Tras haber hecho gala de su tozudez, la Cep anuncia el aplazamiento sine die del referéndum constitucional ilegal del 27 de junio de 2021

P-au-P., 07 de junio de 2021 [AlterPresse] — El Consejo Electoral Provisional (Cep) anunció, en la noche del 7 de junio de 2021, el aplazamiento sine die del referéndum, fijado por el poder en funciones para el próximo 27 de junio, con el fin de sustituir, unilateralmente y al margen de las normas, la Constitución de 1987 en vigor, informa AlterPresse.

El Cep, que ha mostrado anteriormente su obstinación, indica, en un comunicado, haber tomado su decisión, tras la renovación del estado de emergencia sanitaria por parte del ejecutivo, así como las reuniones mantenidas con la Unidad Científica para la gestión de la crisis del Covid-19 (el nuevo coronavirus) y el Ministerio de Salud Pública y Población (Mspp).

El Consejo afirma que tuvo dificultades para reunir y formar a todo el personal temporal para la realización del escrutinio.

Al anunciar su decisión, en vísperas de la llegada de una misión de buenos oficios de la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo que se adoptará y publicará un nuevo calendario para la celebración del referéndum, así como de las elecciones generales previstas para finales

¿Se trata finalmente de un aplazamiento o del inicio de una retirada gradual de un proceso, que se ha encontrado con numerosas negativas y una firme resistencia por parte de organizaciones políticas y ciudadanas de diversas tendencias?

El 24 de febrero de 2021, el controvertido referéndum constitucional del presidente de facto Jovenel Moïse, previsto inicialmente para el 25 de abril de 2021, fue aplazado al 27 de junio de 2021, al dictado de las Naciones Unidas.

“Las autoridades estatales, principalmente el Consejo Electoral Provisional (Cep), se ven obligadas a posponer el referéndum al 27 de junio de 2021 en lugar del 25 de abril de 2021”, rezaba el comunicado oficial.

Las críticas contra este referéndum han sido reiteradas desde el lanzamiento del proceso, violando la ley madre que prohíbe cualquier consulta popular, mediante referéndum, para cambiar la carta fundamental del país.

Sin consultar a las fuerzas vivas de Haití, Jovenel Moise procedió, el viernes 30 de octubre de 2020, a la instalación de un comité consultivo, llamado independiente, para la elaboración del proyecto de una nueva Constitución.

Este comité está compuesto por 5 miembros, entre ellos el ex presidente provisional Boniface Alexandre (29 de febrero de 2004 – 14 de mayo de 2006) y el ex general Hérard Abraham.

Varias voces de diferentes sectores denunciaron categóricamente la inconstitucionalidad e ilegalidad del proceso, así como la posible voluntad de instaurar una nueva dictadura en Haití.

El argumento esgrimido es que no hay ninguna disposición en la Constitución de 1987 que ponga en manos de un presidente la decisión de modificar la carta fundamental, y mucho menos un referéndum para conseguirlo.

Previamente, a pesar de la ausencia de juramento en el Tribunal de Casación, donde la ceremonia fue aplazada indefinidamente, Jovenel Moïse procedió a la instalación, el martes 22 de septiembre de 2020, en el Palacio Nacional, de los 9 miembros de un nuevo Cep constituido unilateralmente y en violación de las leyes.

La Constitución exige que todos los Cep presten juramento ante el Tribunal de Casación antes de tomar posesión de su cargo.

Además de las elecciones, el nuevo Cep se ha encargado de organizar el referéndum para una nueva Constitución.

Los partidos y organizaciones políticas expresaron su temor a un agravamiento de la crisis en una nota conjunta de protesta y desaprobación.

El descontento se extendió posteriormente a todas las fuerzas vivas del país, que rechazaron el proceso. Varias delegaciones oficiales cuya misión era promover el referéndum fueron ahuyentadas en varias regiones.

Las instituciones internacionales, incluidas la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE), así como Estados Unidos, juzgaron el proceso como poco inclusivo y poco transparente.

Durante una intervención en línea, todavía el martes 1 de junio de 2021, Jovenel Moïse, cuyo mandato constitucional terminó el 7 de febrero, había declarado mantener la organización del referéndum para el 27 de junio de 2021, a pesar de su rechazo por parte de múltiples movimientos nacionales e internacionales.

Lo mismo ocurre con su jefe de gobierno, Claude Joseph, que reafirmó el 6 de junio de 2021, en el contexto de un fuerte brote de violencia armada en barrios de Puerto Príncipe, la celebración de la consulta a finales de mes para cambiar la actual Constitución.

A pesar de la insistencia, especialmente de los Estados Unidos de América, los organismos nacionales e internacionales también han subrayado la imposibilidad de llevar a cabo, a finales de 2021, unas elecciones creíbles, honestas y democráticas en las condiciones actuales. [gp apr 07/06/2021 20:00]

http://www.alterpresse.org/spip.php?article27083#.YL_Q0C3SHMU

Traducción gentileza Diálogo 2000, para haitinominustah.info

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s