Consejo de Seguridad aborda misión de ONU en Haití

helen-meagher-la-lime-y-guterres

Foto: ONU/Eskinder Debebe

Foto: ONU/Eskinder Debebe

Naciones Unidas, 15 oct (Prensa Latina) La Misión de Naciones Unidas para Apoyar la Justicia en Haití (Minujusth), país que vive ahora una compleja crisis, y la transición de ese equipo hacia un nuevo formato ocupan hoy al Consejo de Seguridad.

La víspera, el secretario general del organismo multilateral, António Guterres, nombró a la diplomática estadounidense Helen Meagher La Lime como representante especial para Haití y jefa de la Oficina Integrada de Naciones Unidas en ese país (Binuh, siglas en inglés).

Esta sesión en el órgano de 15 miembros se produce de cara a la transición de la Minujusth a la Binuh, una misión política especial de la cual La Lime será responsable.

De acuerdo con un comunicado de la oficina del portavoz del secretario general, ella ha servido desde 2018 como jefa de la Minujusth.

El pasado 25 de junio, el Consejo de Seguridad aprobó una resolución que autoriza la creación de una misión política especial en Haití para apoyar la búsqueda de estabilidad.

Según lo previsto en ese documento, la Binuh comenzará su mandato a partir del 16 de octubre, por un período inicial de 12 meses, tras el cual se podrá analizar su renovación.

La nueva misión política de la ONU pretende ayudar al Gobierno haitiano y a la policía en sus esfuerzos por mantener el orden y el estado de derecho, lo cual requiere al apoyo robusto de la comunidad internacional, indica la resolución.

Varios miembros del Consejo ya manifestaron sus preocupaciones con respecto a la Binuh, de hecho, el proyecto de su resolución sobre su mandato fue aprobado con 13 votos a favor y dos abstenciones: China y República Dominicana.

Ambas representaciones consideraron que el enfoque de la nueva misión no es suficiente para abordar los problemas en Haití, y deja fuera aspectos claves para la paz y la seguridad.

En tanto, otros integrantes del Consejo lamentaron que la resolución no hiciera referencia a la alta vulnerabilidad de Haití a los efectos del cambio climático, y destacaron la frágil situación política de ese país y sus desafíos en el ámbito humanitario.

La inseguridad alimentaria, las dificultades de acceso a servicios básicos, los altos niveles de violencia, la corrupción y la impunidad son algunos de los problemas en los cuales hicieron énfasis.

Hace cinco semanas consecutivas que se mantienen las protestas en Haití para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en una de las crisis socio-políticas más extensas.

Los que están en las calles piden un cambio de sistema que vele por los intereses de las mayorías, y atienda urgencias graves como la inseguridad, desempleo, acceso a salud y educación, entre otros reclamos.

También acusan a Moïse de estar implicado en supuesta malversación de fondos públicos, según un reporte del Tribunal de Cuentas, además de exacerbar la crisis económica del país.

Hasta el momento, cifras oficiales dan cuenta de unos seis muertos, aunque organizaciones de derechos humanos registran una veintena de víctimas fatales y cerca de 200 heridos.

En medio de este contexto, este 15 de octubre, la Minujusth culmina su mandato y da paso a una nueva misión política especial.

La Minujusth se activó en octubre de 2017, una vez concluida la Misión de Estabilización en Haití (Minustah), que fue creada en 2004 para lidiar con el escenario de inestabilidad, violencia política, impunidad y proliferación de la delincuencia.

oda/ifb/cvl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s