Interpelación del Parlamento Europeo sobre la situación de crisis en Haití

Puerto Príncipe/Alterpresse/Documentos, Viernes 29 de enero de 2021 – Carta fechada el 25 de enero de 2021 de cuatro eurodiputados (3 franceses y 1 alemán) del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, dirigida al Vicepresidente Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, sobre la situación en Haití. Documento transmitido a AlterPresse. Esta carta se basa en gran medida en el análisis y las exigencias de «Stop silence Haiti»:

«La Unión debe responder a las expectativas de su sociedad civil, defender sus valores y asumir sus responsabilidades:

  • el condicionamiento del apoyo económico, político y moral de la Unión Europea a la paralización del proceso de reformas anunciado y previsto por el Presidente Jovenel Moïse y a la vuelta al marco de la Constitución de 1987;
  • el llamamiento y el compromiso de garantizar las condiciones para la celebración de elecciones libres y democráticas en el futuro, movilizando a la comunidad internacional para ello;
  • apoyo a los procesos de investigación de las masacres contra el pueblo haitiano, a la lucha contra la impunidad y a la transparencia, en particular en el marco del escándalo de Petrocaribe».

Esta carta es el origen de una pregunta parlamentaria que se formulará en breve en el Parlamento.

Josep Borrell
Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad
Comisión Europea

Sr. Vicepresidente, Alto Representante,

La última crisis en Haití lleva ya desde 2018, y corre el riesgo de refrendar un cambio constitucional autoritario e ilegal.

Desde hace más de dos años, el pueblo haitiano se ha levantado con valentía en favor de la transparencia, la justicia y la democracia, a pesar del aumento de la inseguridad y la pobreza en el país. Las manifestaciones han incluido protestas contra la corrupción que socava el país y que ha sido revelada por los 1.500 millones de euros malversados en el escándalo de Petrocaribe, incluso en beneficio de los familiares del actual Presidente Jovenel Moïse.

En los últimos meses se ha alcanzado un hito con el aumento de los asesinatos y el anuncio del gobierno de organizar una reforma constitucional y unas elecciones que violan la Constitución haitiana y los tratados internacionales. Las bandas armadas con vínculos documentados con el poder operan con impunidad.

Desde hace dos años, la Unión Europea mantiene intactas sus relaciones con el actual presidente Jovenel Moïse, sin ninguna acción real contra las masacres ni medidas de apoyo a los juicios relacionados con el escándalo de corrupción de Petrocaribe. Por un lado, la UE cuestiona las condiciones actuales para la celebración de elecciones libres y legítimas; por otro, prevé una solución sólo con y a través del Presidente Jovenel Moïse. En definitiva, no se está desarrollando una diplomacia europea alternativa a la desplegada por la Casa Blanca de Donald Trump.

Esta política es un fracaso. En dos años, no se ha avanzado en los juicios de las diversas masacres perpetradas, incluida la más grave, la de La Saline, ni en el escándalo de corrupción de Petrocaribe. Las bandas armadas se han multiplicado y fortalecido. Se ha acelerado la deriva autoritaria del gobierno, que opera por decreto sin contrapeso parlamentario, limitando las autoridades de control. La Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití (UNIBH) documentó 159 personas muertas y otras 92 heridas -incluidos niños- entre enero y junio de 2020 como consecuencia de la violencia de las bandas. Las investigaciones nacionales e internacionales han implicado la responsabilidad del ex policía Jimmy Chérisier, alias «Barbacoa», y los vínculos entre las bandas armadas y el gobierno, hasta el punto de calificarlo de «masacre de Estado».

Y la violencia se aceleró a finales de 2020, con el asesinato del presidente del Colegio de Abogados de Puerto Príncipe, Maître Monferrier Dorval, la masacre de Bel-Air, un barrio obrero del centro de Puerto Príncipe, la multiplicación de los secuestros y la creación inconstitucional de un Consejo Electoral Provisional para acelerar la celebración de elecciones y la reforma de la Constitución.
Se lanzó un llamamiento internacional, «Stop Silence Haiti», para denunciar el silencio y la complicidad de la comunidad internacional ante las múltiples violaciones de los derechos humanos, incluidos los derechos sociales y económicos en Haití. Ya ha sido firmado por los principales actores belgas y franceses que trabajan en Haití, pero también por haitianos, españoles, canadienses, alemanes, benineses, senegaleses y uruguayos, así como por la Confederación Sindical Internacional (CSI), la Coordinadora Campesina Europea, Vía Campesina (ECVC), y las ONG vinculadas a Haití, Coordination Europe-Haiti (COEH).

Las preocupaciones planteadas por Stop Silencio Haití se unen a las del Parlamento Europeo en una resolución de urgencia aprobada en 2019, y de la que no hemos recibido ningún seguimiento ni respuesta concreta por parte de la Comisión Europea.

La Unión debe responder a las expectativas de su sociedad civil, defender sus valores y asumir sus responsabilidades:

  • condicionando el apoyo económico, político y moral de la Unión Europea a la paralización del proceso de reformas anunciado y previsto por el Presidente Jovenel Moïse y a la vuelta al marco de la Constitución de 1987 ;
  • el llamamiento y el compromiso de garantizar las condiciones para la celebración de elecciones libres y democráticas en el futuro, movilizando a la comunidad internacional para ello;
  • apoyo a los procesos de investigación de las masacres contra el pueblo haitiano, a la lucha contra la impunidad y a la transparencia, especialmente en el contexto del escándalo de Petrocaribe.

Le pedimos que haga un seguimiento de todas las peticiones realizadas por el Parlamento Europeo en la citada resolución de 2019 y que sea transparente sobre las medidas adoptadas por sus servicios para que la política exterior de la UE en Haití esté en consonancia con su objetivo de promover, respetar y lograr la universalidad de los derechos humanos.

Le agradecemos de antemano la atención prestada a esta carta y le rogamos que acepte de antemano el testimonio de nuestra más alta consideración.

Miembros del Parlamento Europeo
Marie TOUSSAINT
Pierrette HERZBERGER-FOFANA
Mounir SATOURI
Salima YENBOU

Bruselas, 25 de enero de 2021

Traducción del francés gentileza Diálogo 2000, por haitinominustah.info

http://www.alterpresse.org/spip.php?article26635#.YBh1LC3SHMU

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s