Las fuerzas de paz de la ONU engendraron, y luego abandonaron, a cientos de niños en Haití, según un informe.

A U.N. armored vehicle patrols Cite-Soleil in Port-au-Prince, Haiti, in 2007. (Ariana Cubillos/AP)

Un vehículo blindado de la ONU patrulla Cite-Soleil en Puerto Príncipe, Haití, en 2007. (Ariana Cubillos/AP)

Por Michael Brice-Saddler, Washington PostDec. 18, 2019 – 
Las fuerzas de paz de la ONU en Haití supuestamente engendraron niños con mujeres y niñas antes de abandonarlos, según un nuevo informe, basado en anteriores acusaciones de mala conducta sexual llevada a cabo por las fuerzas de paz sobre las poblaciones vulnerables que tienen mandato a proteger.

Como parte del informe, publicado el martes en The Conversation (NR: aquí en castellano), los investigadores encuestaron a 2.500 haitianos sobre las experiencias de las mujeres y niñas locales en las zonas que acogieron la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití, también conocida como Minustah, que duró 13 años. De ese grupo, unas 265 personas contaron historias de niños engendrados por personal de la ONU, uniendo una preocupante corriente de coacción y abuso que dejó a niñas de tan sólo 11 años de edad criar a sus hijos por sí mismas en condiciones de extrema pobreza.

Algunos participantes aludieron a casos de violación o violencia sexual, pero con mayor frecuencia, los haitianos encuestados relataron historias que describían un “patrón común” en el que las mujeres recibían pequeñas cantidades de dinero o alimentos a cambio de sexo.

El equipo de investigación, dirigido por Sabine Lee, profesora de la Universidad de Birmingham, y Susan Bartels, científica clínica de la Universidad de Queen en Ontario, no preguntó directamente a las personas que entrevistaron sobre las relaciones sexuales con las fuerzas de mantenimiento de la paz o los niños nacidos de esas relaciones. Los entrevistados plantearon esos temas por su cuenta, dijeron los investigadores.

Se cita a una mujer que describe “una serie de mujeres de 12 y 13 años” que fueron impregnadas por el personal de la Minustah, dejándolas “en la miseria con bebés en sus manos”.

Otro simplemente dijo: “Te ponen unas monedas en las manos para hacerte caer un bebé adentro”.

El informe implica a personal de la ONU de 13 países, la mayoría de los cuales eran de Brasil y Uruguay, según el informe. Sugiere que los soldados fueron típicamente repatriados a sus países de origen cuando se conoció el embarazo, dejando a las madres sin asistencia después. Los hallazgos han renovado los gritos de las organizaciones de defensa de los derechos humanos que han dicho anteriormente que las Naciones Unidas deberían hacer más para ayudar a las víctimas haitianas.

En respuesta al informe, el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU dijo que tomaba las acusaciones con seriedad. Combatir la explotación y el abuso sexuales perpetrados por las fuerzas de mantenimiento de la paz es una de las principales prioridades del grupo, dijo en una declaración.

El creciente escándalo de la ONU sobre el abuso sexual y los “bebés de las fuerzas de paz”.

“Lamentablemente, hemos visto casos que involucran a las fuerzas de paz de la MINUSTAH en los últimos años, aunque las acusaciones han disminuido en general desde 2013”, dice la declaración. “Nuestro enfoque pone los derechos y la dignidad de las víctimas en la vanguardia de los esfuerzos para prevenir y responder a la explotación y el abuso sexuales”.
Las Naciones Unidas dicen que han recibido 116 denuncias de explotación y abuso sexual desde 2007, todas ellas relacionadas con el personal de mantenimiento de la paz en Haití. Según sus datos, 29 efectivos uniformados de mantenimiento de la paz están implicados en reclamaciones de manutención o de paternidad de 26 mujeres y 32 niños.

“La explotación y el abuso sexuales por parte del personal de las Naciones Unidas pueden socavar la confianza de la población local a la que tenemos el mandato de apoyar, asistir y proteger. No podemos aceptar esto”, dijo a The Washington Post Nick Birnback, jefe de comunicaciones para el mantenimiento de la paz de la ONU. “Bajo el liderazgo del Secretario General António Guterres, hemos hecho grandes progresos para abordar esta cuestión, pero tenemos que hacer más”. Nuestra política está y siempre estará centrada en las víctimas, por lo que es fundamental que todo aquel que tenga acusaciones contra el personal de la ONU se presente para informar de ellas”.

Las actividades de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas se han visto empañadas anteriormente por denuncias de faltas de conducta de carácter sexual. En 2016, The Washington Post detalló de manera similar los juicios de varias mujeres y niñas en la República Centroafricana que dijeron ser hijos de una fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU.

La misión de mantenimiento de la paz en Haití, que comenzó en 2004 después de que un presidente electo fuera derrocado, ya se había visto empañada por anteriores acusaciones de violación y por el reconocimiento de las Naciones Unidas de que desempeñó un papel en la introducción del cólera en Haití en 2010, lo que provocó un brote que mató a 10.000 personas e infectó a 800.000 más. Las alarmas con respecto a la participación de las Naciones Unidas en el país volvieron a sonar en 2017 cuando la Associated Press informó que 135 efectivos de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas de Sri Lanka estaban involucrados en una red sexual que victimizó a nueve niños en Haití -el menor de ellos de 12 años- entre 2004 y 2007.

En enero de 2018, la Oficina de Abogados Internacionales (BAI), con sede en Haití, presentó demandas de paternidad en los tribunales haitianos en nombre de 10 niños que supuestamente fueron engendrados por las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU. Sin embargo, la organización afirma que las Naciones Unidas no han hecho su parte para remediar sus situaciones, escribiendo en una carta este año que las Naciones Unidas “han seguido sin responder, sin cooperar y con un enfoque opaco, no proporcionando documentación probatoria esencial y asistencia adecuada y transparente a los clientes”.

 

El mantenimiento de la paz de la ONU realmente puede ser efectivo. Así es como hemos tabulado esto.

El mantenimiento de la paz de la ONU realmente puede ser efectivo. Así es como hemos tabulado esto.
En una entrevista el miércoles, Sienna Merope-Synge, abogada del Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití, con sede en Boston, que se asocia con BAI, dijo que las Naciones Unidas han retenido información crítica relativa a los casos de los niños que les ha impedido avanzar en los tribunales haitianos. La organización solicitó la ayuda de las Naciones Unidas para obtener la manutención de las madres de los niños tan pronto como en 2016.

Las Naciones Unidas dicen que han tomado las medidas adecuadas para ayudar a las víctimas a recibir apoyo y asistencia. Pero Merope-Synge dijo que la mayor parte del trabajo en estos casos ha recaído en las mujeres haitianas, que generalmente son pobres, lo que las obliga a entrar en ciclos más profundos de vulnerabilidad. Nuevamente pidió a las Naciones Unidas que sean más proactivas en sus esfuerzos.

“No debería cargarse sobre la mujer emprender acciones legales en Uruguay o Nigeria; las Naciones Unidas deberían asegurarse de que se pague la manutención del niño, y luego ir a recuperar ese dinero de cada país”, dijo. “Les corresponde a ellos hacer eso, no a una mujer en Haití que trata de navegar una acción legal internacional muy compleja”.

Merope-Synge calificó el informe del martes como “una investigación extremadamente importante” que dio crédito a muchas historias que BAI ha escuchado de las mujeres en Haití. Los hallazgos del informe, dijo, subrayan las evidentes deficiencias dentro del sistema de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas.

“Hemos sabido anecdóticamente y a partir de los esfuerzos de investigación existentes que este es un problema generalizado en Haití, pero estos son algunos de los primeros datos que señalan lo generalizado que es”, dijo Merope-Synge. “Espero que reciba la atención dentro del sistema de la ONU que merece”.

https://www.washingtonpost.com/world/2019/12/18/un-peacekeepers-fathered-then-abandoned-hundreds-children-haiti-report-says/

Traducción del inglés Diálogo 2000, para haitinominustah.info

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: