Advierten en ONU sobre preocupante situación en Haití

z-la-mision-de-la-onu-en-haNaciones Unidas, 2 oct (Prensa Latina) El portavoz del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric, informó hoy que los incidentes de seguridad en Haití interrumpieron programas de asistencia del organismo multilateral y también de salud.

El vocero se hizo eco de reportes ofrecidos por el equipo de la ONU en el terreno, los cuales advierten sobre numerosos obstáculos debido a la actual inestabilidad en ese país caribeño.

Según apuntó, el sector de la salud es probablemente el más afectado, con hospitales que enfrentan desafíos importantes para mantener sus operciones.

La escasez de combustible, la falta de agua potable y otros elementos esenciales también están impactando en los orfanatos, las unidades de protección civil y otros servicios de emergencia, que ya funcionan con una capacidad limitada, añadió Dujarric.

Muchas escuelas cerraron durante las últimas dos semanas, lo cual deja a unos dos millones de niños y jóvenes sin acceso a la educación, continuó.

A principios de año, 2,6 millones de haitianos padecían inseguridad alimentaria en Haití.

Si la situación actual continúa, se estima que miles de personas que ya enfrentan las consecuencias de la inseguridad alimentaria severa podrían verse afectadas aún más, y sin poderse distribuir la asistencia, alertó el portavoz del secretario general de la ONU.

Ante tal escenario, recalcó, las agencias de ONU y sus socios buscan reanudar los esfuerzos de respuesta lo antes posible.

Durante los útimos días, fuertes protestas antigubernamentales en Haití han paralizado las principales actividades económicas, centros docentes, administración pública, además de la vaga distribución de alimentos, agua, combustible y otros.

Sectores de la oposición piden la renuncia del presidente Jovenel Moïse, demandan el cese inmediato de su mandato y la instauración de un gobierno transitorio. El gobierno, por su parte, inició la aplicación de una política de austeridad, que persigue la reducción de gastos y responder a las necesidades de la población, según confirmó el primer ministro interino Jean Michel Lapin.

Por ahora no existe un acuerdo entre las partes, mientras la moneda se deprecia, crece la inflación y aumentan sin control los precios de la canasta básica, además de que se prevé un crecimiento de menos del uno por ciento.

En el recién inaugurado año fiscal, que por segunda ocasión consecutiva no cuenta con un presupuesto nacional aprobado, puede agudizarse más la crisis económica, estiman expertos.

jha/ifb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s