Más de 150 organizaciones haitianas, europeas, latinoamericanas, canadienses y africanas (sindicatos, ONG, asociaciones, movimientos campesinos, feministas, ciudadanos) reclaman un cambio en la política internacional hacia Haití.

En octubre de 2020 se puso en marcha la campaña internacional Stop silence haiti ¡Basta de silencio en Haití! Ocho meses después, ¿en qué punto nos encontramos? Todos los abusos, la violencia y las injusticias denunciadas en este llamamiento se han agravado. La pobreza ha aumentado, el hambre afecta a más de 4 millones de personas, los secuestros – agravados por violaciones – se han multiplicado y las bandas armadas han extendido aún más su poder. La inseguridad generalizada afecta a todos los segmentos de la población, comprometiendo aún más el acceso a los servicios sociales básicos, como la educación y la salud.

No ha habido ningún avance judicial en las masacres – se han registrado doce masacres desde 2018 – ni tampoco en los casos de corrupción, el principal de ellos, Petrocaribe, mientras nuevas investigaciones, nacionales e internacionales, confirman la implicación y complicidad del poder. El asesinato del presidente del Colegio de Abogados de Puerto Príncipe, el Sr. Monferrier Dorval, como tantos otros, sigue impune. La violencia y la impunidad se alimentan mutuamente, sumiendo a Haití en un círculo vicioso.

El deterioro de los derechos y las condiciones de vida de la población se ve catalizado por la crisis política. El 7 de febrero de 2021 finalizó el mandato presidencial de Jovenel Moïse. Pero éste último, se negó a abandonar el poder. Su intención es seguir al frente del Estado, el tiempo de organizar a toda costa un referéndum – prohibido por la Constitución – a finales de junio y elecciones en septiembre.

Actuando así, e inventando un intento de golpe de Estado para justificar la jubilación de tres jueces del Tribunal de Casación – lo que constituye (otro) acto inconstitucional –, Jovenel Moïse opta claramente por una estrategia de descomposición institucional, y consagra el autoritarismo de su régimen. Sin embargo, sigue contando con el apoyo del Core Group(1) en general, y de Estados Unidos en particular.

En los últimos meses y en numerosas ocasiones, los movimientos campesinos y de mujeres, los sindicatos, los jóvenes de Petrochallengers, las iglesias, las ONG de derechos humanos, las organizaciones sociales, los sectores de la justicia y la educación y los intelectuales se han manifestado masivamente para exigir el respeto de la Constitución, la salida de Jovenel Moïse y una transición de ruptura.

Han sido apoyados y apoyadas por una movilización internacional, que se expresó en diversas corrientes. Así, desde el 7 de febrero de 2021, la Confederación Sindical Internacional (CSI), la Coordinación Europa-Haití (Co-EH) y la Asamblea Internacional de los Pueblos, por poner sólo estos ejemplos, se han posicionado apoyando las reivindicaciones de los movimientos haitianos.

También a nivel diplomático, las líneas comienzan a moverse. Sesenta y ocho miembros demócratas del Congreso de Estados Unidos han pedido un cambio en la política de Washington hacia Haití. El Parlamento Europeo acaba de aprobar una resolución de urgencia2. El Parlamento Europeo se negó a apoyar el referéndum y recordó que “la violencia en Haití está estrechamente relacionada con bandas armadas, de las cuales algunas son apoyadas y financiadas por la oligarquía local”, sin embargo sigue sosteniendo al mismo tiempo el mito de que las autoridades haitianas están en condiciones de organizar elecciones libres y creíbles.

Jovenel Moïse continúa así con su huida hacia delante, y la comunidad internacional, en nombre del “diálogo nacional inclusivo” y de la salida de la crisis mediante elecciones, cae en la trampa– incluso instrumentaliza esta trampa – de apoyar al presidente de facto. Un amplio consenso nacional se ha forjado sin embargo ya desde hace meses contra Jovenel Moïse. Llamar, una y otra vez, a éste a luchar contra la violencia, la impunidad y la polarización del país, cuando él es uno de los principales responsables, es ceguera o hipocresía.

Las condiciones para unas elecciones libres y democráticas, no están dadas ni tampoco para un referéndum sobre la Constitución. Jovenel Moïse no tiene ninguna legitimidad para organizarlas. En la situación actual, con el control de barrios enteros por parte de bandas armadas, y la instrumentalización por parte del gobierno de las instituciones y mecanismos electorales, estas elecciones no tendrán ninguna credibilidad. En todo caso, no tienen otro propósito que consagrar la reproducción de la camarilla en el poder y consagrar la impunidad, encerrando al país en un nuevo ciclo de violencia e inestabilidad.

Jovenel Moïse es parte del problema, no de la solución. Cada día que pasa con él en el poder es una oportunidad perdida para el cambio democrático, volviendo la transición más ardua y complicada. A la comunidad internacional no le falta información sobre lo que ocurre en Haití; le falta valor. La valentía de reconocer el fracaso de la diplomacia seguida en los últimos años, si no décadas, para enfrentarse a Estados Unidos, para defender los derechos humanos y para escuchar las demandas de los Haitianos y Haitianas.

En consecuencia, exigimos de los gobiernos, las instituciones internacionales y especialmente del Core Group:

  1. Respetar la soberanía de los Haitianos y Haitianas y denunciar toda injerencia.
  2. Escuchar a los actores de la sociedad civil haitiana, que se han pronunciado pública y repetidamente en contra de la celebración de un referéndum y de unas elecciones que, en las condiciones actuales, no serán ni libres ni democráticas, y sólo podrán ser una trágica farsa, con el riesgo de conducir a la restauración de la dictadura.
  3. Denunciar la ilegitimidad del referéndum y del proceso electoral, así como la ausencia de condiciones para la celebración de elecciones libres y democráticas con Jovenel Moïse en el poder.
  4. Apoyar un proceso de transición demandado e implementado por los Haitianos y Haitianas, basado en la Constitución de 1987.
  5. Apoyar el trabajo de las organizaciones haitianas para garantizar que los responsables de las violaciones de los derechos humanos – sobre todo de las masacres y del despilfarro de los fondos de Petrocaribe – sean juzgados de manera justa y equitativa.
  6. Revisar más ampliamente, con humildad y honestidad, sus políticas aplicadas en los últimos años, e incluso décadas, que han contribuido al actual estancamiento.*

-14 de junio de 2021

Organizaciones firmantes:

Confédération Syndicale Internationale (CSI)

Coordination Europe-Haïti (COEH), Europe

Comité pour l’abolition des dettes illégitimes (CADTM), International

Acción Afro-Dominicana, République dominicaine Accion Ecologica, Équateur
ActionAid, France
Agenda Solidaridad, République dominicaine AITEC, FranceAnacaona Droits Humains Haïti, France
Asbl Theux/Saint-Michel, Belgique
Asbl Farnières-Haïti, Belgique
Asociación Acción Verapaz, Espagne
Association Française d’Amitié et de Solidarité avec les Peuples d’Afrique (AFASPA), France Association PeopleKonsian, FranceAssociation Pour Haïti, France
Ayiti Cheri vzw, Belgique
Coalition des Alternatives Africaines Dette et Développement (CAD), Mali
ATTAC – CADTM, Argentine
ATTAC – CADTM, Maroc
ATTAC Liège, Belgique
ATTAC Wallonie Bruxelles (AWB), Belgique
AWMR-Italia Associazione Donne della Regione Mediterranea, Italie
CADTM – AYNA, Amérique latine
CADTM – Belgique, Belgique
Carrefour de solidarité internationale, Canada
Cátedra Libre de Pensamiento Latinoamericano “Ernesto Che Guevara”, Mexique Coopération Éducation Culture (CEC), Belgique
Centre francophone de recherche partenariale sur l’assainissement, les déchets et l’environnement (CEFREPADE), France
Centre de recherche et d’information pour le développement (CRID), France
Centre de recherches et d’initiatives de solidarité internationale (CEDETIM), France
Centro de militares para la democracia argentina (CEMIDA), Argentine
Centre d’Education et d’Interventions Sociales (CEIS), Haïti
Centre International de Solidarité Ouvrière (CISO), Canada
Centre national de coopération au développement (CNCD-11.11.11), Belgique
Centro de Documentación en Derechos Humanos “Segundo Montes Mozo S.J.” (CSMM), Équateur
Centro de Pensamiento Crítico Pedro Paz, Argentine
Centro de Promocion y Formacion en Derechos Humanos, VenezuelaCentre d’Éducation Populaire André Genot (CEPAG), BelgiqueCentre tricontinental-CETRI, Belgique
Centro de Pensamiento Crítico Pedro Paz, Argentine
Circulos bolivarianos socialistas Costa Rica, Costa Rica Clowns Sans Frontières, CanadaCoalition des Acteurs de la Société Civile (CASC), Haïti
Coalition Haïtienne au Canada contre la Dictature en Haïti (COHCCDH), Canada
Codepink, États-Unis
Collectif 35 des amis d’Haïti, France
Collectif Haïti de France (CHF), France
Collectif Régional pour la Coopération Nord-Sud (CIBELE), Ile de France, France
Collectif Régional pour la Coopération Nord-Sud (CORENS), France
Comité argentino de solidaridad por el fin de la ocupación de Haití, Argentine
Colectivo Tejido de transicionantes por el Valle del Cauca, Arturo Escobar, Colombie Colonialism Reparation, Italie
Comitê anti-imperialista general Abreu e Lima, Brésil
Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa, Mexique
Comité Democrático Haitiano en Argentina, Argentine
Comité Dominicano de Derechos Humanos, République Dominicaine
Commission altermondialisation et solidarité internationale de Québec solidaire, Canada Commission Haïtienne pour le Respect des Droits Humains (CHREDHU), Haïti
Commission Épiscopale Nationale Justice et Paix (CE-JILAP), Haïti
Comité Catholique Contre la Faim et pour le Développement – Terre Solidaire (CCFD-Terre Solidaire), France
Comuna Caribe, Puerto Rico
Comunidad Cristiana Vanguardia Obrera, Espagne
Comuniste de Catalunya, Espagne
Confederación Intersindical Galega (CIG), de Galiza, Espagne
Confédération des Syndicats Chrétiens (ACV-CSC), Belgique
Confédération des Travailleurs et Travailleuses des Secteurs Public et Privé (CTSP), Haïti Confédération des Travailleurs Haïtiens (CTH), Haïti
Congreso de los Pueblos – Capítulo Chile, Chili
Conseil National des Comités Populaires (CNCP), Martinique
Diaspora Africaine de Belgique (DAB), Belgique
Diaspora Togolaise de Belgique (DTB), Belgique
Diálogo 2000-Jubileo Sur, Argentine
ECOSUR, Ecología, Cultura y Educación desde los Pueblos del Sur, Argentine
Encuentro Belgian Latin America Network, Belgique
Enfant Haïtien France Action (EHFA), France
Entraide et Fraternité, Belgique
Europe Écologie Les Verts, France
Europe solidaire sans frontières (ESSF), France
Fédération Nationale des Travailleurs en Education et en Culture (FENATEC), Haïti Fédération Nationale des Syndicats en Éducation (FENASE), Haïti
Fédération générale du travail de Belgique (FGTB) fédérale, Belgique
Fédération générale du travail de Belgique (FGTB) wallonne, Belgique
Fédération des organisations paysannes pour l’intensification agricole et la promotion de l’agriculture familiale (FOP-SIPAF) du sud Kivu, République démocratique du Congo Fédération syndicale unitaire (FSU), France
Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM), UruguayFIAN Belgium – Pour le droit à l’alimentation, Belgique Fondation Frantz Fanon, FranceForum Nord Sud asbl, Belgique
Frères des Hommes, Belgique
France Amérique latine (FAL), FranceFrente Nacional de Luta Campo e Cidade (FNL), Brésil
Fuerza de la Revolucionmanuelj (FR), République dominicaine
Fundación Embajada de Derechos Humanos, Venezuela
Fundación para la Promoción de los Derechos Humanos y Justicia de Paz, Équateur Fundación Vivian Trías. Uruguay
Geomoun, Belgique
Grandir en Haïti, France
Groupe d’économie solidaire du Québec, Canada
Groupe d’Appui aux Rapatriés et Réfugiés (GARR), Haïti
Grupo « Solidair met Guatemala », Belgique
Grupo de apoyo a la solidaridad de Haití (Grash), Espagne
Grupo de Trabajo CLACSO “Crisis, respuestas y alternativas en el Gran Caribe”, Amérique latine
Haiti Support Group, Grande-Bretagne
Hoopvoorhaiti, Belgique
IFSI-ISVI, Coopération syndicale internationale, Belgique
Informationsstelle Lateinamerika (ILA), Allemagne
Initiative Artisans, Haïti
Initiative Patriote Marien (IPAM), Haïti
Iraqi Social Forum, Iraq
Institut de Technologie et d’Animation (ITECA), Haïti
Ligue des droits de l’Homme (LDH)-France, France
Lyon Haïti Partenariats, France
Marcha Mundial de las Mujeres Macronorte, Pérou
Medico international, Allemagne
MISEREOR, Allemagne
Mouvement Ouvrier Chrétien (MOC), Belgique
Movimiento Rebelde, République dominicaine
Movimiento de Integración y Emancipación de Derechos Humanos del Sur, Venezuela
Nègès Mawon, Haïti
Nou Pap Domi, Haïti
Observatorio de la Riqueza Padre Arrupe, Argentine
Ongd AFRICANDO, Espagne
Organizaciones libres del pueblo-resistir y luchar, Argentine
Osjosma vzw, Belgique
Other News, Italie
Parti de la Gauche Européenne, Europe
Partido por la Victoria del Pueblo, Uruguay
Partido Comunista Revolucionario del Uruguay, Uruguay
Partido de la Refundación Comunista – Izquierda Europea, Italie
Pazapas ASBL, Belgique
Pèp Lib vzw, Belgique
Plateforme haïtienne de plaidoyer pour un développement alternatif (PAPDA), Haïti Plateforme altermondialiste, Canada
Plateforme Haïti.be, Belgique
Plate-Forme Haïti de Suisse (PFHS), SuissePlateforme Nationale des Syndicats des Institutions Publiques (PLANSIP), Haïti Pour une Ecologie Populaire et Sociale (PEPS), France
Rasanble pou’n Chanje Lavi’n (RaCh-Lavi’n), Haïti
Red de Solidaridad con Chiapas de Buenos Aires, ArgentineRegroupement des Haïtiens vivant à Montréal contre l’occupation d’Haïti (REHMONCO), Canada
Relais France-Europe de la Fondation Max CADET d’Haïti, France
Réseau National de Défense des Droits Humains (RNDDH), HaïtiRéseau Sud-Est de Défense des Droits Humains (RESEDH), Haïti School of the Americas Watch (SOAW), Amérique latine
Secours Catholique – Caritas France, France
Service Œcuménique d’Entraide, FranceServicio Paz y Justicia – SERPAJ, Argentine
Socialist Revolutionary Workers Party (SRWP), Afrique du Sud
Solidarite Fanm Ayisyèn (SOFA), Haïti
Solidaridad Dominicana con Haití, République dominicaine
South African Federation of Trade Unions (SAFTU), Afrique du Sud
Suteba de La Matanza, Argentine
Tet Kole Ti Peyizan Ayisyen, Haïti
Ti Gout Dlo en Haïti, Belgique
Tysea – Hoop voor Haïti, Belgique
Union de Vecinos, États-Unis
Union juive française pour la paix (UJFP), France
Union Nationale des Normaliens/nes et Educateurs/trices d’Haiti (UNNOEH), Haïti Vlaams Haïti Overleg, Belgique
Vision pour une nouvelle société haïtienne (VINOUSH), France
Women’s All Points Bulletin, WAPB, États-Unis
WSM – We social movements, Belgique

NOTAS DE PIE

(1) Estados Unidos, Canadá, Alemania, España, Brasil, Francia, la Unión Europea (UE), la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Representante Especial del Secretario General de la ONU.

(2) Resolución del Parlamento Europeo, de 20 de mayo de 2021, sobre la situación en Haití (2021/2694(RSP))

Texto recibido de forma directa

stopsilencehaiti@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s