Haití y la UE: romper el muro de silencio

La Eurocámara emitió una resolución por el controvertido referéndum de Haití en junio. DW analizó la dramática situación de la población haitiana, que enfrenta pobreza, pandemia y el proyecto de construcción de un muro. 

Grenze zwischen Haiti und Dominikanischer Republik

DW, Mirra Banchón, 20/5/21- “En Haití estamos ante un fracaso colectivo: ni el país, ni los donantes internacionales ni la Unión Europea pueden enorgullecerse”, dijo Nathalie Loiseau, eurodiputada francesa del bloque liberal, en el debate del pleno de la Eurocámara (20.05.2021), previo a una resolución de urgencia.

La resolución del Parlamento Europeo fue  motivada por la crisis política que representa el controvertido referéndum, convocado para junio, y que permitiría cambios constitucionales para acumular poder y, al actual presidente Jovenel Moïse, perpetuarse en el poder. La UE anunció que no avalará el referéndum, ya que cuestiona su legitimidad. 

“El muro significará más tensiones” 

¿Y el muro?  “Hay muy poca información al respecto y es muy preocupante. Es más preocupante aún que el Gobierno de Haití sea cómplice de ese muro”, dice a DW Frédéric Thomas, investigador del Centro Tricontinental (CETRI), centro de estudios sobre desarrollo. Una valla a lo largo de 367 kilómetros de frontera impediría que la población presuntamente ilegal y la criminalidad pasen a la parte hispanohablante de la isla. 

“Un muro en un país como éste significará más tensiones y no va impedir el cruce de fronteras, solamente lo hará más peligroso”, advierte Thomas. 

“La población hatitiana no vive, sólo sobrevive”, subrayó Loiseau, basándose en datos de organizaciones internacionales.  El 59 por ciento de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y, en este momento, el 70 por ciento de los menores haitianos están sin escolarizar. Para colmo, el caos burocrático que reina en el pequeño país insular, de 11,3 millones de habitantes, ha impedido que las vacunas contra el coronavirus lleguen a la población. 

¿Una crisis sin fin?

A raíz del huracán Laura, en agosto de 2020, cuatro millones de personas vienen enfrentando inseguridad alimentaria aguda.  El país ocupa el sitio 170 en la lista de desarrollo humano y el 161 en la de corrupción.

Haití es el mayor receptor de la Ayuda Humanitaria de la UE en América Latina y el Caribe: hay asistencia para la población afectada por la inseguridad alimentaria, se asiste a los migrantes en la frontera y las vacunas contra el coronavirus van llegando al país a través del mecanismo COVAX, con financiación europea. A las instituciones europeas les gusta subrayar también que, en 2010, por el terremoto, desde Bruselas llegaron 120 millones de euros en ayuda humanitaria.

Haití aún no ha puesto ni una sola vacuna

Como fuere, conocimiento de la situación que se vive en Haití no falta. No obstante, han sido organizaciones de la sociedad civil francesa y belga las que han venido empujando -también con su campaña #StopSilenceHaiti-  para que la Eurocámara se pronuncie contra la corrupción, el empobrecimiento, el terror que se vive en la isla caribeña.

“En la resolución, lamentablemente, hay un desfase entre el reconocimiento de la dramática situación y de los lazos entre bandas armadas y cierta parte de la élite política y el llamado a elecciones libres”, explica el investigador del CETRI.

Corrupción más allá del terremoto

En la reciente resolución se hace hincapié en la corrupción y se cuestiona el destino de la ayuda en 2010. El especialista del CETRI advierte que no hay que mezclar los temas. Si bien hay corrupción que debería ser investigada, “los estudios demuestran que los desvíos con los fondos del terremoto fueron mínimos. El problema con esa cooperación fue que se enfocó en el impacto directo del terremoto, no en las raíces sociales de la crisis”, enfatiza Thomas.

Grenze zwischen Haiti und Dominikanischer Republik

Por otro lado, “la crisis política y social que encara el país tiene efectos también en otras regiones”, recuerda Loiseau. Las regiones francesas de ultramar ven llegar migrantes en busca de asilo y protección, especialmente a la Guayana Francesa. A este respecto, en la resolución se pide a la Comisión Europea que refuerce sus medidas para luchar contra el tráfico de seres humanos.

“La migración no tiene nada que ver con el tráfico de seres humanos. Mezclarlo todo es una manera de desviar la responsabilidad que tiene la comunidad internacional en esto”, explica Thomas, autor de muchos estudios sobre Haití, cuya población, en su opinión, “está secuestrada”, ante el silencio internacional.

Advertencia desde Bruselas

“Estamos al lado de la población de Haití”, recordaba Josep Borrell, el Alto Representante de la Política Exterior de la UE, cerrando el debate en la Eurocámara.

“Pero la clase política haitiana tiene que entender que debe tomarse en serio las necesarias reformas económicas y sociales si quiere seguir contando con nuestro apoyo”, advirtió.

No obstante, para cambiar de verdad la situación, “sería imprescindible repensar la relación con el país, con sus organizaciones sociales” opina Thomas que ve imprescindible, para cambiar de verdad el destino de la isla, asumir la responsabilidad que tiene en esto la comunidad internacional y romper el muro del silencio.(ms)

+++

https://www.dw.com/es/hait%C3%AD-y-la-ue-romper-el-muro-de-silencio/a-57600510

Ver aquí el texto completo de la Resolución: https://haitinominustah.info/2021/05/21/resolucion-del-parlamento-europeo-sobre-haiti/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s