Cifra de haitianos bajo inseguridad alimentaria se duplica en un año

campo-haiti
Puerto Príncipe, 27 jun (Prensa Latina) Un reciente estudio de Naciones Unidas alertó que más 2,6 millones de haitianos en zonas rurales viven bajo inseguridad alimentaria, y esta cifra se duplicó entre 2018 y 2019.

La situación no es alentadora, y expertos prevén que se agudice en los próximos meses, como respuesta al crecimiento poblacional, cambio climático y políticas gubernamentales insatisfactorias, entre otras causas, que impactan en la producción agrícola.

El campesino y exdiputado Paul André Garçonnet dijo a Prensa Latina que todos los estudios que hicieron desde 1986 hasta la fecha demuestra que Haití tiene capacidad de producir arroz, de autoabastecerse y exportarlo en grandes cantidades.

‘Actualmente tenemos un campesinado hambriento y que no tiene capacidad para dinamizar su propia vida y la vida de las organizaciones, pero forma parte de las estrategias del Gobierno’, aseguró.

Garçonnet, quien posee una parcela agroecológica en las cercanías del valle de Artibonite, una de las zonas arroceras más importantes del país, señaló que un gran porcentaje del campesinado haitiano va a producir a la vecina República Dominicana, los mismos alimentos que podrían cosecharse en el país.

El estudio de la ONU advirtió que unos dos millones de personas se encuentran en ‘fase de crisis’ y otras 571 mil en ‘fase de emergencia’, mientras disminuye la productividad agrícola por el déficit de lluvias y el deterior de la situación económica.

Para Romain Metayer, integrante del Movimiento Campesino Tet Kolé, mientras Haití es un país que tiene su recurso económico en la agricultura y el turismo, el presupuesto nacional agrícola no supera el siete por ciento.

‘Con el siete por ciento, ¿qué se puede cubrir?’, señaló el también ingeniero agroecológico, e indicó que ni siquiera en las zonas del país donde ocurren precipitaciones, todos los campesinos se pueden beneficiar.

‘Hay zonas en que hay agua para regar, pero no existen los canales de irrigación, por lo que los campesinos no pueden llevar esta agua a las plantaciones’, explicó.

El escenario se complejiza con las constantes crisis sociopolíticas, acumulación improductiva de tierras cultivables y deforestación, según denuncian los trabajadores rurales, que limitan gravemente la capacidad del país para aumentar su productividad agrícola.

Varios movimientos campesinos luchan para que un mayor número de trabajadores rurales accedan a la tierra y al agua, detener el éxodo de personas hacia las ciudades y recomenzar el autoabastecimiento de Haití de algunos de los principales productos de la dieta nacional.

‘Solo así podremos detener o suspender esta pronunciada ruina agrícola que estamos viviendo en el país desde hace 40 años’, aseveró por su parte, Lautaro Rivara, integrante de la Brigada Internacionalista Dessalines en Haití.

mgt/ane

FotosPL: Aldo Camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s