocolonial en Haití, la represión alcanzó una nueva fase.

Ya no se limita a las repetidas masacres en diferentes barrios como en el caso de La Saline, Carrefour, Les Feuilles, Cité-Soleil, etc. El régimen neo-duvalierista Tet Kàle ahora utiliza los servicios de bandas armadas y miembros de la policía para aterrorizar a los habitantes de estos barrios.

La represión opera abiertamente: está en la calle donde se puede ver a hombres vestidos de civil, al lado de la policía, disparan a los manifestantes, a nivel de los ojos, con armas automáticas.

A pesar de las muertes, las violaciones colectivas de mujeres, las decenas, miles de familias aterrorizadas que huyen de sus hogares para escapar de la violencia de los esbirros del régimen, la represión no ha logrado detener el levantamiento.

Frente al fracaso de no lograr imponer la paz de los cementerios, el régimen Tet Kàle se traslada a una nueva fase en la represión. La institución policial se convierte en los últimos días, en un escuadrón de la muerte real. Haciendo caso omiso de su misión de “proteger y servir” esta policia se convierte en una verdadera fuerza de represión y colabora abiertamente con asesinos. Se cuentan ya más de 100 manifestantes muertos y miles de heridos.

La represión es tan generalizada que ya no existe un territorio de asilo en Haití. Así el 12 de junio 2019, dos manifestantes (Moreno polas y St. Louis Caismir), debieron refugiarse en las instalaciones de la embajada de Francia  huyendo de terror policial,  y ellos fueron entregados a la policía y torturados.

¿Debería sorprendernos que la embajada de un país como Francia, que se identificó como un defensor de los derechos humanos, coopere y viole el derecho de asilo de las víctimas en Haití?

Ya sabíamos que los gobiernos franceses históricamente siempre han apoyado a los regímenes neo-coloniales, está claro ahora que, como Macron, el Gobierno francés está dispuesto a cooperar directamente en la represión de un pueblo que lucha por la justicia social y el cambio.

Por otra parte, en vez de denunciar y condenar la violación sistemática de los derechos de los haitianos para demostrar y exigir la responsabilidad de los fondos de Petrocaribe, el Core Group, de los gobiernos occidentales continúa apoyando el status quo en Haití. Así vemos a Canadá utilizando un doble lenguaje, reclamando una nueva ocupación a través de la ONU y al mismo tiempo queriendo promover el diálogo entre el gobierno y los diversos partidos y figuras de la oposición.

Como de costumbre, Canadá y otros países del Core Group demuestran un doble estándar: mientras que en sus países, la corrupción se combate con energía,  en los países del Sur apoyan el sistema de corrupción  y convocan a los que luchan contra este sistema, a dialogar con los corruptos.

Esta política de doble rasero expone el profundo desprecio de los gobiernos de estos países en el pueblo de Haití. La memoria de las innumerables víctimas de la ocupación militar bajo los auspicios de la ONU está todavía fresco.

Los haitianos esperan y  reclaman justicia para con los miles de personas que murieron por el virus del cólera introducido por las fuerzas militares de la ocupación de la ONU (MINUSTAH); y para cientos de mujeres y niños violados, asesinados en los barrios, todo ello orquestado por soldados de la MINUSTAH.

Esta misión de “estabilización” ha contribuido en gran medida al fortalecimiento de la corrupción y el sistema de corrupción. La crisis social en la actualidad demuestra el fracaso total de esta misión  de ocupación.

Las clases populares haitianas han comprendido que nada deben esperar de los países del Core Group, más que el apoyo que dan a los neo-Macoutes del régimen Tet Kale y el fortalecimiento de las fuerzas de la represión. Estos países son más que nunca ahora parte del problema.

Es a través de la lucha que la gente puede transformar el orden social existente; es solamente a través de la lucha que podrá construir una sociedad basada en la justicia, la solidaridad y el desarrollo económico en beneficio de la mayoría.

Alentamosl a las clases populares de Haití a continuar la movilización para revertir de una vez por todas al régimen PHTK neo-Macoutes y poner fin al estado neocolonial del apartheid, en Haití.

Nosotros, las fuerzas progresistas de la diáspora tenemos el deber patriótico de apoyar la lucha heroica del pueblo de Haití. Somos conscientes de que esta lucha nos implica a todos los Haitianos y Haitianas en todo el planeta, una lucha cuyo desafío histórico es la construcción de una nueva sociedad, un nuevo país del que podamos sentirnos orgullosos de pertenecer y con la que nuestros niños puedan identificarse sin vergüenza.

Hacemos un llamamiento a la solidaridad de todos los y las militantes, organizaciones progresistas en Canadá, Francia y Estados Unidos. Invitamos a apoyar las reivindicaciones del pueblo de Haití, para denunciar la represión sangrienta de Jovenel Moise y del gobierno para condenar el comportamiento frente a  los líderes del Haití neo-colonial.

Para la autenticación,

Renel Exentus, Ricardo Gustave

Montreal 17 de junio de 2019

Contacto: rehmoncohaiti1915@gmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s