El primer ministro interino de Haití confirma la petición de tropas estadounidenses al país

Los haitianos agitan sus pasaportes al grito de “¡Ayuda, refugiado!”, mientras se reúnen frente a la embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe, Haití, el viernes 9 de julio de 2021. Una gran multitud se reunió frente a la embajada en medio de rumores en la radio y las redes sociales de que Estados Unidos entregará visas de exilio y humanitarias, dos días después de que el presidente haitiano Jovenel Moise fuera asesinado en su casa. (AP Photo/Joseph Odelyn)

JOSHUA GOODMAN, ASTRID SUÁREZ, EVENS SANON y DÁNICA COTO
Hace 13 minutos

PUERTO PRÍNCIPE, Haití (AP) – El gobierno interino de Haití dijo el viernes que solicitó a Estados Unidos el despliegue de tropas para proteger la infraestructura clave mientras intenta estabilizar el país y preparar el camino para las elecciones tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

“Definitivamente necesitamos asistencia y hemos pedido ayuda a nuestros socios internacionales”, dijo el primer ministro interino Claude Joseph en una entrevista con The Associated Press, declinando dar más detalles. “Creemos que nuestros socios pueden ayudar a la policía nacional a resolver la situación”.

Joseph dijo que estaba consternado por los opositores que han intentado aprovechar el asesinato de Moïse para hacerse con el poder político -una referencia indirecta a un grupo de legisladores han declarado su lealtad y han reconocido a Joseph Lambert, el jefe del desmantelado senado de Haití, como presidente provisional y a Ariel Henry, a quien Moïse designó como primer ministro un día antes de ser asesinado, como primer ministro.

“No me interesa una lucha de poder”, dijo Joseph en la breve entrevista telefónica, sin mencionar a Lambert por su nombre. “Sólo hay una forma de llegar a la presidencia en Haití. Y es a través de las elecciones”.

Joseph habló apenas horas después de que el jefe de la policía de Colombia dijera que los colombianos implicados en el asesinato de Moïse fueron reclutados por cuatro empresas y viajaron a la nación caribeña en dos grupos a través de la República Dominicana. Mientras tanto, Estados Unidos dijo que enviaría a altos funcionarios del FBI y de Seguridad Nacional para ayudar en la investigación.

El jefe de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, dijo que se ha detenido a 17 sospechosos del descarado asesinato de Moïse, que ha conmocionado a una nación que ya se tambalea por la pobreza, la violencia generalizada y la inestabilidad política.

A medida que la investigación avanzaba, el asesinato adquirió el aire de una complicada conspiración internacional. Además de los colombianos, entre los detenidos por la policía había dos estadounidenses de origen haitiano, que han sido descritos como traductores de los atacantes. Algunos de los sospechosos fueron detenidos en una redada en la embajada de Taiwán, donde se cree que se refugiaron.

En una conferencia de prensa en Bogotá, la capital de Colombia, el general Jorge Luis Vargas Valencia dijo que cuatro empresas habían participado en el “reclutamiento, la reunión de estas personas” implicadas en el asesinato, aunque no identificó a las empresas porque sus nombres aún estaban siendo verificados.


Dos de los sospechosos viajaron a Haití vía Panamá y República Dominicana, dijo Vargas, mientras que un segundo grupo de 11 llegó a Haití el 4 de julio desde República Dominicana.

En Washington, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que altos funcionarios del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional serán enviados a Haití “tan pronto como sea posible para evaluar la situación y cómo podemos ser capaces de ayudar.”

“Estados Unidos sigue comprometido y en estrechas consultas con nuestros socios haitianos e internacionales para apoyar al pueblo haitiano tras el asesinato del presidente”, dijo Psaki.

Tras la petición de Haití de tropas estadounidenses, un alto funcionario de la administración reiteró los comentarios anteriores de Psaki de que la administración está enviando funcionarios para evaluar cómo puede ser más útil, pero añadió que no hay planes para proporcionar asistencia militar en este momento.

Estados Unidos envió tropas a Haití tras el último asesinato presidencial en el país, el del presidente Vilbrun Guillaume Sam en 1915 a manos de una turba enfurecida que había asaltado la embajada francesa donde se había refugiado.

En Haití, el Jefe de la Policía Nacional, Léon Charles, dijo que otros ocho sospechosos seguían en libertad y se les buscaba para

El juez de instrucción Clément Noël declaró al periódico francófono Le Nouvelliste que los haitianos estadounidenses detenidos, James Solages y Joseph Vincent, declararon que los asaltantes sólo tenían previsto detener a Moïse, no matarlo. Noël afirmó que Solages y Vincent actuaban como traductores de los atacantes.

El mismo periódico citó al fiscal de Puerto Príncipe, Bed-Ford Claude, diciendo que había ordenado a una unidad de investigación del Cuerpo Nacional de Policía que interrogara a todos los agentes de seguridad cercanos a Moïse. Entre ellos, el coordinador de seguridad de Moise, Jean Laguel Civil, y Dimitri Hérard, jefe de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional.

“Si son responsables de la seguridad del presidente, ¿dónde han estado? ¿Qué ha hecho para evitar este destino del presidente?” dijo Claude.

El ataque, que tuvo lugar en el domicilio de Moïse antes del amanecer del miércoles, también hirió gravemente a su esposa, que fue trasladada a Miami para recibir tratamiento.

Joseph asumió el liderazgo con el respaldo de la policía y el ejército y declaró el “estado de sitio” durante dos semanas. Puerto Príncipe ya estaba en vilo por el creciente poder de las bandas que, sólo el mes pasado, desplazaron a más de 14.700 personas al incendiar y saquear viviendas en una lucha por el territorio.

La matanza paralizó la capital, habitualmente bulliciosa, pero Joseph instó al público a volver al trabajo.

Vargas ha prometido la plena cooperación de Colombia, y las autoridades de ese país identificaron a 13 de los 15 colombianos implicados en el ataque como miembros retirados del ejército, 11 capturados y dos muertos. Sus rangos van desde teniente coronel hasta soldado.

El comandante de las Fuerzas Armadas de Colombia, general Luis Fernando Navarro, dijo que habían dejado la institución entre 2018 y 2020.

“En el mundo criminal existe el concepto de asesinato por encargo y eso es lo que ocurrió: contrataron a algunos miembros de la reserva (del Ejército) para este fin y tienen que responder penalmente por los hechos que cometieron”, dijo el general retirado del Ejército colombiano Jaime Ruiz Barrera.

Altos cargos de las fuerzas de seguridad colombianas viajarán a Haití para ayudar en la investigación.

Los soldados colombianos, formados en Estados Unidos, son muy reclutados por las empresas de seguridad privada en las zonas de conflicto mundial debido a su experiencia en una guerra de décadas contra los rebeldes izquierdistas y los poderosos cárteles de la droga.

La esposa de un ex soldado colombiano detenido dijo que fue reclutado por una empresa de seguridad para viajar a la República Dominicana el mes pasado.

La mujer, que se identificó sólo como “Yuli”, dijo a la emisora colombiana W Radio que su marido, Francisco Uribe, fue contratado por 2.700 dólares al mes por una empresa llamada CTU para viajar a la República Dominicana, donde le dijeron que proporcionaría protección a algunas familias poderosas. Dice que la última vez que habló con él fue el miércoles a las 10 de la noche -casi un día después del asesinato de Moïse- y le dijo que estaba de guardia en una casa donde él y otras personas se alojaban.

“Al día siguiente me escribió un mensaje que parecía una despedida”, dijo la mujer. “Estaban huyendo, habían sido atacados. … Ese fue el último contacto que tuve”.

La mujer dijo que sabía poco de las actividades de su marido y que ni siquiera sabía que había viajado a Haití.

Uribe está siendo investigado por su presunta participación en ejecuciones extrajudiciales cometidas por el ejército colombiano entrenado por Estados Unidos hace más de una década. Los registros de los tribunales colombianos muestran que él y otro soldado fueron acusados de matar a un civil en 2008, al que luego trataron de presentar como un criminal muerto en combate.

La CTU en cuestión podría ser CTU Security en Miami-Dade. La empresa tiene dos direcciones listadas en su sitio web. Una era un almacén cerrado sin ningún signo que indicara a quién pertenecía. La otra es una simple oficina bajo el nombre de otra empresa, donde la recepcionista dice que el propietario de la CTU viene una vez a la semana para recoger la comida y celebrar alguna que otra reunión.

Solages, de 35 años, se describió a sí mismo como “agente diplomático certificado”, defensor de los niños y político en ciernes en una página web, ahora eliminada, de una organización benéfica que inició en 2019 en el sur de Florida para ayudar a los residentes de su ciudad natal, Jacmel, en la costa sur de Haití.

Solages también dijo que había trabajado como guardaespaldas en la Embajada de Canadá en Haití, y en su página de Facebook, que también fue retirada tras la noticia de su detención, mostraba fotos de vehículos militares blindados y una imagen de sí mismo frente a una bandera estadounidense.

El departamento de relaciones exteriores de Canadá emitió un comunicado en el que no se refería a Solages por su nombre, pero decía que uno de los hombres detenidos por su presunta participación en el asesinato había sido “empleado brevemente como guardaespaldas de reserva” en su embajada por un contratista privado.

Las llamadas a la organización benéfica y a los socios de Solages no obtuvieron respuesta. Sin embargo, un familiar en el sur de Florida dijo que Solages no tiene ningún entrenamiento militar y no cree que haya estado involucrado en el asesinato.

“Siento que mi hijo mató a mi hermano porque quiero a mi presidente y quiero a James Solages”, dijo Schubert Dorisme, cuya esposa es tía de Solages, a WPLG en Miami.

La embajada de Taiwán en Puerto Príncipe dijo que la policía había detenido a 11 personas que intentaron entrar en el recinto a primera hora del jueves. No dio detalles de sus identidades ni del motivo de la irrupción, pero en un comunicado se refirió a los hombres como “mercenarios” y condenó enérgicamente el “cruel y bárbaro asesinato” de Moïse.

“En cuanto a si los sospechosos estuvieron involucrados en el asesinato del presidente de Haití, eso tendrá que ser investigado por la policía haitiana”, dijo la portavoz de Asuntos Exteriores Joanne Ou a The Associated Press en Taipei.

La policía fue alertada por la seguridad de la embajada mientras los diplomáticos taiwaneses trabajaban desde casa. Haití es uno de los pocos países que mantienen relaciones diplomáticas con Taiwán.


Suárez informó desde Bucaramanga, Colombia. Goodman informó desde Miami. El videógrafo de AP Pierre-Richard Luxama en Puerto Príncipe y Johnson Lai en Taipei, Taiwán, contribuyeron.

https://apnews.com/article/business-government-and-politics-colombia-caribbean-haiti-5066fd5e0169cce7df8950843c8d3544/gallery/472ca08dfd544947ae312226766b20fa

Traducción Diálogo 2000, para https://haitinominustah.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s